sábado, 31 de marzo de 2012

LA FELICIDAD DEPENDE DE NOSOTROS

Extendamos a cada persona, sin importar cuán trivial sea el contacto, todo el cuidado y bondad y comprensión y amor que podamos reunir, y hagámoslo sin pensar en recompensa alguna. La vida nos lo devolverá. .

Dar amor es la ley que se aplica a todo en nuestra vida. Y dar amor es la ley de las relaciones. A la fuerza del amor no le importa si conocemos a alguien o no, si una persona es amiga o enemiga, un ser querido o un extraño. A la fuerza del amor no le importa si estamos encontrándonos con un compañero de trabajo, nuestro jefe, uno de nuestros padres, un hijo, un estudiante o una persona que nos atiende en una tienda. Con cada persona que tenemos contacto, estamos dando amor o no. Y lo que damos es lo que recibiremos.
Las relaciones son nuestro mayor canal para dar amor, de modo que podemos cambiar tu vida entera simplemente mediante el amor que demos en nuestras relaciones.
Al mismo tiempo, sin embargo, las relaciones pueden ser nuestro mayor fracaso, ¡porque a menudo son nuestro mayor pretexto para no dar amor!
Los seres más iluminados a lo largo de la historia nos han dicho que amemos a los demás. Cuando amamos a los demás tenemos una vida fenomenal.
Cuando amamos a los demás recibiremos la vida que nos merecemos.
"Toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo". San Pablo (CIRCA 5-67)
Pongamos negatividad a los demás mediante críticas, ira, impaciencia o cualquier otro sentimiento malo, y recibiremos esa negatividad de vuelta, ¡garantizado! Y según la negatividad regresa a nosotros, se multiplica y atrae más negatividad, lo cual afecta el resto de nuestra vida.
Demos amor a los demás mediante bondad, estímulo, apoyo, gratitud cualquier otro sentimiento bueno, y regresará a nuestra vida y se multiplicará, trayendo amor a todas las demás áreas de nuestra vida.
Hasta mañana. cariños y sonrsas
Irene

viernes, 30 de marzo de 2012

Ser cada día más optimista

Los estudios actuales nos que demuestran que la “actitud positiva” puede mejorar la salud física y emocional de quien se lo propone. El optimista vive más años y está mucho más cerca de conquistar lo que desea.

Martin Seligman (Universidad de Pensilvania), padre de la Psicología Positiva, dice que “el optimismo está muy relacionado con la responsabilidad que asumimos ante aquello que nos ocurre”. Entonces esta alternativa para el bienestar nos pone en un lugar de protagonismo casi absoluto sobre nuestras vidas. Partimos de la idea de que tenemos en nuestras manos la posibilidad de conseguir lo que deseamos.
Esta “atribución interna”, tanto del éxito como del error, nos lleva a expandir todas esas virtudes o fortalezas que, seguramente, nos permitirán alcanzar la meta.
El optimista tiene más posibilidades, porque él mismo se las da o se permite avanzar pese a todo o casi todo
Ser optimista es tener confianza, pasión, entrega y perseverancia por lo que uno desea conseguir o revertir; siempre y cuando, claro está, hayamos definido con claridad el verdadero objetivo y analizado las posibilidades de alcanzarlo (hay que tener ambiciones sanas y razonables).
Muchos no creen en los beneficios del optimismo porque, en definitiva, siempre (o casi siempre) dejan todo (o casi todo) en manos de la suerte o de “la oportunidad que tienen merecida por sus talentos, capacidades o esfuerzos supuestos”.
Ser optimista no sólo practicar “la sonrisa elástica” o dejar todo librado a la inteligencia (u otras capacidades). Ser optimista implica desarrollar otro tipo de músculos y emociones.
Algunos principios e ideas para ser cada día más optimistas:
•El optimismo se aprende (y se enseña);
•El optimismo es una elección (también se puede optar por ser pesimista);
•El optimismo es responsabilidad (descubrirlo nos otorga un poder maravilloso);
•El optimismo es “no resignación” (siempre y cuando hayamos puesto “todo” o lo máximo posible- en juego);
•El optimismo es la mejor “segunda oportunidad” (con optimismo es mucho más fácil convertir el error en acierto – cuantas veces sea necesario-);
•El optimismo es aprender a “vivir con sentido” (tener un propósito, una razón…);
•El optimismo es una medicina natural que nos permite vivir más y mejor;
•El optimismo es el mejor aderezo emocional (una dosis razonable de optimismo sincero garantiza plenitud y satisfacción)
Espero que les sirva y por sobre todo que lo usen
Cariños y sonrisas
Irene



.

jueves, 29 de marzo de 2012

3 fáciles pasos para ser más optimistas

Ser una persona optimista siempre no es tarea fácil para nadie. Una persona optimista se va formando mediante una actitud entusiasta, dinámica, emprendedora, entre otras cualidades más." El optimismo es enfrentar cualquier dificultad o problema con una buena actitud, ánimo y perseverancia, descubriendo y resaltando siempre lo positivo que tienen cada una de las personas o las situaciones a las que se enfrentan.
A continuación damos 3 sencillos pasos para que empiecen a hacer del optimismo un arte en la vida.
1) Hablar de cosas alegres.
Hoy en día hay muchas cosas negativas a nuestro alrededor, pero hasta en el peor de los casos o situaciones, se tienen puntos positivos, a favor; siempre hay que bus
carlos y mencionarlos en nuestras conversaciones. Con este tipo de acciones, ayudaremos a dar un respiro a oídos cansados de tanta negatividad.
2) Hablar con confianza.
El mundo y las personas que viven en ella, incluyéndonos a nosotros mismos, estaríamos mucho mejor si no se sembrara duda o confusión. Si no nos encontramos seguros de los comentarios que vamos a realizar, es mejor sellar con un silencio nuestras ideas, hasta que estemos realmente convencidos y confiados de lo que estamos hablando. 3) Habla de salud.
Tenemos que entender que a nadie le gusta escuchar sobre relatos de achaques, enfermedades o dolencias, recordemos que es trillado, aburrido y desagradable andar escuchando este tipo de personas. Recordemos que nuestras palabras son la entrada a la realidad.
Si llegamos a hacer caso a estos sencillos pasos y los vamos aplicando en el día a día, podremos hacer mejoras impresionantes en nuestra vida y más de una persona va a querer estar al lado nuestro".
Recordemos que no hay nada tan contagioso como el optimismo. Una persona optimista tiene la clave al éxito y a la felicidad.
Podríamos recorrer el mundo entero hasta en el lugar más remoto en busca de la belleza, pero nunca se hallará si no descubrimos que la llevamos dentro.

Cariños y sonrisas
Irene

miércoles, 28 de marzo de 2012

Tener ganas de vivir

Quedarnos en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenernos con vida pero no significa vivir. "Vivir es experimentar todos los días la sensación de que somos descubridores de algo nuevo, de pensar que somos imprescindibles, de alguna manera, para que la gran máquina que es el mundo siga funcionando, bien o mal, pero sin detenerse.
Cada momento transcurrido nos presenta un sinnúmero de calamidades en el mundo todo. Nos hacen ver que un cúmulo de catástrofes, como epidemias, accidentes, terremotos, derrumbes, inundaciones, asaltos, secuestros, violaciones, asesinatos y otros hechos aberrantes nos va cubriendo el panorama.
La preocupación generalizada se extiende rápidamente y las crisis políticas, económicas y sociales no poseen fronteras ni límites, por lo que no tienen inconvenientes en hacerse presentes hasta en los más insólitos y recónditos parajes del planeta.
La velocidad con que viajan las informaciones hace que las noticias nos perturban desmesuradamente porque, ni siquiera terminamos de digerir una tanda de ellas, cuando hace su aparición la siguiente. Y así sucesivamente sin solución de continuidad.
Entonces surgen los cuestionamientos, aparecen los dilemas y afloran las dudas sobre cuál es el sentido de estar presentes y ser testigos de este cataclismo que nos envuelve a todos cada vez más. Desazón y desconcierto tienden a ganar terreno cuando tambalean los supuestos pilares y hay propensión a perder la esperanza.
Ante tanta desgracia, es fundamental anteponer las ganas de vivir, con la firme convicción de que todo puede cambiar para bien. Porque, si se deja que este interminable alud de eventos negativos persista en su sometimiento, la existencia no tendría razón de ser. No reaccionar sería caer en el facilismo de dejarnos arrastrar y pensar que nada puede hacerse para modificar el rumbo de los acontecimientos.
Todo puede corregirse, no hay algo que no se pueda modificar, es cuestión de proponerse y encarar con decisión para revertir esta situación de de peso, de pena, de sufrimiento.
La mejor manera de contrarrestar las cargas negativas es proveerse de todo el positivismo posible. De cualquier forma, la vida vale la pena y, permanentemente, debemos fortalecer nuestras ganas de vivirla".
Espero que pongan en práctica sus ganas de vivir: arriba el ánimo y dejemos de lado todo lo negativo.
Cariños y sonrisas
Irene



martes, 27 de marzo de 2012

Aprender a ser optimista

Ser positivo no es tan difícil como se piensa. "Sólo hay que aprender a mirar la vida y sus claroscuros con las gafas mentales adecuadas. En lugar de soñar con la ausencia de problemas o adversidades, hay que estar preparado para cuando lleguen. El secreto para vivir en clave positiva está en cada uno de nosotros.
Enfrentarse de manera positiva y esperanzada a lo que nos depara la existencia día a día, no sólo ayuda a vivir más feliz y hacer felices a quienes nos rodean, sino también a vivir más años, según estudios recientes.
Algunas investigaciones en la Universidad de Yale, en Connecticut (EE.UU.), sugieren que el optimismo puede alargar la existencia, tanto o más que otros factores del estilo de vida recomendados habitualmente por los médicos, como hacer ejercicio, no fumar, beber con moderación o mantener controlados el colesterol sanguíneo y la tensión arterial.
Pero, ¿cuál es el poder real de una actitud positiva ante la vida? ¿Cómo hay que enfrentarse a las situaciones con buen ánimo cuando éstas invitan a todo lo contrario? ¿El optimista nace o se hace? Y lo más importante y práctico: ¿Se puede aprender a cultivar un talante más alegre, a desarrollar esa energía interior que “puede con todo y todos”?
En muchas culturas orientales y occidentales, y diversas tradiciones filosóficas y corrientes místicas, se elogia y recomienda la práctica consciente del optimismo vital y de una actitud positiva, como causa y consecuencia de una gran sabiduría, del logro de una mayor eficacia en los propósitos que se persiguen, y de una importante madurez emocional y mental.
El psicopedagogo Bernabé Tierno, en su libro "Optimismo vital" ha elaborado el retrato-robot de una persona que lleva el optimismo dentro, y a quien conviene imitar, si se quiere vivir más plenamente.
Quienes reúnen las siguientes características, son más felices y capaces de poner “al mal tiempo buena cara”:.
Inteligencia y perseverancia.
La persona que cultiva el optimismo vital mantiene espera que le sucedan cosas buenas y gratificantes porque entiende que es el resultado de su esfuerzo y dedicación personales.
Prefiere la constancia a la “buena suerte”.
Tanto la adversidad como los “golpes de buena fortuna” son factores ajenos a la persona y que escapan a su control. Para alcanzar el éxito es preferible centrarse en valores como la tenacidad, el entusiasmo, el esfuerzo sostenido y la dedicación.
Los infortunios son pasajeros.
La persona optimista confía en superar las adversidades, sacar lecciones de los golpes de la vida y salir con más experiencia y felicidad, de cualquier circunstancia adversa, incluso aunque sea crítica y extrema.
Es preferible ser práctico y realista.
Seguir un camino claramente definido, proponerse metas concretas, sencillas, tener “los pies sobre la tierra” y conocer bien lo que se quiere conseguir, son otros “abonos” para el optimismo.
• Vivir “aquí, hoy y ahora”.
Hay que ser consciente de que el auténtico bienestar procede de las situaciones más corrientes que nos depara el día a día, y de vivir y disfrutar el presente, sin preocuparse del ayer ni del mañana.
Aceptar con calma lo que llega.
Aprender a resistir y doblarse sin romperse, ante los traumas y desgracias, como sucede con el junco, que se inclina ante la fuerza del viento pero después vuelve a su posición inicial, es otra de las claves del optimismo vital.
Para el optimista, las situaciones dramáticas le brindan una oportunidad de crecer y fortalecerse como persona."
Espero que les sea útil y que aprendan a ser más optimistas.
Cariños y sonrisas
Irene

















domingo, 25 de marzo de 2012

Comunicación Asertiva

Ayer hablabamos de la asertividad y de su importancia en nuestra vida cotidiana. La asertividad es hacernos valer y respetar, decir siempre lo que pensamos y lo que opinamos sin temor a represalias, pero siempre con mucha consideración y sin herir a nadie.
La comunicación asertiva tiene mucho que ver con el  autorrespeto, y obviamente con la autoestima. Es el resultado de un armonioso equilibrio emocional interno.
La mayoría de las personas tímidas no son asertivas, porque ,de una manera u otra tienen miedo de comunicarse con los demás y a hacer valer su forma de pensar. Si bien el proceso de dejar la timidez no es cuestión de un par de días, es posible mejorar esta parte, con algo de asertividad.
"El ser asertivo es algo (como muchas otras cosas) que empieza por dentro, es inicialmente un estado mental y una predisposición interna.
Uno de los problemas por los cuales las personas no son asertivas, es porque realmente no conocen la importancia de serlo.
En algunos casos, cuando eramos pequeños nos han callado, nos han tratado mal (posiblemente en la escuela), a veces nos han humillado, y han dejado por el suelo nuestros ideales, lo que finalmente se transmite a nuestro ser cuando crecemos y se convierte en inseguridad y timidez.
Si bien la vida de todos pudo no ser tan trágica como el párrafo anterior lo menciona, es una manera más de decir que posiblemente estemos pre-programados para nos ser asertivos.
Una de las ventajas más grandes de la vida, es que podemos cambiar nuestra situación sobre la marcha, podemos adquirir nuevos hábitos y mejorar ciertos aspectos de la misma con solo tenerlo en cuenta".
Deberíamos preocuparnos desde hoy mismo por la asertividad, analizando cada fase de nuestra vida en la que no estemos siendo congruente con la asertividad.
"Recuerden que si somos asertivo, la preservación de la autoestima y  el autorrespeto está garantizada. No hay nada mejor para convertirse en una gran persona que el hecho de ser asertivo".
Así que, plantéense hoy misma la meta de mejorar la asertividad y luego verán los excelentes resultados a los que podemos llegar con tan solo  este pequeño cambio en nuestra vida,
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene








viernes, 23 de marzo de 2012

¿Cómo Ser Asertivo?

Tal como habiamos prometido a una amiga vamos a hablar de Asertividad ya que es una de las habilidades más valiosas que podemos cultivar.
Qué es la asertividad?  Es una herramienta de comunicación que se sitúa en el medio de la pasividad y la agresividad, de manera tal que nos permite, sin pasar por encima de los demás, comunicar lo nuestro de forma madura y certera.
Somos asertivos cuando sabemos transmitir nuestras ideas, comunicar sin temores o timidez, nuestras dudas, o concernimientos.
Para empezar, debemos contar inicialmente con las ideas clara. Ser asertivo sin saber lo que queremos, es como buscar pareja sin tener un gusto definido. Podríamos obtener cualquier tipo de resultado.
Por tanto, es importante que cuando nos planteemos el objetivo de convertirnos en una persona asertiva, de antemano contemos con un arsenal de objetivos, metas, creencias, e ideales que definan todo nuestro ser, nuestra misión en este mundo.
La asertividad nos permite decir lo que pensamos y luego actuar en consecuencia, haciendo lo que consideramos más apropiado para nosotros mismos, defendiendo nuestros propios derechos, intereses o necesidades sin agredir u ofender a nadie, ni permitir ser agredido u ofendido y evitando situaciones que causen ansiedad.
Al ser asertivo tomamos con pinzas el consejo de los demás, y verificamos si es bueno para nuestra vida, luego de ello podemos aceptarlo o simplemente rechazarlo sin herir a nadie.
Asimismo, si somos asertivos, podemos dar a conocer nuestros puntos de vista, comunicarnos de una mejor manera, hacernos entender, lograr comprensión por parte de los demás, ser un líder y finalmente cultivar una gran actitud de éxito hacia la vida, lo cual por mucho, es una de las más grandes ventajas.
La asertividad es lo que necesitamos como un camino a la felicidad. Algo importante con el hecho de ser asertivo, es que debemos serlo en todos los aspectos de tu vida. Desde nuestro trabajo y nuestros emprendimientos, hasta nuestra familia y nuestros amigos, desde las responsabilidades hasta la diversión. No es posible ser una persona verdaderamente asertiva, si en una de las áreas de su vida nos dejamos manipular o persuadir fácilmente.

Un gran ejemplo de alguien asertivo, es el estudiante que cuando no entiende algo le pregunta al profesor. A muchos otros les da temor preguntar, pero al estudiante asertivo no. Sabe que tiene una duda y está decidido a resolverla, no le da miedo de lo que piensen los demás e incluso puede que no le importe una que otra burla.
Recordemos que tenemos los mismos derechos que todos los demás seres humanos, tenemos derecho a expresarnos. Es importante que comuniquemos nuestras opiniones pues estas podrían ser la solución a algún problema, no dejemos que nuestra falta de asertividad nos frene al querer transmitir nuestras ideas, ¡Transmitámoslas de una vez!.

miércoles, 21 de marzo de 2012

como alcanzar la felicidad

Ayer leíamos que la psicóloga clínica Aparicio afirmaba que alcanzar la felicidad depende de cada uno, de la actitud que tengamos ante la vida y de lo conscientes que seamos de nuestra propia realidad. Yque a pesar de que la mayoría de las personas buscan dinero, poder, fama, éxito profesional, un buen estatus social, reconocimiento o bienestar, alcanzar la felicidad dependerá de la importancia que cada cual conceda a estos aspectos.
Visto esto, según la experta, lo que hay que hacer de verdad, la actitud que hay que mostrar, el planteamiento vital que debemos adoptar para ser felices pasa por:
·    Aceptarnos tal y como somos. Debemos sentirnos orgullosos de nosotros y de lo que hemos sido capaces de conseguir
·    Tener una actitud positiva ante la vida. Siempre habrá acontecimientos desagradables que nos harán sufrir. Un planteamiento vital positivo nos permitirá vivir con plenitud.
·    Disfrutar plenamente de lo que tenemos y de lo que la vida nos ofrece en cada momento. No hay que esperar ni exigir demasiado para sentirse satisfechos
·    Saber lo que queremos, lo que deseamos y cómo conseguirlo. Debemos elegir los caminos de la vida que nos reporten más satisfacción y evitar los que nos darían malos momentos.
·    Saber evitar las preocupaciones inútiles, los sentimientos de culpa exagerados, los temores absurdos y los caprichos innecesarios.
·    Ser pacientes y tener esperanza. No debemos inquietarnos en circunstancias difíciles ni desesperarnos en los malos momentos. Después de la oscuridad viene la luz.
·    Aprender a ilusionarnos y disfrutar de cada día sacando siempre lo positivo de cada momento. Tenemos que saber valorar y admirar lo mejor de lo que nos rodea: la belleza de la naturaleza, el valor del esfuerzo, la familia, los hijos, los amigos, el amor, la generosidad con los demás…
·    Descubrir nuestras cualidades y ser conscientes de nuestras limitaciones. Meditar, no compararnos con los demás ni desear lo que ellos poseen. Igualmente, tenemos que evitar el conformismo y, en vez de lamentarnos, actuar.
A la vista de cómo marcha el mundo, observamos que ser feliz no es fácil y que habrá que seguir luchando por encontrar el camino de la felicidad. Pero, lo dicho: depende de nosotros y de cómo nos queramos plantear la vida.
 ¡A lo mejor ya somos felices y no lo sabemos!
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene

martes, 20 de marzo de 2012

Es posible que alcancemos la felicidad? Depende de nuestra actitud ante la vida

Sonrisa. - Archivo
 
Si estamos satisfechos con nuestra vida, valoramos todo lo que tenemos y logramos alcanzar un equilibrio personal, no hay duda: somos felices.
Dicen que hay una definición de felicidad por cada una de las personas que vivimos en este mundo. Al igual que sucede con otros conceptos como el amor o la belleza, cada uno de nosotros entiende de manera distinta lo que denominamos “ser feliz”.
A pesar de esto, parece haber coincidencia en que “las personas felices se sienten satisfechas con su vida, valoran todo lo que tienen y logran alcanzar un equilibrio personal en todos los ámbitos”. Así lo explica la psicóloga clínica y escolar Trinidad Aparicio, que afirma también que “la felicidad es un estado de ánimo; una predisposición a sacar lo positivo de cada experiencia en la vida y saber disfrutar de todo cuanto nos acontece”.
Del mismo modo, añade, se puede decir que la felicidad es una cuestión de carácter, ya que hay personas que por naturaleza son más alegres que otras, saben vivir la vida de una manera más intensa y procuran disfrutar de todo lo que les rodea, contagiando a los demás este espíritu.
Encontrar la felicidad, afirma la psicóloga clínica Aparicio, depende de cada uno, de la actitud que tengamos ante la vida y de lo conscientes que seamos de nuestra propia realidad. A pesar de que la mayoría de las personas buscan dinero, poder, fama, éxito profesional, un buen estatus social, reconocimiento o bienestar, alcanzar la felicidad dependerá de la importancia que cada cual conceda a estos aspectos.
Por eso, matiza Aparicio, todos estos elementos “no constituyen la felicidad en sí misma, sino el objetivo que nos hará sentir felices”. La psicóloga asegura que la verdadera felicidad está en nosotros mismos, en la ilusión, el esfuerzo y la voluntad para conseguir aquello que deseamos, en nuestra actitud y el empeño para lograrlo.
Sin embargo, los expertos señalan que esta capacidad de disfrute también se puede aprender y desarrollar y, por eso, aconsejan a los padres que enseñen a sus hijos a valorar e ilusionarse cada día por las pequeñas cosas de la vida.
En este camino de búsqueda de la felicidad, hace unos años, en el Reino Unido, un grupo de expertos en diversas especialidades (psicología, psicoterapia, médicos laborales y sociólogos) elaboró una lista con los 10 ingredientes esenciales para hacer más feliz la vida de las personas:
  1. Cuidar una planta.
  2. Recordar cada día cinco cosas positivas de la vida.
  3. Salir a caminar.
  4. Hablar durante más tiempo con los seres queridos.
  5. Llamar a un amigo que no se ha visto por mucho tiempo.
  6. Reírse.
  7. Realizar ejercicio por lo menos media hora al día tres veces por semana.
  8. Sonreír a personas desconocidas.
  9. Reducir a la mitad el tiempo que se dedica a mirar televisión.
  10. Realizar tareas en beneficio de la comunidad 
  11. y .... hacerme caso   y cumplir con las cosas  que les voy recomendando.           Hasta mañana, cariños y sonrisas.                                                                            Irene                                                                                    

lunes, 19 de marzo de 2012

Tips para ser más felices (2ª Parte)

Buen día, de acuerdo a lo conversado ahí van los 5 tips restantes
6. Practicar el perdón: Perdonar a todos—incluso si lo hacemos sólo como un ejercicio mental. De otro modo aquellas personas y situaciones ganarán poder por sobre nosotros y nuestras vida, dentro de nuestra cabeza. Y, por supuesto, perdónarnos a nosotros mismos—hicimos lo que mejor supimos hacer en ese momento. Hoy es un nuevo día; dejemos ir el enojo y el resentimiento y sentirrmos que somos una persona un poco más libre.
7. Hacer contacto con otro tipo de personas: Dejar de lado a las personas negativas en la vida que buscan a alguien más con quien quejarse de su situación.  No tenemos tiempo para ellas. Rodéense con personas positivas y compasivas. ¿No conocemos a nadie con esas características? Pues pongamos una sonrisa en el rostro y a salir a buscarlos.
8. Controlar la energía: Aprender a decir No a pruebas y personas que agotan nuestra energía. Aprender a decir que no puede ser difícil, pero una vez que lo hemos logrado experimentaremos un nuevo nivel de poder personal y bienestar. En cambio digamos Si a las actividades que nos aportan energía. Hagamos una lista de éstas actividades y hagamos planes para hacer algunas diariamente.

9. Devolver favores: Siéntanse bien al ofrecerse como voluntario para ayudar, como mentor o para pasar tiempo con otros que no poseen su mismo nivel de abundancia. Brinden energía positiva y esta les será retornada muchísimas veces más.

10. Cambiar: El cambio es bueno. Sean flexible. La vida siempre nos pondrá baches en el camino, pero debemos intentar moldear nuestra vida del modo que queremos que sea. Mantengámonos siempre en constante aprendizaje, adaptándonos y adoptando las nuevas y maravillosas cosas que se nos presentarán a lo largo de tu vida.

Para no olvidar:

Ser feliz depende de nosotros.

Recuerden y practiquen diariamente los 10 consejos.
Cariños y sonrisas
Irene














domingo, 18 de marzo de 2012

Tips para ser más felices

Y así como les dije las 10 cosas que uno no debía hacer para poder ser feliz, hoy les traigo tips para ser feliz, pero, de nuevo, son 10 así que lo dividiremos en 5 hoy y cinco mañana: 1. Tomen responsabilidades: Tomen completa responsabilidad de sus acciones, humores y sentimientos. Si logran responsabilizarse de su vida, podrán cambiarla asumiendo su propio liderazgo. Culpar a otros por sus circunstancias sólo hará que se queden en donde estás y no progresen.
2. Sientan sus sentimientos: No acumulen ni guarden sus sentimientos de modo tal que se vuelvan tóxicos o que se filtren. No existen los sentimientos “incorrectos.” Reconozcámoslos, permitamos inundarnos por completo de ellos cuando estemos solos, tan sólo así seremos capaces de seguir adelante.
3. Practica gratitud diariamente: practiquen hacerse la siguiente pregunta: ¿Qué cosas tengo para agradecer? Mantengan un diario y escriban 10 cosas que son buenas en su vida. Hagan esto antes de irse a la cama y disfrutarán mejor de sus horas de sueño. Ser agradecido por lo que tenemos crea un espacio para que nuevas energías ingresen en nuestra vida.
4. Enfocarse en el “Ahora”: No arrastremos el pasado a nuestro presente. Tampoco intentemos vivir en el futuro. Vivamos el ahora, este momento. Cuando estemos completamente metidos en el presente, no hay habitación para el equipaje del pasado ni para miedos del futuro.
5. Controlar los diablillos:  “Diablillos” son esas voces desagradables en la cabeza que nos tiran abajo:  esas que dicen: “no eres lo suficientemente bueno” o “nunca llegarás a nada.” Nunca diríamos esas cosas a nuestro mejor amigo, o si? Entonces encuentre a esos diablillos y aplástelos. ¿Cómo? Escriban todas esas frases y pregúntense si realmente quieren que los controlen. Luego modifíquelas de modo tal que se conviertan en afirmaciones positivas.
Me encantaría que algún dia me dijeran: - seguí unos consejos que publicaste y ahora soy más feliz! Realmente me encantaría, porque sentiría que de algo sirvió mi preocupación por traerles cosas lindad.
Hasta mañana con los otros 5, cariños y sonrisas
Irene 





sábado, 17 de marzo de 2012

las 10 cosas que no debemos hacer si queremos ser felices (2° parte)

De acuerdo a lo conversado ayer, aquí les traigo los cinco últimos consejos sobre las 10 cosas que no debemos hacer si queremos ser felices
6. Ser oportunista: Debemos buscar oportunidades pero no debemos ser oportunista. Si simplemente nos interesamos por todo aquello que nos parece interesante, no tendremos la constancia para seguir nuestra verdadera misión. La felicidad, en estos casos,será una función de la situación y podríamos subirnos en una montaña rusa emocional.
En lugar de ser oportunista, hay que tratar de pensar estratégicamente sobre la vida. Pensar en el largo plazo sobre cómo nos gustaría que fuese la vida. Hay que tener una visión y ser consistente con ella.
7. Pensar sólo en nosotros mismos: Esta es una gran trampa que nos obstaculiza el camino a la felicidad. Podemos pensar que entre más tiempo gastemos en llenar nuestras necesidades y caprichos, más felices seremos. Eso no es verdad. Al contrario, entre más pensamos en nosotros mismos, más decepcionados estaremos. ¿Por qué? Porque entre más pensamos en nosotros mismos, más tendremos para perder. La probabilidad de que algo nos decepcione se incrementa.
8. Ignorar nuestra conciencia: Tal vez muy profundo en nuestro corazón sabemos cual es la cosa correcta que debemos hacer pero lo ignoramos. Ese pequeño susurro en nuestro corazón es esencial para encontrar la felicidad. Es nuestra conciencia, nuestro "Pepe Grillo" y nos dice cual es el proceder correcto. Desafortunadamente, a menudo, nuestra mente racional crea un montón de excusas para no seguir a la conciencia. Toma práctica hacerlo. Siempre estamos aprendiendo.
9. Ser inactivo: Podemos saber que es lo correcto hacer y querer hacerlo, pero si no lo hacemos realmente, no nos hará ningún bien. Hagamos lo que debemos hacer y sin demoras.
10. No aceptarte a ti mismo: De pronto hay cosas que no nos gustan de nosotros mismos. Queremos ser más altos, más ricos o tener un origen diferente.
Cualquier cosa que sea, no podemos hacer nada al respecto. Entonces, en cambio de estar preocupándonos por ello, aceptémos y miremoslo de una forma positiva. Lo que pensamos que es una desventaja puede ser realmente nuestra ventaja. Por ejemplo, el éxito financiero será más inspirador si se tiene un origen humilde que si se viene de la riqueza.

Aprendan a gustarse. Solo cuando se sientan bien consigo mismos podrán encontrar la felicidad en la vida¡
Cariños y sonrisas y hasta mañana
Irene

viernes, 16 de marzo de 2012

10 cosas que no debemos hacer si queremos encontrar la felicidad en la vida

Si queremos ser felíces (y estoy seguro de que todos lo deseamos), es esencial asegurarse de no caer en los inconvenientes, en los obstáculos,  al recorrer el camino hacia la felicidad. Caer en los escollos hará más difícil ser y mantenerse felíz en la vida.

