Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Varias razones "serias" para sonreir!

Imagen
Te damos varias razones "serias" para sonreir! 1. Reír calma el dolor Un estudio británico ha revelado la importancia de la risa en la tolerancia al dolor. Los voluntarios se sentaron frente a un televisor en el que podían ver capítulos de series como Friends o Mister Bean mientras se les practicaba un torniquete bastante apretado o se les cubría con manguitos congelados. Resultado: la risa espontánea aumenta en un 10% la tolerancia al dolor. 2. Se preocupan por nuestra felicidad Durante una Asamblea General el pasado mes de julio, la ONU adoptó la siguiente resolución: "La felicidad, un enfoque global para el desarrollo". La idea de dicha medida era invitar a los Estados Miembros a enfocar y dirigir sus respectivas polícticas de desarrollo basándose en el bienestar y la felicidad de la población. 3. ¡El optimismo es contagioso! 4 . Si lo dice el Dalaï-Lama... Durante una conferencia que realizó en Finlandia en 2011, el dalaï-lama afirmó: "Soy optimista en relación…

SER OPTIMISTA

Imagen
Hola! cómo están?
Estamos casi convencidos de que el optimismo es el origen de la felicidad. O, al menos, es uno de los ingredientes principales. También estamos casi seguros de que si pensamos que la vida es bella, terminamos por estar convencidos de ello. Ver el vaso medio lleno y no medio vacío nos ayuda, a menudo, a afrontar nuestro día a día con una sonrisa. En resumidas cuentas, tenemos la firme idea de que ser optimistas es esencial para sentirse bien por dentro y por fuera. No nos cabe duda de que no todos somos iguales y de que hay personas más optimistas que otras. En cualquier caso, no siempre resulta sencillo presumir de un optimismo ejemplar ya que, para nuestra información, el optimismo es algo que hay que trabajar. Sin embargo, no es una tarea dificil así que... ¡vengan! Hagamos un pequeño esfuerzo y saquemos todo el optimismo que llevas dentro. De este modo, nos daremos cuenta de que si miramos a nuestro alrededor con buenos ojos, nos daremos cuenta de que estamos rodeado…

Ver lo positivo

Imagen
Hay mucha gente en el mundo convencida de que todos podemos pensar en positivo y que esto nos conducirá, inevitablemente, a una mejor calidad de vida. El optimismo es aprendido –asegura Andrés López Pell, psicólogo, director de la Fundación para la Salud y la Educación (Funsaled) y autor de investigaciones sobre el tema–. Por lo tanto, se mejora a través de distintos recursos, entre ellos, la psicoterapia. Se puede traer un bagaje genético que marque una tendencia o la influencia de aspectos de crianza, pero todo es modificable. El optimismo no es ingenuidad ni fantasía: es un conjunto de expectativas respecto del futuro que nos permite interpretar verazmente la realidad. Si la canoa se está hundiendo, se está hundiendo. El punto es no llorar, sino intentar nadar (o aplicar otro recurso, que siempre existen) para ponerse a salvo." Hugo Hirsch, director del Centro Privado de Psicoterapias (CPP), dice que ver el vaso medio lleno o medio vacío no es otra cosa que un hábito, y que un…

Práctica anti-preocupación

Imagen
Quizás una de las cosas más importantes de recordar para disminuir nuestro nivel de preocupación es que no todo está en nuestras manos.
De hecho, tenemos control sobre una ínfima parte de la realidad.
 Si renunciamos por un momento a la ilusión de control, sabemos que lo mejor que podemos hacer es alinearnos con la vida, tal como un buen médico que sabe que en realidad no es él el que cura al paciente sino que lo único que puede hacer es facilitar las condiciones para que el cuerpo se sane a sí mismo.
Hay una especie de fe que está en juego en esta actitud, no una fe ciega en una creencia, sino que una fe que nace de la observación de que hay una sabiduría inherente en todo lo vivo. Esta fe puede entenderse como “abrirse a la gracia“, o  abrirse a aquello que nos es dado más allá de nuestros esfuerzos y cálculos personales.
El psicoterapeuta budista David Brazier comenta: “La gracia es la clave de la felicidad. Cuando ocurren cosas negativas, si confiamos en la gracia, podemos permanec…

Sembremos paz y confianza

Imagen
Siguiendo con el tema de la preocupación, a veces las preocupaciones se manifiestan como imágenes catastróficas del futuro, otras veces como una voz dura que establece juicios categóricos y predice fracasos.
Estas imágenes y voces muchas veces tienen una cualidad obsesiva, repitiéndose como un disco rayado en nuestra cabeza.
Cuando estamos preocupados no podemos ver nuestros pensamientos como pensamientos ni nuestras emociones como emociones, sino que las preocupaciones se transforman en los lentes invisibles a través de los cuales percibimos la realidad.
En el ámbito de las relaciones interpersonales, las preocupaciones generan una distancia que es bastante evidente para cualquiera que ha pasado tiempo con alguien con tendencia a preocuparse. Las preocupaciones nos ausentan y aislan en un mundo hipotético, el cual se vuelve más real que la realidad, pues a menudo acabamos percibiendo en los demás y en el mundo lo que más tememos. Además, como nuestra conciencia está profundamente ent…

LA PREOCUPACIÓN

Imagen
Una de nuestras maneras más habituales de perder energía y equilibrio es preocupándonos por cosas sobre las cuales no tenemos control. El mismo término "pre-ocupación" sugiere lo insostenible e infructoso de este hábito mental: simplemente no podemos ocuparnos de las cosas antes de que llegue su tiempo. Claro, podemos fantasear sobre ellas, planificarlas, prepararlas, ensayarlas, pero sólo podemos ocuparnos de cada cosa cuando llega su momento. Tal como no podemos rehacer algo que ya se hizo, no podemos “prehacer” algo que aún no se ha hecho, y como estamos constantemente surfeando en la cresta de la ola del presente, necesitamos de todo el cuerpo, y no solo de nuestra cabeza, para equilibrarnos en la tabla y entrar en el ritmo del mar. Entrar en ese ritmo orgánico utilizando la sabiduría de todo el cuerpo es parte de la sabiduría que debemos cultivar a diario.

No perdamos el tiempo!!!!!

Imagen
Siquiendo con el tema de ayer, hoy hablemos de como escapar de las cosas que nos hacen perder el tiempo:
* escapemos de las tentaciones * saquemos el mejor provecho a las horas principales del día * pogámonos metas reales * Trabajemos en nuestra confianza * comamos y durmamos bien  * Creemos una rutina * Saquemos provecho de las tareas más duras. Escapemos de las tentaciones Si estamos luchando contra esos elementos, es probable que sea hora de distanciarse de ellos. Fuera de la vista, fuera de la mente. Escondamos las tentaciones Igual que en una dieta, es más fácil desintoxicarse si nos alejamos de las cosas pocos saludables. Dejemos los aperitivos en la cocina mejor que en nuestra mesa, apaguemos el teléfono y mantengamos nuestro puesto de trabajo limpio. Mantenerse alejado de páginas web que nos pueden distraer, sin embargo, puede ser más difícil si nuestra herramienta de trabajo es una computadora. “Recomiendo que las personas tengan dos personalidades: su personalidad del trabajo, su “Dr. …

Cómo dejar de postergar las actividades

Imagen
No pongamosexcusas, como:
“Trabajo mejor bajo presión"
“Me concentro mejor cuando tengo poco tiempo”. “Tengo que hacer esto antes de ponerme con aquello”. ¡Dejemos de ponernos excusas a nosotros mismos! Si perdemos el tiempo, realmente perdemos s el tiempo, y mentirnos a nosotros mismoa no ayudará a solucionar el problema. Reconocer que lo hacemos es el primer paso para superarlo. No nos sintamos culpables. Lo mejor es que anotemos las cosas que necesitamos mejorar. ¿Cuándo tenemos más tendencia a perder el tiempo? ¿Por qué lo hacemos? ¿Qué hacmoes durante ese tiempo? “La televisión sigue siendo la reina”, dice Piers cuando le preguntamos cuál es la actividad que más nos hace perder el tiempo, “pero Internet cada vez se acerca más Cuanto más pospongamos las cosas importantes que tenemos que hacer, más estresados estaremos. “Luchar contra la postergación significa divertirse más,” declara Piers. “De este modo podremos salir antes del trabajo y hacer otras cosas. No nos damos cuenta de tod…

Dejemos de postergar las cosas y empecemos a actuar!

Imagen
¿Dejamos todo para el último minuto y entregamos nuestros proyectos a última hora? O estamos en la casa y vamos posponiendo aquellas tareas que menos nos gustan?
¿Es así? Entonces somos de los que  dejamos todo para última hora. Pero no nos preocupemos, todos lo somos hasta cierto punto. Postergar las cosas es normal, según asegura el psicólogo Dr. Piers Steel, cuyo libro Procrastinación. Por qué dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy, él explora en profundo este fenómeno. Dicho esto, todos podemos trabajar para reducir el tiempo que desperdiciamos y reducir su impacto en nuestras vidas, tanto en casa como en el trabajo. Piers nos dice por qué y cómo dejar de postergar las cosas para aumentar nuestro tiempo útil y nos da algunos consejos para dejar de postergar las cosas y empezar a actuar... ¡desde ya! Por qué lo hacemos Piers Steel dice que hay muchas razones por las que posponemos las cosas. “Pero el más común es simplemente que somos impulsivos”, afirma. “Nos gusta el presente mu…

ACEPTAR LOS FRACASOS Y APRENDER

Imagen
Es archiconocida la frase “el conocimiento es poder”; pues bien… aceptemos el fracaso como un momento maravilloso de aprendizaje. Hay dos cosas que ganamos cuando aceptamos los fracasos: La primera es que abrimos nuestro corazón a las dimensiones de la humildad. Aceptar un fracaso, es de corazones humildes y, de esta manera, habremos triunfado ante nuestro ego herido, que no soporta ser vencido. La segunda cosa importante que ganamos aceptando el fracaso es que, además del conocimiento y la humildad, la vida nos premiará con la capacidad de ser poderosamente más creativos, más ingeniosos; y siéndolo, tendremos las herramientas más preciadas para resolver los problemas. Las cosas que no hemos resuelto, esencialmente son aquellas que primero hemos “censurado”; es decir, nos hemos autoimpuesto gigantes barreras por lo que nos extralimitamos a resolver situaciones en la vida. Todo esto sucede debido al poco o nulo compromiso con nuestra observación interior. Desarrollemos nuestra genialidad, e…

Seamos aprendices!

