domingo, 31 de julio de 2016

EJEMPLO DE CREENCIAS IRRACIONALES

Por ejemplo,  un señor se levanta por la mañana para ir a trabajar y se levanta tarde, se sube a su auto, hay muchísimo tráfico y se queda atascado. Pasan 5, 10, minutos de la hora de una reunión que tenía prevista en el trabajo y se va diciendo a si mismo: “Vaya asco de ciudad, que asco de tráfico, con los impuestos que pagamos y  nuestros políticos no hacen nada…”, a todo esto un conductor casi lo choca y se pelea con él “pero que mal educado, donde iremos a parar, que mal que está la gente…”, llega al sitio de la reunión y no encuentra estacionamiento, da un montón de vueltas y no hay manera, y se vuelve a decir a si mismo “vaya un asco de ciudad, los políticos sólo hacen que sacarnos dinero y no solucionan nada…” al final desesperado lo deja en un sitio de carga y descarga pensando que con la duración que iba a tener la reunión no pasaría nada.
Pues bien al final, llegó a su reunión muy tarde, pero esta reunión se alargó mucho y cuando fue a buscar su auto, se lo había llevado la grúa.
Fue a buscar su auto súper malhumorado y pagó la multa.
Llegó a su casa muy tarde, más malhumorado, y su mujer le dijo “Bueno, quizás deberías mirar un poco el tema del coche, porque ya es la tercera vez en el mes que la grúa se te lleva el auto!!”.
El hombre se fue a dormir hecho polvo, diciéndose a si mismo que absolutamente todo lo hacía mal, que no servía para nada y no se pudo dormir hasta las 3 de la mañana pensando “qué difícil que es la vida”.
Y esta creencia irracional se hace carne y terminamos creyendo que no servimos para nada.
Cariños y sonrisas
Irene 

viernes, 29 de julio de 2016

CREENCIAS IRRACIONALES


Creencias irracionales hay millones, pero todas se pueden agrupar en tres categorías:
1. Debo hacer todas  las cosas muy bien o perfectas.
2. Toda la gente me debe tratar bien y quererme.
3. Las cosas me tienen que ser favorables y la vida me tiene que tratar bien.
Estas creencias irracionales, las tenemos que transformar en creencias racionales, estas exigencias las tenemos que transformar en preferencias y por tanto decirnos lo siguiente:
1. Me gustaría hacer todas  las cosas bien, pero no siempre será así.
2. Me encantaría que toda la gente me tratara bien, pero no necesito que me traten bien.
3. Me gustaría que las cosas en la vida me fueran siempre bien, pero eso no va a ser siempre así.
Hay que transformar las exigencias en preferencias sobre nosotros mismos, los demás y sobre la vida. Las exigencias es igual a “debería…” y son una gran fuente de debilidad emocional.
Hay que transformarlas en me "gustaría", bajar un poco las exigencias.
Cariños y sonrisas
Irene

jueves, 28 de julio de 2016

NO TERRIBILICEMOS!!!

Los seres humanos somos máquinas de evaluar lo que nos sucede.
Mientras tomamos un café una parte de nuestro cerebro está evaluando desde como es ese café hasta que vamos a hacer durante el día y mucho más.
Estamos evaluando todo el tiempo. No podemos dejar de hacerlo!
Incluso los monjes en su retiro continúan evaluando, es nuestra "mente conversadora".
El problema es que muchas veces cuando evaluamos lo hacemos mal y evaluamos muchas cosas de las que nos suceden como terribles, cuando no lo son.
Cuando lo que nos sucede lo calificamos como terrible, nos estamos diciendo que si eso nos sucediera no lo podría soportar.
En cambio si decimos que lo que nos sucede es genial, lo que nos estamos diciendo es que si nos pasase eso seguro que seríamos felices.
Dependiendo de cómo haga yo esta evaluación seré más o menos fuerte a nivel emocional.
Si no evalúo bien me haré más débil a nivel emocional.
Un ejercicio que va muy bien es pensar lo siguiente: ¿Qué pasaría si efectivamente pasara lo peor que nos imaginamos?
No evaluar las cosas como terribles es muy importante. Terrible quiere decir que no lo voy a soportar. Es muy importante en psicología no terribilizar.
A veces terribilizamos con cosas muy poco importantes, como por ejemplo que se nos estropee la lavadora. Se nos estropea la lavadora y nosotros a nosotros mismos nos decimos: “vaya desastre, se me estropea todo, no lo puedo soportar…”, esto nos genera una emoción negativa, porque en función de cómo pensamos, así tenemos nuestras emociones.
Cuando terribilizamos lo malo es que nos lo decimos con tanta fuerza que nos lo creemos. Y cuando empezamos a terribilizar, terribilizamos con todo y a veces las cosas que nos ocurren son un poco malas pero no terribles.
Quedarse tetraplégico, quedarse ciego, tener alguna grave enfermedad… son cosas más graves que estropearse la lavadora, y sin embargo si terribilizamos por todo, es como si tuviéramos una grave enfermedad cada día.
Ysi en una adversidad nos decimos que es muy mala, estaremos mucho peor.
Así que NO TERRIBILICEMOS.
Cariños y sonrisas
Irene

miércoles, 27 de julio de 2016

DEPRIMIRSE O ESTRESARSE CUESTA MUCHO TRABAJO


Deprimirse o estresarse cuesta mucho trabajo, hay que hacerlo cada día con mucha fuerza.
De manera natural la gente ni se deprime ni se estresa, es nuestro diálogo interno el culpable, lo hacemos sin darnos cuenta.
A cada uno de los pensamientos que nos hacen débiles les llamamos creencias irracionales.
Cosas que nosotros nos creemos y que defendemos pero que nos hacen más débiles.
Un ejemplo es un niño de 14 años que ha intentado suicidarse en diversas ocasiones. ¿Hay alguna razón?.
Sí ha suspendido por primera vez 3 asignaturas.
Y él niño explicaba “yo voy a un colegio muy bueno, han ido mis hermanos y mi padre. Yo siempre he aprobado.
Además en este colegio hay una regla y es que al final del curso no se puede pasar al siguiente curso con más de dos asignaturas.
Por lo tanto si esto ocurre tienes que repetir curso. Por lo tanto ya no sería suspender, sería el repetir curso ¿me entiendes?, eso sería terrible.
Además en ese colegio sólo se puede repetir curso una vez, si no aprobara me expulsarían y sería insoportable, y si me expulsaran me daría tal trauma que no llegaría a la universidad.
Sería el único que no llegaría a la universidad y no podría soportarlo, sería el tonto y el marginado. Y si me sucediera todo esto estaría condenado a un trabajo aburrido, monótono y claro no podría tener novia y estaría condenado a vivir en soledad”
Cada una de estas creencias que tenía este chico, eran creencias irracionales: Este chico pensaba que estar en soledad, no tener novia, no tener estudios universitarios, suspender era terrible.
Las creencias irracionales son exageraciones de la realidad.
No nos sirven para solucionar los problemas, nos causan un gran malestar emocional y nos hacen débiles.
Nosotros tenemos estas creencias irracionales porque alguien nos ha convencido de ello o bien nosotros nos las hemos inventamos.
Por ejemplo a este chico de 14 años sus padres le preguntaban: “¿Tienes deberes hoy?”, y él les contestaba, “sí ya los he hecho en el colegio”. Y sus padres le decían: “mira que si no haces los deberes vas a acabar como un indigente…”, se fue creyendo que no tener estudios era algo muy grave.
Hay que desprenderse de las creencias irracionales.
Cariños y sonrisas
Irene

martes, 26 de julio de 2016

NO ES LO QUE NOS SUCEDE LO QUE NOS ALTERA, SI NO COMO NOSOTROS INTEREPRETAMOS ESO QUE NOS SUCEDE


Existen tres elementos que conforman nuestro estado mental en cada momento:
1. Conducta.
2. Emociones.
3. Pensamientos.
Conducta, emociones y pensamientos interactúan entre sí para conformar nuestro estado mental.
Si tenemos una conducta anormal por ejemplo estamos encerrados en una habitación durante 6 meses, nos afectará sobre nuestras emociones y nuestros pensamientos, estaremos apáticos, deprimidos…
Nuestras emociones también afectan sobre nuestras conductas y nuestros pensamientos. Si estamos tristes vamos a tener una conducta y unos pensamientos acordes, vamos a decirnos cosas como: no valgo para nada…
Igualmente pasa con los pensamientos. Tanto los pensamientos, como la conducta, como las emociones son válidos para trabajar el mundo emocional.
Los 3 interactúan para conformar mi estado emocional.
La parte de los pensamientos es la parte más importante. Tenemos que trabajar nuestros pensamientos, nuestro diálogo interno. Realmente nuestros pensamientos, nuestro diálogo interno es lo que nos hace fuertes o débiles, y nosotros muchas veces no tenemos esta percepción.
Muchas veces decimos cosas como esta: “Pepe me pone de los nervios”. Esto no es verdad, Pepe hace algo, nosotros nos decimos algo a nosotros mismos con nuestro diálogo interno, algo sobre lo que acaba de hacer Pepe, y es ese pensamiento el que nos hace poner mal, no es lo que ha hecho Pepe.
Ya decía Epícteto en el siglo I d.C. que no nos afecta lo que nos sucede sino lo que nos decimos sobre lo que nos sucede, como interpretamos lo que nos sucede..

lunes, 25 de julio de 2016

EDUQUEMOS NUESTRA MENTE PARA SER MÁS FELICES

Rafael Santandreu, Psicógo catalán, nos dice que  se puede aprender a ser más fuerte a nivel emocional.
Ser fuerte a nivel emocional quiere decir que las emociones negativas nos afecten pero de manera mucho más controlada que cuando somos vulnerables.
Es decir evitar que la tristeza se convierta en depresión, que la inquietud se convierta en ansiedad, que el enfado se convierta en rabia y en ira, que la vergüenza se convierta en timidez pronunciada. Porque si somos vulnerables a nivel emocional podemos limitarnos.
Las emociones negativas es normal tenerlas pero no nos tienen que impedir tener una vida plena.
Hay que desprenderse de los temores absurdos.
De esta manera aprendes a apreciar más las pequeñas cosas de tu vida, si estamos sosegados veremos cosas que antes no habíamos visto (el cielo, las caras de la gente…) y nos va a ayudar a relacionarnos más con los demás.
Aprender a ser fuerte a nivel emocional se debería enseñar en las escuelas.
¿Cuál es el método para conseguir ser fuerte a nivel emocional?. Para conseguirlo necesitamos trabajar. Únicamente viniendo a una charla y escuchando, no cambiamos. Yendo al psicólogo solamente tampoco cambiamos, porque él no se puede meter en nuestra cabeza y zapatear dentro de ella para cambiarnos. Además hay que:
1. Hacer una serie de deberes cada día.
2. Hay que tener apertura mental.
En psicología hay que tener apertura mental, puesto que hay algo que tenemos que cambiar.
El cambio se puede hacer ayudados, pero también por nuestra cuenta, leyendo libros, acudiendo a charlas.
Si estamos muy alterados nos va a costar, pero si tenemos disciplina se puede hacer, es como aprender un idioma.
CON ESFUERZO!!!!
cariños y sonrisas
Irene

domingo, 24 de julio de 2016

DECALOGO DE LAS PERSONAS FELICES 2° parte

Seguimos con el decàlogo
6 No nos preocupemos por lo que otros dicen. La única verdad sobre nuestra vida la tenemos nosotros mismos. El resto de las personas siempre va a opinar sobre lo que dice o hace, pero eso no debe importarnos. Lo único que debemos considerar es cómo nos vemos a nosotros mismos, no cómo lo hacen los demás.
7 Jamás nos olvidemos de sonreír. Nunca olvidemos sonreír. Nunca olvidemos mantener la frente en alto y enfrentar nuestros problemas con buena disposición. Una sonrisa puede mejorar muchas cosas, no lo olvidemos.
8 Cuidemos nuestro cuerpo, alma y mente. Comamos sano, preocupémonos de nuestro cuerpo. Nutramos nuestra mente, adquiramos nuevos conocimientos y siempre seamos más bondadosos. Fortalezcamos nuestro espíritu, disfrutemos de los detalles, eso marcará la diferencia.
9 Abramos nuestro corazón al perdón. Perdonar puede ser una de las cosas con mayor poder para sanar nuestro corazón. Mentalicémonos, abramos su corazón y procuremos perdonar más.
10 Amémonos más a nosotros mismos. Frente a cualquier cosa, jamás olvidemos lo que valemos. Jamás hagamos lo que no nos gusta o no nos hace sentir bien. Valorémonos más, pensemos en nosotros mismos y comprendamos que para que otros nos amen y respeten, debemos amarnos y respetarnos a nosotros mismos primero.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

sábado, 23 de julio de 2016

DECALOGO DE LAS PERSONAS FELICES

Son 10 cosas que nos van a hacer más felices, pero como siempre que es largo, voy a darle 5 hoy y 5 mañana:
1 Quejémonos menos, agradezcamos más.
Es importante que para que podamos sentirnos mejor con las cosas que tenemos, seamos más agradecido. Que tengamos esa capacidad de encantarnos y bendecir todo lo que nos rodea, en lugar de quejarnos tanto por no tener lo que nos hace falta. Veremos que si agradecemos más lo que tenemos, pronto irá sumando y haciendo nuestro eso que tanto anhelamos.
2 Confiemos en que todo lo que pasa tiene una razón. Todo tiene un propósito, y lo importante es lo que aprende de lo que nos sucede. Si pensamos en que todo tiene un motivo, entonces seremos capaz de aprender de las experiencias, en lugar de agobiarnos.
3 Mantengamos un propósito. No es que vivamos planificando siempre, pero sí es importante que tengamos un sueño y un anhelo, y que siempre busquemos alcanzarlo. Luchemos por sus sueños, por lo que queremos, y mantengamos la frente en alto ante las dificultades que se presenten en el camino.
4 Nunca actuemos con violencia. Jamás actuemos dejándonos llevar por la ira. Pensemos fríamente las cosas. Si estamos enojado, mejor démonos un respiro y luego conversemos las cosas de manera calmada. Será mejor para todos.
5 No hagamos a alguien lo que no queremos que nos hagan. No hagamos daño a alguien si no queremos que le pase. Seamos más consciente con lo que hacemos y procuremos actuar bien con las otras personas.

viernes, 22 de julio de 2016

DEBEMOS TRABAJAR PARA ENCONTRAR LA FELICIDAD?


¿La felicidad es una condición que se debe buscar o trabajar para encontrarla?

Lo primero y fundamental es tomar la decisión: ‘quiero ser feliz’.
Una vez realizado esto, tiene dos tareas a realizar:
- la primera, eliminar todo lo que le produzca angustia o cualquier situación negativa (TV, periódicos, revistas, grupos, personas) que opaquen su felicidad;
- la segunda, saber que siempre habrá circunstancias o personas que no se pueden eludir en el día a día, y no perder la paz interior por algo que realmente no tiene tanta relevancia.
Además, mantener una disposición de gratitud por la vida, todo lo que sucede, positiva o negativamente, es una experiencia para aprender.
Cariños y sonrisas
Irene



jueves, 21 de julio de 2016

PAUTAS PARA SER MÀS FELICES

Existen algunas pautas que podremos seguir y nos llevarán a ese estado tan deseado por todos, tal como lo aconsejan los expertos consultados.
Sigamos sus consejos y también seremos parte de las personas felices.
La primera condición para ser feliz es conocerse.
Saber y reconocer, en nosotros mismos, nuestras virtudes (sin falsas modestias), al reconocerlas y decidir vivir la experiencia, consciente de practicarlas, ese alimento del alma que se convierte en una necesidad para estar, para sentirnos vivos, y que sin proponérnoslo nos incita a que hagamos sentir bien a los demás.

¿Por qué hay tantas personas infelices?
Porque la mayoría de nosotros fuimos educados para ser exitosos no para ser felices; fuimos educados para cumplir con un “libreto” (el ‘hay que’ y el ‘toca), el cual no solo es muy difícil de cumplir sino que una vez que se cumple genera mil necesidades más”.

Identificamos la felicidad con una serie de posesiones, atributos y circunstancias que nos la proporcionarán.
Atrapados por la lógica del mundo nos afanamos en conseguir cosas que pensamos nos van a procurar la felicidad, atendemos esta lògica, no a nuestra necesidad espiritual, con lo cual nunca obtenemos permanente satisfacción, ni paz interior o plenitud.
Cariños y sonrisas
Irene







miércoles, 20 de julio de 2016

PERSONAS FELICES

La felicidad está relacionada con una condición interna o subjetiva de satisfacción y alegría, la cual dependerá únicamente de nosotros.

Si hoy nos preguntaran: ¿somos feliz?, seguramente responderíamos que sí.
Muchas cosas nos llenan y nos hacen sentir así.
Por ello es que la felicidad está relacionada con una condición interna y subjetiva de satisfacción y alegría.

En ocasiones los malos momentos y situaciones llevan a hacer sentir que esta felicidad está siendo opacada, por lo que se relaciona con un estado efímero y poco duradero.

Pero, recordemos, la felicidad es individual y depende de cada uno.

“La felicidad es un término que escuchamos todo los días y que nos parece muy familiar, tanto, que cualquiera se atrevería a describirlo, pero en el fondo, ¿sabemos qué es la verdadera felicidad?
Es un sentimiento de plenitud que sale del alma (no es una sensación, ya que esta viene de los órganos de los sentidos), de paz con uno mismo y con los demás.
Cariños y sonrisas
Irene

 


lunes, 18 de julio de 2016

LUNES: PENSAR EN LAS PERSONAS QUE MAS QUEREMOS

Si la situación que nos genera estrés, nos sobrepasa,  lo mejor es que respiremos  hondo, nos revistamos de valentía y lo hablemos con la familia.
Según un estudio de investigadores de la Universidad de California, las personas que reflexionan sobre lo que les ocurre y sobre la gente que más aprecia tienen menores niveles de estrés que quienes hablan sobre temas que no les importan tanto.
Es mejor agarrar el toro por las astas y solucionar los problemas, si los hay y si no los hay, decir cuanto los queremos
Hemos visto siete trucos, siete días, siete maneras de tener el poder de tu mente y alejar de ella el estrés, los malos pensamientos y la negatividad.
La próxima vez que sintamos que estamos por explotar, recordemos esta guía y animémonos a poner en práctica los consejos para poder relajarnos y sentirnos mejor.
Cariños y sonrisas
Irene
 

TAREA PARA HOY JUEVES: MOVERNOS COMO PERSONAS FELICES


Los expertos explican que los pensamientos determinan la forma de caminar.
El modo con el que nos trasladamos da la clave sobre cómo nos sentimos por dentro. Estudiosos afirman que si caminamos con los movimientos de una persona feliz, acabaremos por sentirnos más felices.
Mantener una vida en movimiento contribuye a que las personas se sientan más satisfechas y felices.
Nadie puede sonreír mirando para abajo, por lo que debemos erguirnos, enderezar la espalda y así sonreír y reír,
Cariños y sonrisas
Irene

domingo, 17 de julio de 2016

ACTIVIDAD PARA HOY DOMINGO: RELAJAR EL CUERPO PROGRESIVAMENTE

Cuando, ante un problema, nos sentimos tensos, contracturados y doloridos, se aconseja intentar utilizar la mente para tomar el control del cuerpo.
La relajación progresiva muscular, una técnica que supone la contracción y distensión sistemática de los músculos, combina el trabajo del cuerpo y la mente para una relajación completa.
La mejor manera de hacerla es recostarnos boca arriba, cerrar los ojos, concentrarnos en la respiración y comenzar a relajarnos por la parte alta del cuerpo.
De a poco, hay que ir tensando los músculos durante un momento y luego relajarlos lentamente hasta que llegar a los pies.
Háganlo y sentirán la diferencia
Cariños y sonrisas
Irene


sábado, 16 de julio de 2016

SÁBADO: CONCENTRARNOS Y SOLO RESPIRAR

Muchas veces la solución a un problema es más sencilla de lo que pensábamos.
Al sentirnos agobiados y no encontrar por dónde salir de un inconveniente, de un problema que nos parece sin solución, lo mejor es tomarnos un segundo para respirar: concentrarnos en cómo inhalar y exhalar el aire, y nada más.
Ya sea dedicándole un poco de tiempo a realizar respiraciones profundas o solo dejando escapar un gran suspiro, al instante nos sentiremos mejor y más ligeros.
Cariños y sonrisas
Irene

jueves, 14 de julio de 2016

VIERNES: MEDITAR


La meditación genera en las personas beneficios increíbles y sobre todo genera en nosotros la habilidad para buscar y conseguir la calma, justo en el momento que la necesitamos. 
Diversas investigaciones determinan que la meditación mindfulness, aquella basada en la conciencia plena de la meditación budista,  puede reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. 
Su práctica también puede ayudar a controlar la presión arterial elevada, el dolor y los problemas del sueño.
Basta con unos minutitos al día!
Cariños y sonrisas
Irene


miércoles, 13 de julio de 2016

TAREA PARA HOY MIÉRCOLES

Miércoles: Busquemos una afirmación positiva y repetirla en la mente varias veces o en voz alta, como prefiramos.
Recientes investigaciones publicadas en el blog de la Universidad de Harvard prueban que estos frases repetidas no son solo buenas para el autoestima, sino que también lo son para la salud.
Algunos ejemplos para motivarnos: "Soy capaz. Soy querido. Soy valiente".
Cada uno debe elegir su afirmación y tenerla en mente para el momento que sea requerida.
Louise Hay la conocida escritora, usaba una: "Me amo y me apruebo"
Elijamos, hagámoslo y veremos la  diferencia.
Cariños y sonrisas
Irene

martes, 12 de julio de 2016

MANERAS DE REDUCIR EL ESTRÉS DÍA POR DÍA

La mejor manera de estresarnos es llenar nuestra mente de pensamientos negativos y avanzar hacía ellos!!!!
Según diversas investigaciones, éste es un proceso que realizamos sin darnos cuenta ya que, cuando nos sentimos agobiados, el cerebro tiende a darle vueltas y vueltas, entrar en una rotonda sin salida, con nuestras preocupaciones y llenarnos de mala energía hasta el tope.
Pero, lo que también se sabe es que podemos regular nuestro estrés si tomamos el control de los pensamientos que tenemos.
Es por esto que acercamos una guía de siete pasos, para que cada día de la semana, enfoquemos nuestro cerebro hacia esos puntos o juegos mentales que nos harán liberar de las malas ondas.
Yo se los voy a ir dando día por día, pero como hoy es martes, vamos a empezar por hoy mismo:
Martes.
Realizar ejercicios de visualización.  Cerrar los ojos, serenarse respirar hondo y buscar imaginariamente un lugar que nos de paz: una playa relajante, un campo, una montaña, o el lugar que sea, siempre y cuando, nos genere tranquilidad. Luego hay que visualizarlo con la mente, tal como si estuviéramos allí, con el máximo de detalles.
Según explican los expertos , hacer este tipo de recorridos con la imaginación por escenarios relajantes pueden llevarnos a la calma.
Yo se que es un esfuerzo dejar de pensar en lo que nos preocupa pero este ejercicio nos llevara, además de tranquilizarnos, nos llevará a mirar el problema desde otro punto de vista.
Cariños y sonrisas
Irene

lunes, 11 de julio de 2016

ANSIEDAD Y ESTRÉS

El estrés es un sentimiento normal, pero hay dos tipos principales de estrés:
Estrés agudo. Es a corto plazo que desaparece rápidamente.
Podemos sentirlo cuando presionamos los frenos, peleamos con nuestra pareja o nos peleamos en la calle.
Esto nos ayuda a controlar las situaciones peligrosas.
También ocurre cuando hace algo nuevo o emocionante.
Todas las personas sentimos estrés agudo en algún momento u otro.
Estrés crónico. Es el que dura por un período de tiempo prolongado.
Podemos tener estrés crónico si tenemos problemas de dinero, un matrimonio infeliz o problemas en el trabajo.
Cualquier tipo de estrés que continúa por semanas o meses es estrés crónico.
Podemos acostumbrarnos tanto al estrés crónico que no nos damos cuenta que es un problema.
Si no encontramos maneras de controlar este estrés, este podría causar varios problemas de salud de lo que vamos a hablar mañana.
Cariños y sonrisas
Irene

domingo, 10 de julio de 2016

EL ESTRÉS Y LA FALTA DE GANAS

Otros motivos que pueden hacer que la frase "no tengo ganas" surja en nuestra mente con demasiada frecuencia son
  • el estrés,
  • la sensación de estar abrumado,
  • los problemas de sueño,
  • alguna enfermedad física que nos resta energía
  • algún problema concreto que ocupa nuestra mente, nos abruma y nos estresa.
¿y qué es el estrés, que prácticamente engloba todos los síntomas anteriores?
El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional.
Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que nos haga sentirnos frustrados, furiosos o nerviosos.
El estrés es la reacción de nuestro cuerpo a un desafío o demanda.
En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando nos ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite.
Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar nuestra salud.
Cariños y sonrisas
Irene

sábado, 9 de julio de 2016

OTRA FORMA DE NO TENER GANAS: BAJA TOLERANCIA A LA FRUSTRACION

Esto sucede sobre todo en personas que, desde pequeñas, se han acostumbrado a que los demás (generalmente los padres) hagan por ellos cualquier cosa desagradable, les den todos los caprichos y satisfagan de inmediato todas sus necesidades.
Cuando crecen y se enfrentan al mundo real, con sus problemas, obligaciones y tareas tediosas por hacer, siguen teniendo esa misma actitud de rechazo a cualquier cosa que les resulta mínimamente molesta.


 
La baja tolerancia a la frustración suele expresarse cuando la persona afectada se enfrenta a una situación de estrés en cuyo caso reacciona con ira, rabia o melancolía desmedida ante situaciones que la mayoría de las personas son capaces de resolver en su interior.
En los casos más serios una baja tolerancia a la frustración puede desembocar en problemas relacionados con el consumo de drogas, la automarginación social o el suicidio.
No han aprendido a ponerse en marcha y hacer lo que tienen que hacer, sin más, aunque les desagrade o no tengan ganas.
No obstante, es tan solo una actitud mental, un modo de pensar que podemos empezar a cambiar a partir de ahora. Podemos hacerlo repitiendo a menudo frases como: "Yo puedo hacer cosas desagradables; yo puedo hacerlo aunque no tenga ganas; yo voy a hacer eso aunque sea molesto; a veces hay que hacer cosas desagradables o que no deseo hacer porque es inevitable, así que lo voy a aceptar".
Conforme adoptemos este nuevo modo de pensar, nuestra tolerancia a la frustración será cada vez mayor y nos irá costando menos hacer este tipo de tareas.Cariños y sonrisas
Irene

jueves, 7 de julio de 2016

FALTA DE GANAS GENERALIZADA

Ayer dimos alguna solución para la falta de ganas. Por desgracia, a veces no es tan simple y la falta de motivación para actuar sigue presente.
En estos casos, conviene analizar si se trata de una falta de ganas generalizada.
Es decir, ¿nos cuesta trabajo realizar la mayoría de las tareas que debemos hacer en cuanto  resultan un poquito aburridas?
¿Tenemos energía solo para hacer aquello que nos gusta y nos divierte pero pareces que nos desinflamos y quedamos sin fuerzas para cualquier otra cosa?
Si es así, puede deberse a que nuestra vida ha caído en una rutina aburrida, donde el tedio, las tareas aburridas y las obligaciones predominan.
Esto hace que nos encontremos en un estado de aburrimiento o hastío generalizado, con
poca energía, falta de entusiasmo y falta de motivación. Con un nivel de energía bajo.
En cambio, cuando nuestra vida es más variada y rica, cuando realizamos diversas actividades diferentes, nos divertimos, y disfrutamos del día a día, nuestro nivel de energía es más alto, nuestro entusiasmo general es mayor, y esto hace que no nos cuesten tanto trabajo hacer tareas desagradables, pues también las encaramos con energía, con una actitud positiva y con más ganas.
Pensemos, por ejemplo, en una etapa de nuestra vida en la que nos hayamos sentido especialmente feliz, tal vez porque hemos realizado algún sueño, o nos hemos enamorado y estamos viviendo una relación maravillosa…
Seguramente nos sentíamos con tanta energía y vitalidad que hasta hacíamos alegremente esas tareas que ahora nos parecen una tortura.
Por tanto, si el hastío, la rutina y el aburrimiento se han apoderado de nuestra vida, ya sabemos que lo que necesitamos es empezar a hacer cosas diferentes, divertirnos más, salir más, tal vez practicar algún deporte que nos guste y, sobre todo, hacer un repaso general de nuestra vida y cambiar algunas cosas para hacerla menos aburrida y monótona.

miércoles, 6 de julio de 2016

QUÉ HACER CUANDO NO TENEMOS GANAS


Hay algo que tenemos que hacer porque es importante o porque no hacerlo puede traernos consecuencias negativas, pero aún así, no encontramos la motivación ni la fuerza suficiente y no parecemos ser capaz de empezar, sino que nos quedamos mirando al vacío sin hacer nada en absoluto.
Esto pasa a menudo en los estudios, cuando debemos estudiar algún tema que nos resulta aburrido y sentimos una gran sensación de tedio o aburrimiento solo de pensar en ponernos a estudiar.
Pero puede suceder con cualquier otra tarea, como las tareas del hogar, el trabajo, o incluso salir de la cama por la mañana a una hora en la que el cuerpo nos pide a gritos que no lo hagamos.
Lo que no solemos tener en cuenta cuando nos pasa esto es el hecho de que, con mucha frecuencia, la desgana desaparece en cuanto empezamos, y el problema está solo en esa etapa inicial; es decir, nos cuesta trabajo arrancar, pero luego todo se vuelve mucho más fácil.
Cuando el problema es este, la solución es fácil: tan solo tenemos que dividir la tarea en diversos pasos y pensar únicamente en el primer paso que tenemos que dar.
Por ejemplo, si tengo que escribir un artículo para este blog, el primer paso es determinar el tema.
Por tanto, me propondría hacer tan solo eso: buscar un tema sobre el que escribir, bosquejar un título y actuar como si eso fuera lo único que tengo que hacer.
Una vez en marcha, las ganas de seguir adelante surgen a menudo por sí solas.
Y enfrentemos todas las actividades con una sonrisa, ya que con solo hacerlo ya estamos con el ánimo arriba
Cariños y sonrisas
Irene

martes, 5 de julio de 2016

TENER FE PARA SER MAS FELICES

La Fe crea confianza, nos da paz mental y libera al alma de sus dudas, las preocupaciones, la ansiedad y el miedo.
Las personas creyentes son más felices y cuentan con una mejor salud mental que los ateos o agnósticos. Esta es la principal conclusión del estudio de la Universidad de Missouri, que dirigió el profesor de Estudios Religiosos Dan Cohen. 
Viktor Frankl, famoso psiquiatra y psicólogo austriaco, decía que una de las cosas que lo mantuvo vivo en los campos de concentración donde estuvo, fue su fe.
Pero no nos asustemos cuando dudemos, pues bien decía Miguel de Unamuno: Fe que no duda es fe muerta.
Convicción es la verdadera fe, tanto en lo divino como en lo humano. 
Y dicen que el hombre llega a ser sabio cuando aprende a reírse de si mismo. 
Aprendamos a hacerlo
Cariños y sonrisas
Irene


lunes, 4 de julio de 2016

CULTIVAR NUESTRAS RELACIONES NOS HACE MÁS FELICES

La sinergia es unir fuerzas y caminar juntos para conseguir cosas. Siempre que dos o más personas se unen en un espíritu de colaboración y respeto, la sinergia se manifiesta en forma natural. 
Entendamos a las personas que nos rodean, queramos a nuestros amigos como son, sin intentar cambiarlos, porque cuando nos sintamos mal, el verdadero amigo estará allí para apoyarnos y brindarnos todo su amor. Así que cultiva tus amistades, ellas no son gratis, deben cuidarse como las plantitas!... 
La amistad, al igual que la mayoría de los sentimientos, debe fluir de manera natural; por ello la verdadera amistad no puede basarse en condiciones.
Cariños y sonrisas
Irene

sábado, 2 de julio de 2016

DAR A LOS DEMÁS PARA SER MÁS FELICES

Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar, sin esperar nada a cambio. 
Las leyes de la energía nos devolverán con creces lo que demos. 
Si damos odio, recibiremos odio, pero si damos amor, recibiremos invariablemente amor.
Solo el que aprende a dar está en camino descubrirá la verdadera felicidad.
Cariños y sonrisas
Irene


viernes, 1 de julio de 2016

PERDONEMOS PARA SER MÁS FELICES

Mientras tengas resentimientos y odios, será imposible ser feliz. 
Lo maravilloso del perdón no es que libera al otro de su eventual culpa, sino que nos libera de un sufrimiento.
Nos beneficiamos enormemente cuando decidimos perdonar y lo mismo ocurre con todos a nuestro alrededor.
Ya sea que necesitemos perdonar a los demás, o la necesidad de perdonarnos a nosotros mismos, al hacerlo nos liberamos del pasado y nos permite cumplir con nuestro verdadero potencial.
El perdón nos ayuda a alcanzar incluso metas más prácticas e inmediatas. Tal vez queramos un trabajo mejor, para ganar más dinero, tener mejores relaciones, o vivir en un lugar más agradable.
El perdón nos ayuda a lograr todo esto.
Si no perdonamos entonces, una parte de nuestra energía de vida interior está atrapada en el resentimiento, la ira, el dolor o el sufrimiento de algún tipo.
Esta energía vital atrapada nos limitará. Es como si tratáramos de  andar en bici con los frenos parcialmente puestos todo el tiempo. nos hace más lento, nos frustra y hace que sea difícil avanzar.
El perdón permite liberarnos de las creencias y actitudes limitantes. Liberar nuestras energías mentales y emocionales para que podamos aplicarlas a la creación de una vida mejor.
Cariños y sonrisas
Irene