COMO CALMAR NUESTRA MENTE Y NUESTRA ANSIEDAD


Tratemos de ver nuestros pensamientos de ansiedad como que estamos haciendo conjeturas sobre hechos.
Nuestra mente siempre está tratando de protegerse mediante la predicción de lo que podría suceder, pero sólo porque algo podría suceder, no significa que lo hará.
Miremos la evidencia objetiva:

¿qué probabilidades hay de que vaya a ocurrir el resultado negativo?
¿Hay algo bueno que podría suceder en su lugar?
¿Y cuál creemos que es más probable que ocurra, basado en la experiencia pasada y otra información que tengamos sobre la situación.
Pensemos en los pensamientos como datos transmitidos a través de nuestra mente, en lugar de que sean la verdad objetiva sobre una situación.
Nuestro cerebro antiguo es hipersensible a la amenaza y el peligro, porque esto mantuvo vivos a nuestros antepasados en la naturaleza. Pero, hoy  no hay mamuts contra los que pelear y algunos de nuestros pensamientos sólo pueden ser reacciones condicionadas y automáticas generadas por un cerebro que está orientado a la supervivencia.
Examinemos estos pensamientos y elijamos si deseamos o no creer en ellos, en lugar de aceptarlos. Eso nos evitará ansiedades
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios