jueves, 31 de mayo de 2012

Cómo amarse a si mismo (A)

"La práctica del amor a uno mismo empieza por la mente".
Debemos aprender a controlar nuestros pensamientos. Esto requiere ser muy consciente del presente cuando nos comportamos de una forma destructiva. Si nos damos cuenta que estamosa haciéndolo, debemos enfrentarnos de una manera positiva con el pensamiento que inspira semejante conducta.
Descubramos que hemos dicho algo como: "En realidad no soy tan listo; fue cuestión de suerte el que me sacara una nota tan alta en el examen". Entonces debería sonar una campana de alarma en nuestra cabeza: "Acabo de hacerlo otra vez. Me comporté de una manera autodespreciativa, como si me odiara a mí mismo.Pero ahora estoy consciente de ello y la próxima vez evitaré decir esas cosas que he estado diciendo toda mi vida.
La estrategia es corregirse en voz alta, diciendo: "Dije que tuve suerte pero en realidad la suerte no tuvo nada que ver en ese asunto; me saqué esas notas porque las merecía". Esto representa un pequeño paso hacia la autoestima, este paso consiste en reconocer nuestro comportamiento autodestructivo en el momento presente y en decidir actuar de una manera diferente.
Antes teníamos una costumbre; ahora somos consciente de que queremos ser diferente y que hemos elegido lograrlo.
Es como aprender a conducir un auto. Con el tiempo habremos adquirido un nuevo hábito que no necesitará que estemos constantemente alerta ni consciente al respecto. Muy pronto y con toda naturalidad empezaremos a actuar con respeto y amor por nosotros mismos.
Con nuestra mente actuando ahora a favor nuestro en vez de en contra nuestra, se vislumbran en el horizonte una serie fascinantes actividades de autoestima.
Espero que realmente sea así.
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene














miércoles, 30 de mayo de 2012

Cómo amarse a si mismo (B)

He aquí una breve lista de esta clase de comportamiento que luego podremos ampliar cuando consigamos un sentido de autoestima basada en nuestra propia valía:
- Elijamos una serie de reacciones nuevas ante las tentativas de los demás de llegar a nosotros con amor y aceptación.
- En vez de dudar inmediatamente de la sinceridad de cualquier gesto afectivo, aceptémoslo con un "Muchas gracias" o "Cuánto me alegro que pienses así".
- Si hay alguien por quien sentimos verdadero amor, diganselo de frente: "Te amo" y mientras observamos su reacción podemos darnos una palmadita en la espalda por habernos atrevido a correr ese riesgo.
- En un restaurante, pidamos algo que realmente nos guste sin preocuparnos por lo que pueda costar. Dense un verdadero gusto porque nos lo merecemos. Empecemos a elegir las cosas que más nos gusten en todas las situaciones, incluso en los mercados y negocios de comestibles. Dense el lujo de adquirir nuestro producto favorito, sea lo que sea, porque lo merecemos. Desterremos toda conducta abnegada en la que nos neguemos a nosotros mismos a menos que sea absolutamente necesario. Y rara vez lo es.
- Al cabo de un día agobiante y después de haber comido mucho, tomemos una siesta o demos un paseo por el parque, incluso si tenemos mucho que hacer. Nos ayudará a sentirnos cien por cien mejor.
-Inscribámonos en alguna organización o anotémonos para tomar parte de alguna actividad que nos gusta. Quizás hemos estado postergando hacerlo porque tenemos tantas responsabilidades que simplemente no tenemos tiempo para ello. Al escoger amarnos a nosotros mismos y coger las tajadas de la vida que nos apetecen, los demás, a los que nosotros servimos, aprenderán también a tener confianza en sí mismos. Y descubriremos que no sentimos resentimiento hacia ellos.
Los servirás porque elejimos hacerlo y no porque tenemos la obligación de hacerlo.
- Eliminemos la envidia reconociéndola como una manera de rebajarnos a nosotros mismos. Al compararnos con otra persona e imaginarnos que eres menos querida que ella, haces que otros sean más importantes que nosotros.
Y, como siempre les digo: quieranse mucho!
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene


martes, 29 de mayo de 2012

ILUMINAR NUESTRA SOMBRA (2)


"La luz es demasiado dolorosa para quienes viven en la oscuridad” (Eckhart Tolle)
Por más buenos que creamos ser, todos funcionamos mediante creencias, motivaciones, aspiraciones, deseos, actitudes y conductas egocéntricas, muchas de las cuales no queremos ver ni reconocer.
Por eso, cuando alguien señala nuestros defectos y debilidades solemos ponernos a la defensiva. Más allá de esta reacción infantil, la madurez emocional pasa por comprender y aceptar nuestro lado oscuro, al que los psicólogos denominan "sombra.
Paradójicamente, así es como podemos superarlo, dejando de proyectar nuestros conflictos internos sobre los demás y sobre el mundo que nos rodea.
Amarse a uno mismo también consiste en sanar las heridas emocionales derivadas de nuestros conflictos internos.
Dado que somos especialistas en huir del dolor, al llegar a la edad adulta solemos tapar y protegernos de dichas heridas tras una máscara del agrado de los demás. Y de tanto llevarla puesta, corremos el riesgo de olvidarnos quiénes éramos antes de ponérnosla. Así, para poder ir pelando las capas de la cebolla que nos separan de nuestra verdadera esencia, es muy recomendable adentrarnos en la meditación o por lo menos, en el silencio.
No en vano, el silencio y la soledad permiten que aflore nuestra verdad. Basta con que de vez en cuando dediquemos un rato a estar solos, sin ruidos ni distracciones, observando todas aquellas sensaciones que vayan brotando en nuestro interior, por muy molestas y desagradables que sean. Esta incomodidad a la que solemos etiquetar como "aburrimiento" pone de manifiesto que no estamos conectados con nuestro corazón. Y en vez de evitar a toda costa entrar en contacto con nuestro malestar, el aprendizaje consiste en armarnos de valentía para traspasar esta cortina de dolor a través de la aceptación. De hecho, solo cuando lo canalizamos de forma consciente y constructiva podemos liberarnos de su presencia.
Escuchémonos, pongámonos atenciçon y sobre todo: querámonos mucho!
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene

domingo, 6 de mayo de 2012

CONSEJITOS PARA SER MAS FELICES (CONT.)

6.-Quítense los miedos. Muchas veces, no queremos solucionar las cosas por miedo a las consecuencias que puedan traer las soluciones que pensamos. Cuando andamos "depre" por algo que ya pasó debemos, también, quitarnos el miedo de lo que pasó, o el miedo de que vuelva a pasar. Cuando nos enfrentamos a nosotros mismos y encontramos que le tenemos miedo a las cosas que nos deprimen, debemos encontrar la respuesta segura. Ahora, no solo es saber a que le tememos… también es enfrentarlo por completo y hacer algo al respecto.
7-. Es genial tener a alguien especial, por supuesto, pero las relaciones íntimas se podrían encontrar con cualquier persona. Si tenemos a alguien importante, tratemos de estar seguros que pasamos tiempo de cada día y cada semana con esa persona, para trabajar en nuestra relación y comunicación. Pero si no lo tenemos, no hay necesidad de desesperarse (si de hecho es así)… las relaciones íntimas se pueden desarrollar con amigos, miembros de la familia, niños, compañeros de cuarto, de curso, de trabajo. Cada persona que conocemos es un nuestro prójimo, con los mismos deseos de felicidad, alimento y abrigo. Para una conexión íntima, sean abiertos y sinceros, descubran más sobre cada uno, entiendan a cada uno, y den amor. Ésto puede ser una de las cosas más importantes.
8.-Vivan el presente. El tiempo puede irse extremadamente rápido. Antes de que nos enteremos, nuestra vida puede haberse ido. Crecen los niños y se va nuestra juventud. No dejemos que la vida se nos escape- gocemos mientras que estamos aquí. En vez de vivir en el pasado o en el futuro, practiquemos el estar aquí y ahora.
9.-Optimismo relax. Siempre que andemos triste intentemos ver las cosas de la mejor manera y pensar positivamente. Pero siempre teniendo los pies en la tierra. No pensemos que las cosas se van a solucionar con una varita mágica, pero también debemos pensar que las cosas se solucionarán cuando hagamos algo al respecto. No nos quedemos sentados y tristes. Pensemos que haremos cosas buenas y que pasará lo mejor para que nos encontremos bien.
10.-El consejo más importante y que ha logrado levantar el ánimo siempre en la vida es QUERERSE UNO MISMO. Hay una frase muy dicha que es como "Si tu no te quieres, nadie te podrá querer", y aunque no es una frase absoluta, si tiene mucho de cierto. Uno debe querarse para llevar un ritmo de vida más sano.
Además, quererse a si mismo no significaque seamos hipócritas o algo así. Quererse a una mismo se refiere a respetarse primero  para luego ser respetado.
Quiéranse antes que nadie y verán que tan bien se sentirán.
Cariños y sonrisas
Irene

sábado, 5 de mayo de 2012

CONSEJITOS PARA SER MAS FELIZ

Estos consejitos son para empezar a ponerlos en préctica en este fin de semana, ahora mismo y van, como siempre, 5 hoy y 5 mañana:
 1.-Aceptar lo que tenemos: pensamos que seremos felices cuando alcanzemos cierta meta- cuando obtengamos cierto trabajo, o tengamos nuestra casa ideal. Pero, esto toma su tiempo antes de que conseguirlo, y cuando lo consigamos, puede que tengamos una nueva meta en mente. Hay que tratar de ser feliz con quienes somos, donde estamos y con lo que tenemos. Hacer esto, en vez de compararnos con lo que tienen otra personas.
2-. Disfrutemos de los placeres simples, los podemos encontrar por todos lados. Alguna comida muy rica, puestas de sol, la arena entre los dedos del pie, pasto recién cortado, una buena película, el olor de la lluvia, una cama caliente, bailar en la lluvia, nuestra música preferida. Podriamos hacer probablemente una lista de 20 placeres simples ahora, las cosas que gozamos y que podemos encontrar a diario. /sites/default/files/images/CoRaZoN5.jpg
3.-Encontrar la felicidad es darle espacio al juego y a la alegría en cada uno de tus días. La risa es una medicina que no tiene efectos secundarios, puede llegar a ser el gran tranquilizante de nuestra vida. Cuando reímos, el cerebro libera endorfinas que aumentan la sensación de paz y serenidad; incluso se regula la digestión, la presión sanguínea y la función de inmunidad.
4.-Estar acompañado. Sacar todas las preocupaciones, tristezas y miedos con alguien de confianza nos quita gran peso de encima… es como un diario viviente. Y mejor aún, si esa persona nos aconseja podemos encontrar otro enfoque de la vida. No seamos ermitaños y queramos estar solos porque “nadie nos comprende.” Hay personas que han pasado por lo mismo.. y si no preguntamos nadie nos dirá nada. Las relaciones con otras personas siempre nos nutren haciendo que tengamos nuevas experiencias./sites/default/files/images/20070509084932-ei...jpg
5-. Pasar tiempo con la familia y las personas que amas. Esta es una de las cosas que pueden llevarnos a la felicidad más grande y hacer de esto una prioridad para cada semana, cada día. Disponer de tantas horas como sea posible pasar con los que amamos, y disfrutar de verdad de esos momentos y estar presente - no pensar en el trabajo o en facebook o en lo qué tenemos que hacer.
Como siempre, espero que les sirvan ya que se los mando con mucho cariño.
Hasta mañana, que tengan buen fin de semana y muchas sonrisas
Irene

