DEJEMOS DE PREOCUPARNOS POR ESTAS COSAS

Una vez leí un estudio de una persona que se dedicaba al cuidado paliativo de ancianos. Esa mujer decía que las personas, cuando se morían, declaraban que hubieran deseado tener más valentía para haber vivido como ellas querían y no como el resto de personas esperaban de ellas.
Nosotros  todavía estás a tiempo de vivir la vida que quieres tomando las decisiones más adecuadas. Seguro que en nuestra vida tendremos algo que no está funcionando del todo bien. Tal vez es el mejor momento para hacer algunos cambios.
Hagamos la siguiente pregunta: “¿Qué es lo que está fallando en mi vida?”
Una gran parte de nuestra vida es el resultado de aquello en lo que nos hemos enfocado. Si no nos gusta algo, es el momento de elegir algo diferente. No tengamos miedo de dejar de lado nuestras viejas costumbres y empezar de nuevo hoy. Es una nueva oportunidad para reconstruir lo que realmente queremos.
Hay 5 trampas emocionales, pero como es largo, lo dividiré ven los días que vienen:
1) No salir de nuestra zona de confort.

Al salir de nuestra zona de confort, descubrimos de lo que realmente somos capaces. 
Los obstáculos simplemente nos ponen a prueba. Recordemos que las personas más fuertes son las que sienten el dolor, lo aceptan y aprenden de él. 
En nuestras heridas encontraremos la sabiduría y el crecimiento personal.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios