martes, 28 de febrero de 2017

DEJEMOS DE INTENTAR GUSTAR A TODOS

Gustar a todo el mundo es imposible, y solamente terminaremos exhaustos.
Una de las lecciones más importantes que he aprendido en mi vida es que no se puede gustar a todo el mundo.
Eso implica que muchas veces no conseguiremos gustar a quienes deseamos llegar y otras veces significará que recibiremos críticas, algunas de ellas nada constructivas y envueltas en palabras “poco educadas” (por decirlo finamente).
Ya lo dice el budismo: intentar gustar a todo el mundo nos hará infelices; y si bien es cierto que el sufrimiento es inherente al ser humano, también lo es que hay medidas paliativas que nos hacen más llano el camino.
La más importante es tomar conciencia que es la opinión de quien la emite.
Otro pensará lo contrario.
La crítica suele estar más relacionada con el que la lanza que con el que la recibe: a menudo, quien critica se confiesa. Confiesa sus temores, sus inseguridades, sus frustraciones.
Pero hacer sonreír a una persona, a esa persona especial sí puede cambiar el mundo. Quizá no el mundo entero, pero sí una parte de él: enfocarse en esa parte es el secreto.
Cariños y servicios
Irene

 


lunes, 27 de febrero de 2017

DEJEMOS DE CULPAR A LOS DEMAS DE NUESTROS PROBLEMAS

Cada vez que creemos que los demás son los “culpables” de lo que ocurre en nuestra vida, estamos arrojando nuestra “participación” debajo de una alfombra.
Estamos diciendo que nuestra vida es un escenario en el que no queremos estar.
La capacidad de alcanzar tus sueños depende de nuestra capacidad de hacernos responsable de nuestra vida.
Cuando culpamos a los demás de lo que nos pasa, estás rechazando esta responsabilidad: Le damos poder a otros sobre una parte de nuestra vida.
Echarle la culpa a los demás es lo más gratificante en aquellos momentos de desesperación! Es comodísimo!
Cuando nos enfrentamos a conflictos en las relaciones, a nadie le gusta asumir la culpa… y por eso recurrimos a echársela a los demás.
A nosotr@s nos quedará argumentar nuestro papel de pobrecit@s, de mendigar suerte al mundo y de sufrir por haber caído en una trampa.
Pero, ¿qué ganamos con eso? ¿Para qué queremos ser mártires? ¿Acaso esa es nuestra misión en el mundo? ¡Por supuesto que no!
Nada, absolutamente nada de lo que nos sucede, tiene que ver con los demás. TODO pasa por nuestro pensamiento.
Sé que resulta difícil de entender (y más si estamos pasando por un momento de dolor, traición, separación o desamor…) pero todo lo que sentimos ahora mismo, es generado por nuestra cabeza.
Somos los responsables de  nuestro bienestar y de nuestro malestar.
Sólo  nosotr@s tenemos autoridad en nuestra vida, y nadie más.
La buena noticia es que si descubrimos por qué actuamos de tal o cual forma, pronto dejaremos de arrojar “mugre” hacia fuera, y podremos limpiarnos de tóxicas emociones que nos atan en la vida.
Cariños y sonrisas
Irene

domingo, 26 de febrero de 2017

DEJEMOS DE ACTUAR COMO SI TODO ESTUVIERA BIEN CUANDO NO LO ESTÁ

Está bien quebrarse de vez en cuando, no tenemos que pretender ser fuerte, no hay necesidad de probarle a nadie que todo está perfectamente todo el tiempo.
Daniel Goleman (autor de La inteligencia Emocional) dice que todos compartimos la tendencia a la negación, que es una estrategia que nos queda emocionalmente cómoda porque nos protege del sufrimiento que se deriva del hecho de reconocer las verdades más crueles.
Es una actitud defensiva, en suma, que puede adoptar muchas formas: minimizar los hechos, ignorar información importante, racionalizar y buscar "buenas excusas",  recursos todos ellos que cumplen la función de esconder nuestra realidad emocional
No deberíamos preocuparnos lo que los demás piensan.
Lloremos si lo necesitamos, es saludable dejar fluir esas lágrimas.
Cuanto más pronto lo hagamos, más pronto seremos capaces de sonreír de nuevo, sonreír de verdad.
Cariños y sonrisas
Irene
 


sábado, 25 de febrero de 2017

NO ELIJAMOS EL CAMINO MÁS FÁCIL

La vida no es fácil, especialmente cuando planeamos realizarnos en algo que vale la pena.
No tomemos la alternativa más fácil siempre, hagamos cosas extraordinarias.
Cuando creamos que esta vez no hay salida, sólo seamos pacientes.
Resultado de imagen de no elijamos el camino mas facilTropecemos!. Caigámonos! Respiremos! Miremos hacia arriba! Volvámonos a levantar!
Y continuemos caminando!
Porque quedarse en el suelo y lamentarse por lo que ha sucedido es fácil. No lo hagamos. No elijamos ser fácil. 
Elijamos el camino difícil, aunque está claro, fácil no es.
Elijamos el camino difícil porque nos hará crecer. 
Nos hará madurar. Nos hará pensar. Nos hará llorar y replantearnos toda nuestra vida.
Nos hará desvelarnos y a veces ni nos dejará comer.
Pero lo que también hará, y aquí viene lo mejor, es hacernos disfrutar cada éxito como si no existiera nada más.
Como si fuéramos los reyes del mundo!
Porque aunque ahora creamos que no, y que no está hecho para nosotros, el camino difícil es el que nos hará felices.
El que nos volverá una persona capaz, de eso y más.
Nos hará un valientes, y olvidémonos del miedo, toda persona que se considera valiente también lo tuvo; es más, fue precisamente eso, el miedo, quien le regaló tal valentía.
Así que quedémonos. Permanezcamos.
No vayamos a ningún lado, y menos al camino fácil.
Elijamos el difícil.
Gritemos. Enojémonos. Digamos que todo es una porquería, pero cuando se nos pase la 
bronca recordemos que nosotros no elegimos lo fácil.
Que eso lo puede hacer cualquiera. Y nosotros no lo somos!
Cariños y sonrisas
Irene



 

 

viernes, 24 de febrero de 2017

DEJEMOS DE INTENTAR QUE LAS COSAS SEAN PERFECTAS

El mundo real no recompensa a los perfeccionistas, recompensa a las personas que hacen las cosas en tiempo y forma.
Buscar la perfección en todo lo que hacemos es una actitud que se convierte en un arma de doble filo.
Nuestro propio afán por hacer las cosas “bien” nos hace estar excesivamente tensos en situaciones que no lo requieren.
Los perfeccionista a pesar de las apariencias, son un tremendos inseguros.
La búsqueda constante de la perfección los lleva a la obsesión por tener el control de las cosas con la ilusión de que así serán reconocidos.
Ven en su conducta una forma de alejarse de la mediocridad, creen que deben ser perfecto para que los demás le acepten.
Si comete algún fallo, su autoestima se viene abajo.
La rigidez de su conducta es un intento de ocultar su "supuesta" imperfección, el  complejo de parecer torpe, incapaz o indigno de ser querido,.
Le resulta muy difícil reconocer sus errores. Teme anticipadamente el rechazo de los demás por eso, reacciona a la defensiva y se irrita ante la más mínima crítica.
“Nada merece hacerse a menos que sea perfecto” es el lema de los perfeccionistas.
Creen que la vida es el arte de hacer un dibujo sin goma de borrar.
Es importante reconocer esta parte de nosotros, moderar nuestras exigencias y tratarnos con mucho más cariño, apoyo y comprensión.
Si sabemos que no se dan ni las relaciones, ni las acciones, ni las personas perfectas seremos más felices en nuestras vidas.
Cariños y sonrisas
Irene
 


 
 
 


jueves, 23 de febrero de 2017

DEJEMOS DE ENVOLVERNOS EN RELACIONES POR LAS RAZONES EQUIVOCADAS

Las relaciones deben ser escogidas sabiamente.
“Mejor sola que mal acompañada”, decía mi abuelita.
No hay necesidad de apresurarse, si algo debe ser lo será a su debido tiempo, con la persona adecuada y el momento debido.
Elijamos cuando estemos listos, no cuando nos sintamos solos o aburridos o sintamos la ansiedad del paso del tiempo.
Y eso es válido tanto para un amor como para una amistad
Cariños y sonrisas
                                                                     Irene

 

 

miércoles, 22 de febrero de 2017

DEJEMOS DE PASAR POR ALTO LA BELLEZA DE LOS PEQUEÑOS MOMENTOS


Disfrutemos de las cosas pequeñas porque un día miraremos atrás y descubriremos que eran, en realidad, las cosas más grandes.
La felicidad está más cerca de lo que pensamos: disfrutar de los pequeños momentos es la clave para lograr una vida más plena y feliz. La vida está formada por miles de pequeños momentos, acontecimientos minúsculos que, unidos unos a otros, conforman el paso de los días y configuran el aspecto de nuestra vida. La felicidad nos espera ahí, detrás de cada uno de ellos.

La mejor parte de nuestra vida serán las cosas pequeñas, momentos innumerables que invertimos sonriendo a quien nos interesa de verdad
Cariños y sonrisas
Irene


martes, 21 de febrero de 2017

DEJEMOS DE COMPETIR CONTRA TODOS


No nos preocupemos si a otros les va mejor que a nosotros, concentrémonos en romper nuestros propios récords cada día.
El éxito es una batalla entre nosotros y nosotros mismos, sólo eso.
No  nos por tener o atesorar más.
No nos compares con los demás ni compitamos con nadie, salvo con nosotros mismos. 
Hay personas que siempre andan a la carrera y sin aliento. Nada disfrutan y nada les satisface porque siempre encuentran que los demás son mejores o tienen más éxito.
Dejemos ya de correr sin aliento detrás de quimeras y disfrutemos de lo que somos y de lo que tenemos.
Tener una casa con muchas habitaciones y salones, o varios coches lujosos, no conlleva a una mayor felicidad porque el ansia desmedida de atesorar produce una insatisfacción personal mayor, ya que el deseo se hace más insaciable cuanto más se tiene.
Solo compitamos con nosotros mismo procurando ser un poco mejor y más feliz cada nuevo día.
Quien se tiene a sí mismo, es un sabio, se esfuerza en no compararse con nadie porque, además de lo odiosas que son las comparaciones, traumatizan, paralizan y desmotivan.
Cariños y sonrisas
Irene

 

 

 

lunes, 20 de febrero de 2017

DEJEMOS DE HACER SIEMPRE LO MISMO SIN TOMARNOS UN DESCANSO PARA MIRAR ALREDEDOR

Si continuamos haciendo lo mismo, seguiremos obteniendo los mismos resultados.
Hay veces que necesitamos un descanso para ver las cosas más claramente.
Y el tiempo perfecto para tomarnos una pausa es justo cuando no tenemos tiempo para ello.
Si lo que hemos hecho hasta ahora no funciona ¿para qué seguir haciendo lo mismo?
Unas veces por cabezonería y otras hay que reconocer por comodidad.
Nos hemos acomodado a actuar así y no queremos cambiar porque el cambio cuesta.
Es más fácil quejarse.
Cambiar supone un gran esfuerzo porque se tiene que desaprender lo aprendido a través de muchos años.
Aquí vemos, a grandes rasgos, los pasos de la solución de problemas:
– Reconocer que el problema existe
– Definición del problema
– Generación de soluciones alternativas
- Selección de la mejor solución
– Puesta en práctica
– Evaluación del resultado
Pongámoslo pronto en práctica!
Cariños y sonrisas
Irene
 


 

domingo, 19 de febrero de 2017

DEJEMOS DE PERDER NUESTRO TIEMPO EXPLICANDO NUESTRAS RAZONES A LOS DEMAS

Nuestros amigos no lo necesitan, ya nos conocen y seguro que ya saben nuestras razones y nuestros enemigos ni siquiera lo creerán.
Sólo hagamos lo que nuestro corazón  y el actuar ético nos diga que es correcto.
Además,  no podemos convencer a todo el mundo ni gustar a todo el mundo.
Cariños y sonrisas
Irene

 


sábado, 18 de febrero de 2017

DEJEMOS DE PERMITIR QUE OTROS NOS BAJEN A SU NIVEL PORQUE ELLOS NO QUIEREN MEJORAR

Neguémonos rotundamente a rebajar nuestros estándares para adaptarnos a quienes se niegan a elevar los suyos.
No aceptemos la definición de nuestra vida por parte de nadie; definámonos a nosotros mismos.
Tampoco es nada bueno que dejemos que los demás nos guíen y que decidan lo que tenemos que hacer en esta vida. El desarrollo personal comienza por definirse a uno mismo y luchar por lo que queremos
Somos muy poderosos, siempre y cuando sepamos lo poderoso que somos (Yogi Bhajan)
Autoconocimiento es poder.
El problema está en dudar siempre de nuestra potencialidad. Hay que creer en uno mismo.
Cariños y sonrisas
Irene

 

 


viernes, 17 de febrero de 2017

DEJEMOS DE GUARDAR RESENTIMIENTOS

No vivamos nuestra vida con odio en el corazón.
Terminaremos lastimándonos a nosotros mismo más de lo podrían hacerlo las personas a cuales le guardamos resentimiento.
El perdón no es sólo decir: “Está bien lo que me hiciste”, es poder decir: “No voy a dejar que lo que me hiciste arruine mi felicidad para siempre”.
El perdón es la respuesta, dejémoslo ir, encontremos la paz, ¡Liberémonos!
Y recordemos, el perdón no es sólo para las demás personas, también es para nosotros mismos.
Si  es así, perdonémonos a nosotros mismos, superémoslo e intentemos hacerlo mejor la siguiente ocasión.
Cariños y sonrisas
Irene

 


jueves, 16 de febrero de 2017

DEJEMOS DE QUEJARNOS Y DE SENTIR PENA POR NOSOTROS MISMOS

La vida tiene sus altibajos por una razón: para moldear nuestro camino en la dirección correcta para nosotros.
Puede que no veamos o entendamos todo en el momento en que sucede y eso puede ser muy duro.
Pero recordemos los momentos difíciles que ya hemos pasado: Casi siempre nos llevan a mejores lugares, personas, estados mentales o eventualmente a mejores situaciones.
Y cuando lo miramos en retrospectiva, esos momentos difíciles se convierten en una anécdota.
¡Así que sonriamos! Dejemos que todos sepan que hoy somos mucho más fuerte que ayer, y así continuaremos.
Cariños y sonrisas
Irene




miércoles, 15 de febrero de 2017

DEJEMOS DE EVITAR NUEVAS RELACIONES SÓLO PORQUE LAS ANTERIORES NO FUNCIONARON

Muchos decimos el amor no nos da la felicidad porque hemos amado mucho y ese amor nos ha hecho sufrir,
Son personas que asocian el amor con el sufrimiento, y para no sufrir prefieren no amar.
Si nos centramos solo en las consecuencias negativas que nos puede traer empezar una nueva relación no podremos ver las vivencias y emociones positivas que también conlleva. Muchas veces, no somos conscientes del aprendizaje de experiencias anteriores, a pesar de haber sufrido.
Pero, debemos darnos cuenta de que hay un propósito para cada persona que conozcamos.
Algunas personas nos pondrán a prueba, otras nos enseñarán grandes lecciones, pero lo más importante es que algunas sacarán lo mejor de nosotros.
Este aprendizaje nos llevará a saber más exactamente lo que buscamos en otra persona, lo que queremos y lo que no queremos.
Seremos más selectivos y no permitiremos que se repitan errores anteriores... o por lo menos, no de la misma manera!

Cariños y sonrisas
Irene


 

lunes, 13 de febrero de 2017

DEJEMOS DE CREER QUE NO ESTAMOS LISTOS

Nadie se siente 100% preparado cuando una oportunidad se presenta.
Es porque las oportunidades en la vida nos empujan fuera de nuestras zonas de confort, lo que significa que nunca nos sentiremos completamente cómodos en un principio.
Podemos empezar a creer en nosotros mismos y en nuestras habilidades para hacer frente a esa oportunidad, tener coraje de vivir.
Ese coraje que es el que nos hace falta para luchar, para levantarnos todos los días, para salir de la zona de confort y sobre todo para enfrentarnos a nuestros miedos que son los que nos hacen creer que todavía no estamos listos
Hay que vivir!
Cariños y sonrisas
Irene

domingo, 12 de febrero de 2017

DEJEMOS DE SER PASIVOS

No pensemos demasiado las cosas o crearemos un problema que ni siquiera estaba ahí en primer lugar.
Evaluemos las situaciones y tomemos acciones decisivas.
No podemos cambiar cuando nos rehusamos a confrontar las cosas.
El progreso siempre implica riesgo, ¡Punto!
No podemos llegar a segunda base si tenemos un pie en la primera.
Seguramente no somos del todo felices con nuestra vida, nos gustaría cambiar muchos aspectos de ella.
Nos gustaría cambiar de trabajo, de ciudad o luchar por unos sueños que teníamos en mente y nosotros mismos hemos hecho que se desvanezcan.
De pequeños cuando nos preguntaban qué queríamos ser de mayor lo decíamos claramente y totalmente convencidos a lo que queríamos dedicarnos y no visualizábamos ningún impedimento.
Sí, es cierto, hay que ser realistas, pero no ponernos barreras y saber distinguir lo posible de lo verdaderamente imposible.
Y esas barreras de las que hablo las utilizamos continuamente cada día, cada vez que nos viene una idea a la cabeza. Una vez alguien dijo: “lo consiguió porque no sabía que era imposible”.
Si nos aplicásemos esa teoría al día a día seguramente nos iría mejor, tendríamos más autoestima y nuestra vida sería plena.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

sábado, 11 de febrero de 2017

DEJEMOS DE BUSCAR LA FELICIDAD EN LOS DEMÁS


Si no somos felices con quien somos por dentro, no seremos felices en una relación de largo plazo con cualquier otra persona.
Dejemos de esperar cosas de los demás si queremos ser felices; No esperemos que la gente nos respete, si no nos respetamos a nosotros mismos lo suficiente; no nos van a admirar, si no nos admiramos a nosotros mismos.
Debemos decidir en este minuto dejar de buscar en los otros una prueba de que somos guapos/as, fuertes y capaces.
Nadie más debe tener un mayor control de nosotros aquí y el ahora, desechemos la creencia de que nuestra vida será mejor si sólo conociéramos a “la persona adecuada”. Dejemos de depender de los demás para nuestro propio bienestar; cuando nos acostumbramos a depender de otra persona, dejamos de poner suficiente esfuerzo en
cuidar de nosotros mismos.Primero tenemos que crear estabilidad y amor por nosotros mismos, en nuestra propia vida, antes de que podamos compartir la vida con alguien más.
Lo creamos o no, somos seres extraordinarios, no dudemos nunca eso.
Cariños y sonrisas
Irene

viernes, 10 de febrero de 2017

DEJEMOS DE INTENTAR COMPRAR LA FELICIDAD

Dejemos de intentar comprar la felicidad.
Es cierto que tener plata, ayuda a ser felices.
Pero, las últimas investigaciones indican que la riqueza por sí sola no ofrece ninguna garantía de una buena vida.
Mucho más importante que un ingreso alto es cómo se gasta.
Por ejemplo, regalar dinero genera mucha más felicidad en las personas que derrocharlo en sí mismos.
Y cuando lo gastan, las personas son mucho más felices cuando lo usan para experiencias como viajes que para adquirir bienes materiales.
Numerosos estudios en los últimos 10 años han demostrado que las experiencias de la vida nos dan un placer más duradero que las cosas materiales y, sin embargo la gente prioriza los bienes tangibles.
Pero la verdad es que las cosas que realmente nos satisfacen son totalmente gratis – el amor, la risa y el trabajo en nuestras pasiones.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

jueves, 9 de febrero de 2017

DEJEMOS DE PELEARNOS CON NOSOTROS MISMOS POR ERRORES DEL PASADO

Se puede amar a la persona equivocada y llorar por las cosas equivocadas, pero no importa cómo las cosas van mal, una cosa es segura, los errores nos ayudan a encontrar a la persona y las cosas que son perfectas para nosotros.
Todos cometemos errores, tenemos luchas, e incluso lamentamos las cosas en nuestro pasado.
Pero no somos nuestros errores, y estamos aquí AHORA con el poder de dar forma a nuestros días y nuestro futuro.
Cada cosa que ha ocurrido en nuestra vida nos está preparando para un momento que está por venir.
Cariños y sonrisas
Irene

 

miércoles, 8 de febrero de 2017

DEJEMOS DE TENER MIEDO A COMETER ERRORES Y ENFRENTÉMONOS AL MIEDO

Hacer algo y hacerlo mal es por lo menos diez veces más productivo que hacer nada.
Cada éxito tiene una estela de fracasos detrás de él, y cada fracaso está conduciendo hacia el éxito.
Seguramente nos habremos cansado de escuchar aquella frase que dice que la manera de alcanzar el éxito es a través de cometer muchos errores.
Y es verdad que, con los fracasos vamos aprendiendo y mejorando.
Aún así, el miedo que nos da el fracaso, muchas veces impide que si quiera lo intentemos.
La sociedad ejerce sobre nosotros una enorme presión para que no los cometamos.
Las personas de éxito que nos muestra la publicidad no parecen haber cometido ningún error ni haber fracasado nunca.
Y es precisamente ése el modelo que nos muestran de individuo feliz y realizado, con lo que nosotros tendemos a idealizarlo e intentar parecernos lo más posible a él.
Y superar el miedo a cometer errores implica, como la superación de cualquier miedo, enfrentarse a él.
En psicoterapia (terapia conductual) existen dos formas de afrontar los miedos.
1) La  más extrema se conoce como inundación.
Como podremos deducir por el nombre, supone exponerse al estímulo temido de forma completa todo el tiempo posible.
Un ejemplo sería, en el caso de una fobia social en la que se eviten situaciones en las que haya mucha gente, sumergirnos de lleno en un centro comercial en plenas compras navideñas..
2) Hay otra forma mucho menos radical (afortunadamente), que se conoce como desensibilización sistemática, y que consiste en enfrentar los estímulos temidos poco a poco y de forma gradual.
Éste último sería nuestro caso. Aplicándolo al miedo a cometer errores, deberíamos exponernos a pequeños errores voluntarios e ir incrementando el grado hasta comprobar que las consecuencias que siguen al error no son lo terribles que esperábamos y perder de esta forma el miedo.
Y cuando somos viejos, terminamos lamentando las cosas que no hicimos mucho más que las cosas que hicimos!
Cariños y sonrisas
Irene

martes, 7 de febrero de 2017

DEJEMOS DE AFERRARNOS AL PASADO

No podemos comenzar el siguiente capítulo de nuestra vida si seguimos releyendo el último.
Dejar ir suele ser difícil, pero llega un momento en la vida en que debemos hacerlo.
Si no somos capaces de pasar página, continuaremos arrastrando ese dolor y resentimiento.
No podemos avanzar porque estamos emocionalmente estancados.
Por eso, una de las lecciones más importantes que podemos aprender en la vida es dejar ir el pasado, cerrar los círculos del pasado.
Solo así podremos continuar ligeros de equipaje y abrirnos a las nuevas experiencias.
Pero, aclaremos: dejar ir no significa olvidar.
Dejar ir implica restarle impacto emocional a la experiencia, aceptarla y continuar adelante.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

lunes, 6 de febrero de 2017

DEJEMOS DE INTENTAR SER ALGUIEN QUE NO SOMOS

Uno de los mayores desafíos en la vida es ser nosotros mismos en un mundo que está tratando de hacernos a todos iguales.
Además, tratar de mostrarnos distintos de los que somos, siempre nos provocara terror de que nos descubran,
Siempre habrá alguien más guapa, siempre habrá alguien más inteligente, siempre habrá alguien más joven, siempre habrá alguien mas ocurrente, pero nunca serán nosotros.
No cambiemos para gustarle a la gente. Cambiemos para mejorar por nosotros mismos
Seamos nosotros mismos y a las personas correctas les encantará nuestro verdadero ser, pero siempre tratando de ser el mejor ser.
Cariños y sonrisas
Irene

 

domingo, 5 de febrero de 2017

DEJEMOS DE AMAR DEMASIADO

Dejemos de poner nuestras propias necesidades en un segundo plano.
La cosa más dolorosa es perdernos a nosotros mismos en el proceso de amar a alguien demasiado (pareja, padres, hijos, hermanos), y olvidar que también somos especial.
Sí, amemos y ayudemos a los demás, pero ayudémonos a nosotros mismos también.
Acordémonos lo que se dice en el plan de seguridad de los aviones: Si se despresuriza la cabina y caen las mascarillas de oxígeno, primero póngase la suya y luego ayude al que está al lado.
Si alguna vez hubo un momento para seguir nuestra pasión y hacer algo que nos importe a  nosotros, hay que dejar de posponerse y ese momento es ahora.
Cariños y sonrisas
Irene

 

sábado, 4 de febrero de 2017

DEJEMOS DE MENTIRNOS A NOSOTROS MISMOS

Podemos mentirle a cualquiera en el mundo, aunque sea inconveniente, y lo sabemos, pero no podemos mentirnos a nosotros mismos.
Los mecanismos que una persona emplea para engañarse a sí misma son variados. Veamos algunos:
  1. Negación: Rechazar la verdad es la forma más habitual de auto-engañarse.
  2. Represión: Desterrar la verdad al rincón más remoto de la mente y hacer como que no existe.
  3. Proyección: Atribuir cualidades negativas propias a otra persona. (Cree el ladrón que todos son de su condición.)
  4. Racionalización: Justificar los errores o las conductas que no estén bien vistas para evitar sentirse ridículo o culpable.
La función de estos mecanismos es la de protegernos de una verdad que es dolorosa o molesta.
En definitiva, nos mentimos a nosotros mismos por miedo a la verdad.
Nuestras vidas mejoran solamente cuando tomamos las oportunidades, y la primera y más difícil oportunidad que podemos tomar es ser honestos con nosotros mismos.
Cariños y sonrisas
Irene

 

viernes, 3 de febrero de 2017

DEJEMOS DE HUIR DE LOS PROBLEMAS

Enfrentémoslos con la cabeza en alto.
No, no será fácil.
No hay persona en el mundo capaz de manejar a la perfección cada golpe que le arrojan.
No se supone que somos capaces de resolver problemas al instante.
Así no es como estamos hechos.
De hecho, estamos hechos para enojarnos, ponernos tristes, sentir dolor, tropezar y caer. Porque ese es todo el propósito de la vida – enfrentar los problemas, aprender, adaptarse, y resolverlos en el transcurso del tiempo.
Enfrentarlos y superarlos aumenta nuestra autoestima.
Y esto es lo que en última instancia, nos convierte en la persona que llegaremos a ser.
Cariños y sonrisas
Irene

 

jueves, 2 de febrero de 2017

DEJEMOS DE MALGASTAR NUESTRO TIEMPO CON LAS PERSONAS EQUIVOCADAS

La vida es demasiado corta para pasar tiempo con personas que nos quitan la felicidad.
Si alguien nos quiere en su vida, harán espacio para nosotros.
No deberíamos tener que luchar por un lugar.
Nunca, nunca insistamos en alguien que constantemente pasa por alto nuestro valor.
Y recordemos, no es la gente que está a nuestro lado en nuestro mejor momento, sino los que están con nosotros en nuestro peor momento, los verdaderos amigos.
Ah, y recordemos valorar en todo cuanto podamos y con todas nuestras fuerzas y con máxima gratitud a esos amigos 
Como dijo J.F. Kennedy: “El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano”.
Cariños y sonri

 

miércoles, 1 de febrero de 2017

EL MEJORAR NUESTRA AUTOESTIMA DEPENDE DE NOSOTROS

Podemos tener una gran lista de cosas que nos ayudarán para mejorar nuestra autoestima, pero el paso principal es aceptar querer cambiar nuestra actitud, buscar una madurez logrando controlar nuestras emociones, no permitir que las agresiones de los demás te afecten y, lo más importante, no perder ese espíritu de niños.
Sin duda la inocencia y la manera de ver la vida de un niño son cosas que a lo largo de nuestras vidas se nos olvidan, siempre es importante recordarlo y darnos cuenta de que hay cosas cotidianas de la vida que las podemos resolver como niños; si algo no nos gusta, alejémonos de ahí, sin duda la mejor solución sin generar problemas.
Como Mary Robinson dijo una vez: “Nadie puede volver atrás y comenzar de nuevo, pero cualquiera puede comenzar hoy mismo y hacer un nuevo final.”
Nada podría estar más cerca de la verdad.
Pero, antes de poder iniciar este proceso de transformación tenemos que dejar de hacer las cosas que nos han estado deteniendo.
Cariños y sonrisas
Irene