miércoles, 2 de mayo de 2012

Elegir la felicidad


Ayer hablábamos de la causa y el efecto. Y les decía que había que generar el efecto y observar qué sucede. De inmediato, nos vemos rodeado de causas. No esperemos que se produzcan las causas: Elige la felicidad y serás feliz.
¿Cuál es el problema? Nuestra mente, que ha sido entrenada por el razonamiento científico, dice que, si no estamos felices y tratamos de estarlo, esa alegría será artificial. Si no estamos felices y tratamos de estarlo, sólo estaremos actuando, no será real. 
Pero no lo sabes. La energía de la vida tiene sus propios modos de funcionamiento.
Si decimos que bailemos, que cantemos y nos sintamos dichosos, y solo lo  intentamos a medias, solamente ver qué pasa, pero nos seguimos quedando atrás y seguimos pensando “Esto es artificial; trato, pero esto no se produce, no es espontáneo”, entonces seguirá siendo una actuación, una pérdida de tiempo.
Pero, si lo intentamos de todo corazón se transformará en algo verídico y entonces sentirás que es espontáneo. Generemos el efecto, metámonos en él completamente y observemos a los resultados.
Y, cuando toda la energía se halla puesto allí, ¡se hará realidad! La energía torna real cualquier cosa. 
Seamos felices y, en esa cumbre de felicidad, veremos que el mundo entero está contento con nosotros.
Hay un viejo dicho: “Si lloras, llorarás solo; si te ríes, el mundo entero se reirá contigo.” Hasta los árboles, las rocas, la arena, las nubes… Si podemos generar el efecto, todo bailará contigo. Entonces, toda la existencia se transformará en una danza, en una celebración. Pero depende de nosotros, de si podemos generar el efecto.
¡Hagamos la prueba!
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene










martes, 1 de mayo de 2012

Leyes de la vida

Esta es una de las leyes más profundas de la vida, todo el aparato científico depende de esto: todo se basa en la relación de causa-efecto. 
Se genera la causa y a ésta le sigue el efecto. 
La vida es un nexo causal. Plantamos la semilla en el suelo y brota. Si la causa esta allí, la sigue el efecto. El fuego está allí: ponemos la mano en él y nos quemamos. La causa está allí, y sigue el efecto. 
Es una de las leyes científicas más elementales: que la relación causa-efecto constituye el nexo más íntimo de todos los procesos de la vida.
Y no es sólo que plantamos una semilla en el suelo y brota un árbol. Dejen que haya un árbol y tendremos millones de semillas. 
Si la causa es seguida por el efecto, éste nuevamente es seguido por la causa. Ésta es la cadena. Entonces, se transforma en un círculo: por donde quieran que comiencen, genera la causa y el efecto. 
Y a veces es más fácil producir el efecto, pues éste depende completamente de nosotros; la causa puede no depender tanto de nosotros. Si decimos que sólo podemos ser felices cuando determinado amigo está cerca, esto depende de este amigo, de la posibilidad de que esté allí o no. Si decimos que no podemos ser felices hasta que no consigamos un completo bienestar económico, esto depende del mundo entero y de la situación económica. Tal vez esto no suceda, y entonces no podremos ser felices. 
La causa está más allá de nosotros, mientras que el efecto está en nosotros. 
La causa está en lo que me rodea, en las situaciones: está afuera. mientras que, muchas veces, el efecto somos nosotros. Si podemos generar el efecto, la causa se producirá. Elijamos la felicidad (esto es que estamos eligiendo el efecto) y luego observen qué pasa.  De inmediato, cambiará toda nuestra vida y verán que ocurren milagros a nuestro alrededor, pues ahora han generado el efecto, y las causas tendrán que producirse.









CEREBROS FELICES