CLAVES CIENTIFICAMENTE PROBADAS PARA SER MÁS FELICES EN EL DÍA A DÍA

Según Mahatma Ghandi la“Felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces, está en armonía”
¿Por qué nos parece tan complicado ser feliz?
Quizás nos sucede que, la famosa “zona de confort” ya no es suficiente, sino que más bien, resulta una “incómoda comodidad”.
O quizás, sólo tenemos esa sensación de que, debe haber alguna manera de que se sienta mejor la vida.
Si es así… ¡Felicitaciones para aquellos que se animan a cuestionarse las cosas y quieren saber como ser feliz, o al menos quieren intentarlo.
Bueno, que nos encontremos aquí, leyendo estas líneas, ya es un buen signo de que estamos dispuest@s a cambiar. ¡Qué bien que así sea, porque acá hay varios tips que ayudan (es un trabajo diario ser feliz ) y que, les voy a dar uno por día para que tengan tiempo de reflexionar  y por ser científicamente probados, si los ponemos en práctica, podremos conseguirlo:
1- PRIMERO, ELIJAMOS SER FELICES, LUEGO  PENSEMOS EN EL COMO SER FELIZ.
Bonnie Ware, trabajó en cuidados paliativos acompañando a pacientes a quiénes les quedaban pocos meses de vida. En este proceso logró concluir que, el arrepentimiento que comúnmente manifestaban esas personas, era: “Ojalá hubiese tenido el valor de vivir una vida propia, no la vida que otros esperaban de mi“.
La vida es una sola y demasiado corta para que esperemos ingenuamente ese momento perfecto, en el cual creemos que la felicidad bajará de algún cielo, e ingresará a nuestra vida en forma de dinero, oportunidad, persona, etc., y que simplemente con abrazar ese instante, juntaremos la fuerza para: ¡empezar a ser feliz!.
No. La felicidad es un viaje mucho más largo que ese, más profundo, y más reconfortante, por cierto.
Es una decisión diaria ser feliz, y cómo cualquier otro hábito, requiere un compromiso constante para internalizarlo.
Entonces, tengamos primero la INTENCIÓN, la predisposición para salir de nuestra zona de confort, calentita y cómoda, para dejar viejas costumbres y pensamientos atrás, y ahora mismo empecemos a realizar simples modificaciones, que irán aportando esa sensación de bienestar y plenitud, que nos permitirán ser más feliz.
Es decir: dejar de buscar la felicidad, y empezar a vivir la felicidad.
Un estudio realizado por June Gruber (psicóloga de Yale), sugiere que buscar constantemente como ser feliz, puede generar angustia.
Esto sucede cuando quienes la buscan, lo hacen pensando en que todo lo que se sugiere realizar para alcanzar la felicidad, DEBE de hecho hacerlos felices, y no saben lidiar con la frustración, si los resultados no aparecen en tiempo y forma.
La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida, y no siempre se lo consigue por arte de magia.
Podemos empezar ahora mismo realizando simples cambios como: perdonar, dejar ir, relajarse (no podemos controlarlo todo), prioricemos la paz y no siempre tener la razón (es mucho más saludable), sonriamos un poco más, digamos gracias, no nos presionemos, comamos despacio y disfrutemos cada bocado, etc. (etc = el resto de los 6 puntos del artículo)

Comentarios