DISCUTAMOS CON NUESTRO CEREBRO, ATRAYÉNDOLO HACIA PERSAMIENTOS POSITIVOS

Utilicemos el poder de las preguntas con nuestro cerebro.
La mayoría de nosotros mantiene una conversación mental constante.
Nos hablamos a nosotros mismos durante todo el día y, desafortunadamente, muchas veces estas "conversaciones internas" son negativas.
A menudo están marcadas por culpa sobre el pasado, o preocupación por el futuro.
Esta negatividad puede destruir cualquier indicio de esperanzas que pudieramos tener sobre alcanzar nuestros sueños.
Y cuando le hacemos una pregunta a nuestro cerebro, este tiende a encontrar la respuesta para nosotros.
Y  si nos preguntamos “¿Por qué la vida es tan terrible?”, nuestro cerebro tratará de respondernos en la misma línea negativa.
Lo mismo se aplica a si nos preguntamos “¿Cómo logré ser tan afortunado?”.
Hagámosle preguntas que atraigan su atención hacia pensamientos positivos!
Cariños y sonrisas
Irene

 





Comentarios