PASAR LA PÁGINA SIN OLVIDAR

No debemos olvidar sino superar.
Hemos de pasar página de todas esas pérdidas, relaciones, desengaños, malestares, temores, relaciones y heridas sentimentales.
El dolor forma parte de esos malos momentos pero el sufrimiento debe ser gestionado. 
Necesitamos admitir un mal episodio para poder ir dejándolo atrás, poco a poco.
En este sentido, es importante conocer una capacidad llamada resiliencia, de la que hemos hablado varias veces, pero por las dudas les volveré a dar el concepto:
La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal.
Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión.
Esto les permite una sensación de autocontrol frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos.

Cariños y sonrisas
Irene
 


 

Comentarios