ABRAMOS NUESTRA MENTE Y LIBERÉMONOS: NUESTRA VIDA ES NUESTRA Y DE NADIE MÁS!!!

Amarnos a nosotros mismos es también abrirnos y liberarnos de ciertos condicionamientos y expectativas que otros han depositado en nosotros.
Nuestra vida es nuestra y nadie la puede vivir por nosotros.
No podemos permitir que nuestra vida transcurra en una especie de burbuja, debemos tratar de superar las ataduras, comprender que solo están en nuestra mente y empezar a conectar con personas o aficiones que no nos habíamos dado la oportunidad de conocer.
Además olvidémonos de las máscaras sociales
Amarse a uno mismo es, como hemos visto en el segundo punto, despojarnos de máscaras y convencionalismos.
No es obligación agradar a todo el mundo: si nos mostramos tal como somos (pero, siempre perfectibles!), muchos sabrán apreciar nuestra honestidad y gustarán de compartir buenos ratos con nosotros.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios