LA IMPORTANCIA DE DEDICARNOS A NOSOTROS MISMOS UN TIEMPO

¿Cuántas veces hemos tenido la sensación de que todo va rápido, de que al día le faltan horas o de que estamos estresados, agobiados o que nos sentimos vacíos con el tipo de vida o trabajo que llevamos?
¿Alguna vez nos hemos planteado seriamente cambiar nuestra vida, nuestros hábitos?
Seguramente que, en muchas ocasiones, pero un miedo atroz al que dirán, a sentirnos culpables o simplemente a no querer parar por tener miedo a ver la realidad de lo que no nos gusta de nuestras vidas, nos impide cambiar.

A veces, el no detenernos, el hacer veinte mil cosas al día, evita que reflexionemos.
Es una huida, un cobarde mecanismo de defensa para no enfrentarnos a lo que nos gusta.
Todos deberíamos dedicar un tiempo a nosotros mismos, sin sentir ningún sentimiento de culpabilidad.

Hay que insistir en que, desde nuestra más tierna infancia, deberían educarnos para ello, es decir, para saber descansar, desconectar, reflexionar, hacer un alto en el camino, querernos y cuidarnos a nosotros mismos, porque nosotros, todos nosotros, lo valemos!
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios