ENCONTREMOS NUESTRO MEJOR MOMENTO PARA MEDITAR Y COMENCEMOS CON UN BREVE CALENTAMIENTO

Cual es nuestro mejor momentos para meditar? solamente lo sabremos a través de la práctica.
Cada persona es diferente y por eso debemos elegir los momentos que nos sean más adecuados, cuando sepamos que nadie nos va a molestar.
En general, los momentos de transición, como el amanecer o la puesta del sol, son ideales para meditar.

Algunas personas eligen comenzar su día con una sesión de meditación temprana y a otras les funciona mejor la tarde, una vez que han terminado sus labores.
Nada está escrito y lo importante es que escuchemos a nuestro propio cuerpo y aprendamos a elegir el momento que es más apropiado para nosotros.

Comencemos con un breve calentamiento

Antes de comenzar la sesión de meditación, realicemos algunos ejercicios de estiramiento y respiración para conectarnos con nuestro cuerpo.
De esta manera, lograremos una mejor circulación y sentiremos el cuerpo libre de contracturas y rigidez muscular.

Es muy importante que logremos un estado de relajación, y para esto necesitamos liberar la tensión de los músculos y eliminar la sensación de pesadez.
Háganlo y veremos que meditar es encontrar en nuestro interior un espacio mágico de luz
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios