ESCRIBIR LOS PENSAMIENTOS QUE NOS ASALTAN, NOS AYUDA A VIVIR EN EL "AHORA"


Traslademos el pensamiento al papel y dejémoslo ahí. Tiene un efecto liberador.
Ya no hace falta que carguemos con el pensamiento, está en el papel.
Ya lo trataremos en otro momento, cuando hayamos dejado de hacer lo que sea que estemos haciendo.
Cada vez que nos encuentres divagando regresemos al momento presente y centremos nuestra atención en la actividad que estábamos haciendo.
Utilicemos una palabra o frase para regresar al ahora y concentrarnos. Podemos hacerlo mentalmente o en voz alta, según la circunstancia en la que nos encontremos.
Por ejemplo:
Céntrate, David Céntrate“.
Podemos incluso utilizar las manos para enfatizar lo que estamos diciendo o pensando. Ideemos un gesto con las manos que signifique para nosotros “estar centrado en el ahora”.
Por ejemplo, pongamos las manos con las palmas abiertas una frente a la otra, a la altura de nuestro rostro y a unos centímetros de distancia de este y las movemos a la vez con un gesto rápido y corto hacia adelante.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios