OTRA CREENCIA IRRACIONAL: "NECESITO UN TRABAJO SEGURO PARA SER FELIZ"

Otro tipo de creencia irracional muy extendida es la siguiente “necesito un trabajo seguro para ser feliz”.
Esto no es cierto.
En África y en Asia sin tantas cosas como tenemos aquí son más fuertes emocionalmente. No tener trabajo es un poco malo pero no es el fin del mundo. Tener un trabajo no es necesario para ser feliz.
Lo que nos decimos a nosotros mismos en nuestro diálogo interno tiene que ver con nuestro sistema de valores.
Cuando deseamos mucho algo lo acabamos transformando en una necesidad y nos decimos “quiero mucho algo y si no lo consigo mi vida será un asco”.
Si tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas a partir de aquí lo que tenemos son deseos u objetivos, pero no son necesidades.
El problema es que confundimos deseos con necesidades.
Transformamos deseos en necesidades inventadas.
Cada necesidad que nos creamos nos hace más débiles.
Vamos poniéndonos más pesos y nuestra felicidad va siendo cada vez más difícil: tengo que tener un trabajo, todo me tiene que salir bien, tengo que tener novio/novia…
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios