LA GRATITUD COMO UNA ACTITUD DE VIDA

El agradecimiento es también una actitud ante la vida.
Tal vez sea el momento de plantearnos ¿qué nos aporta la gratitud? ¿De qué manera influye en nuestras relaciones? Y ¿cuáles son los efectos de ser agradecido?
Cuando nos sentimos agradecidos conectamos con la abundancia en todas sus dimensiones.
No en vano, somos capaces de valorar y apreciar todas aquellas cosas que damos por sentadas cada día.
Cosas tan simples como que al pulsar un interruptor se encienda la luz, o que al abrir la ducha salga el agua caliente.
Un sencillo gesto de cariño, una sonrisa inesperada o un instante de armonía. Lamentablemente, a menudo tendemos a olvidar u obviar aquellas cosas a las que estamos ‘acostumbrados’ y que consideramos ‘aseguradas’.
La gran mayoría de seres humanos solemos centrarnos en todo aquello que nos falta, o en lo que gustaría tener. Vivimos instalados en el deseo y en la expectativa.
Y la dirección de nuestro foco de atención marca nuestras conductas, nuestras actitudes, nuestras metas y en última instancia, nuestra manera de experimentar y de interpretar nuestras circunstancias.
En este escenario, el agradecimiento aparece como un antídoto que nos hace posicionarnos en un lugar mucho más sano y constructivo a la hora de enfrentarnos a los obstáculos que nos pone la vida.
Cariños y sonrisas
Irene
 
 

Comentarios