EL AMOR ES LIBERTAD, PARA PODER CRECER (2)



El amor permite la libertad; no solo la permite, sino que la refuerza. Y todo aquello que destruya la libertad no es amor. Será otra cosa.
El amor y la libertad van juntos, son dos alas de un mismo pájaro.
Siempre que veamos que el amor va en contra de nuestra libertad, debes saber que estamos haciendo otra cosa en nombre del amor.
Permitamos que este sea el criterio a seguir: la libertad es el criterio; el amor nos da libertad, nos hace libre, nos libera.
Y una vez que somos totalmente libre, nos sentimos agradecido a la persona que te ha ayudado. Él nos hace libre, ella nos hace libre, y el amor no se ha convertido en posesión.
Cuando el amor se deteriora se convierte en posesión, celos, lucha por el poder, política, dominación, manipulación; mil cosas, todas ellas horribles.
Cuando el amor se eleva a las alturas, al cielo más puro, es libertad, libertad absoluta.
Si estamos enamorados con ese amor del cual estamos hablando, este amor ayudará a la otra persona a estar integrada. 
Nuestro amor se convertirá en una fuerza cimentadora para la otra persona. A través de nuestro amor, la otra persona se convertirá en un todo, único e individual, porque ese amor le dará libertad.
Bajo el paraguas de ese amor, bajo la protección de ese amor, la otra persona empezará a crecer.
Cariños y sonrisas
Irene
  

Comentarios