Imagen
Un profesional de la psiquiatría, el español Enrique González Duro, comenta en su libro “La Paranoia” que, entre los factores que desencadenan esta actitud de víctima, se encuentran el narcisismo, las frecuentes exposiciones de personas a serias frustraciones y la baja autoestima y dice que “el pensamiento paranoide no tiene en cuenta las razones contrarias, sólo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio, para convertirlo en convicción…” y menciona este ejemplo: “Vi una rosa y quise olerla, pero tuve miedo de ser lastimado”. No estamos diciendo que una persona que culpa de sus fracasos a los demás, aquella que tiene una marcada actitud de víctima, padezca de paranoia; aunque es cierto una persona que asume el papel de víctima, tiene pensamientos paranóides. Reflexionemos: - Somos los únicos responsables de su presente y de futuro. Todo lo que pensamos, sentimos y hacemos es una siembra que, a la corta o a la larga, dará su cosecha. - Aceptar nuestros errores y fracasos, le permi…

APRENDIZ Y VÍCTIMA

Imagen
El pasado es algo vivido; pero no siempre es “experiencia”. Si lo que hemos vivido en el pasado nos causa remordimiento, rencor, miedo a que pase nuevamente, no es eso experiencia.
La “experiencia” es la sabiduría que hemos logrado extraer de esos sucesos y dejar de culpar al mundo por nuestras tantas caídas.
Si estamos permanentemente preguntándonos ¿“Por qué a mi”?, es porque transitamos la vida con sentimientos de “Víctima”.
Reformulemos la pregunta. Preguntémonos: ¿“Para qué”? y convirtamonos en un “Aprendiz de la vida”. Asumamos la responsabilidad sobre nuestros actos.
Entonces, tanto la Víctima como el Aprendiz tienen una pregunta que formularse.
La pregunta de la Víctima, nunca tiene respuestas: ¿Por qué… Por qué a mí?
Y siempre está buscando la manera de responsabilizar a los demás de sus fracasos y desgracias.
La pregunta del Aprendiz: ¿Para qué?, en cambio, SI tiene una respuesta, y es: “para aprender”.
Creerse “víctima” no es un sentimiento. Es una “MALA ACTITUD”, un comportamient…

RESPONSABILIDAD

Imagen
Por lo general, buscamos la manera de librarnos de culpas, señalando a otras personas como las responsables de todos aquellos sucesos que no nos han salido como quisimos. O bien, cuando no nos queda otra alternativa: decimos: ¡“la culpa es de todos”!… ¿Será que “mal de muchos, consuelo de tontos”?. Un proverbio chino muy conocido dice: “Por culpa de un clavo se cayó la herradura. Por culpa de la herradura se perdió un caballo. Por culpa de un caballo no llegó el mensaje. Por culpa del mensaje que no llegó, se perdió la guerra”. El rencor y los resentimientos, sin duda, nacen cuando culpamos. Y la culpa, es el pretexto o la escusa ideal, para disfrazar nuestra incapacidad para asumir la responsabilidad de nuestros errores cometidos. Lo triste de esto es que “echar la culpa” se ha convertido en una cultura enraizada de la sociedad en la que vivimos.
Por lo tanto, yo les pido, que desde hoy se hagan responsables de sus actos (que es muy distinto a decir culpables de sus actos)
Mañana seguimos …

"¡Soy únic@!"

Imagen
Digamos en voz alta: "¡Soy único!" Otro aspecto a tener en cuenta es que todos somos preciosos, tenemos una gran fortaleza y merecemos creer que somos perfectos tal y como somos. Y es que a menudo escuchamos a otros acerca de lo que deberíamos hacer o pensar hasta el punto de querer ser como los demás nos dicen. Pero no hagamos caso. Dejemos de pensar así porque todas somos únic@s. Esto quiere decir que no vamos a vivir nuestra vida como deseamos ni vamos a ser feliz con nosotros mismos hasta que no dejemos que nadie nos haga perder la fe en nosotros. Todas tenemos nuestras metas y aspiraciones, y es normal que cambien a medida que crecemos, pero solo si nosotros mismos cambiamos de idea. ¡No nos sintamos presionados por nadie! Tomemos las riendas Nadie dijo que ser uno mismo fuera siempre fácil, y más si recibimos críticas de nuestro entorno sobre lo que se espera de nosotros. Pero tenemos que tomar las riendas de nuestra vida, que es nuestra y de nadie más. Así que empecemos a…