ACEPTARNOS ES TAMBIEN CONOCER NUESTROS LÍMITES PERO, SIEMPRE ARRIESGÁNDONOS

Nadie es perfecto, nadie!
Somos perfectibles pero no perfectos.
Para quererse a uno mismo no es necesario tener aspiraciones y ambiciones irreales, sino más bien luchar día a día por mejorar en lo posible y en una medida racional.
Habrá cosas de la vida que nos gustarán más o menos, y por tanto hay que saber escoger las que nos hacen felices y profundizar en ellas.
Es decir, debemos desarrollar nuestro potencial
La Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner nos explica que cada uno de nosotros posee instintos y talentos naturales que pueden mejorarse si nos lo proponemos.
Una de las claves para desarrollarnos como personas es realizarnos en base a actividades que nos supongan un reto divertido y apasionante.
Tenemos que dejar fluir nuestra creatividad e ingenio para ser concientes del gran potencial que atesoramos.
Y al hacerlo nos arriesgamos a vivir experiencias únicas
¿Cuántas personas tienen una vida gris por el simple hecho de no tomar las riendas de su vida?
Ver pasar los días sin salir de la rutina, de la zona de confort, es una de las maneras de tener una autoestima nefasta.
Tenemos que aprender a arriesgar, sea en el plano sentimental, laboral, o en cualquier otro.
Arriesgar implica liberarse de muchos temores que acarreamos.
Este punto es imprescindible para que nuestra fuerza interior despierte de una vez por todas.
Cariños y sonrisas
Irene

 

Comentarios