Por eso, es posible que que una de las mejores maneras de encontrar la felicidad es aprender sobre los obstáculos. Entre más sabemos sobre las cosas equivocadas a hacer, mejor preparado estaremos para hacer las cosas correctas.
Pero, como la lista que les traigo hoy son diez cosas que no debemos hacer si queremos encontrar la felicidad en la vida, voy a hacer algo que es habitual en nuestras conversaciones, les daré 5 hoy y 5 mañana, para no aburrirlos:
1. Tratar de complacer a todo el mundo: Esta es una trampa grande. A menudo tememos tanto a las cosas negativas que la gente pueda decir de nosotros que terminamos tratando de complacer a todo el mundo. Pero, no importa cuanto nos  esforcemos, nunca complaceremos a todos. Solo terminaremos frustrado. Es mejor que nos enfoques en la gente correcta en vez de gastar energía en la gente equivocada.
2. Ser codicioso
Necesitamos dinero para vivir, pero obsesionarse con el dinero nunca nos traerá felicidad. Para encontrar la felicidad verdadera debemos aprender a estar contentos con vida (que no quiere decir estar resignado). Estar agradecido por lo que tenemos y contar nuestras bendiciones (que siempre son más de las que pensamos).
3. Ser celoso
Podría ser difícil ser genuinamente felíz cuando alguien es más exitoso que nosotros. En tal situación, es fácil ponerse celoso. ¿Por qué pasa eso?  La causa principal, podría ser que nos comparamos con otros. ya que puede ser que estemos orgullosos (cuando estamos por encima) o celosos (cuando estamos por debajo). Pero debemos entender que tenemos nuestra propia carrera que correr. Somos únicos; tenemos nuestra propia misión. Lo mejor que podemos hacer es ser el mejor que podamos y cumplir nuestra misión.
4. No perdonar
El perdón es una llave importante para la felicidad. Cuando no perdonamos, cargamos un peso en nuestro corazón. Algunas personas están tan acostumbradas a cargar ese peso que ya ni lo sienten. Pero esta gente no sabe cuanta alegría y felicidad dejan de lado por esto.
Una cosas a notar: no solo debemos perdonar a otros, sino también perdonarnos a nosotros mismos. Tal vez cometimos errores en el pasado por los cuales no nos podemos perdonar. Pero comprendamos que nadie es perfecto. Todos cometemos errores así que a perdonarse y empezar de nuevo.
5. Descuidar tus pasiones
¿Qué nos emociona en la vida? Todos tenemos una pasíon. De hecho, creo que todo el mundo tiene múltiples pasiones. Gastar el tiempo en nuestras pasiones nos dará felicidad, sin duda, porque estamos haciendo aquello para lo que tenemos talento. De otra parte, descuidar nuestras pasiones, nos hará vivir por debajo de nuestro potencial.
Espero que les vengan bien estos consejos-
Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene



domingo, 11 de marzo de 2012

La despedida de Gabriel García Márquez

El escritor Gabriel García Márquez, cuando se enteró que tenía cáncer, escribió este poema: LA MARIONETA, como una despedida y vale la pena leerlo. saborearlo y hasta aprendérselo de memoria, para acordarse de muchas cosas que uno debe y otras que no debe a lo largo de la vida:


"Si por un instante Dios se olvidara
de que soy una marioneta de trapo
y me regalara un trozo de vida,
posiblemente no diría todo lo que pienso,
pero en definitiva pensaría todo lo que digo.
Daría valor a las cosas, no por lo que valen,
sino por lo que significan.
Dormiría poco, soñaría más,
entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos,
perdemos sesenta segundos de luz.
Andaría cuando los demás se detienen,
Despertaría cuando los demás duermen.
Escucharía cuando los demás hablan,
y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate.
Si Dios me obsequiara un trozo de vida,
Vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol,
dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma.
Dios mío, si yo tuviera un corazón,
escribiría mi odio sobre hielo,
y esperaría a que saliera el sol.
Pintaría con un sueño de Van Gogh
sobre las estrellas un poema de Benedetti,
y una canción de Serrat sería la serenata
que les ofrecería a la luna.
Regaría con lágrimas las rosas,
para sentir el dolor de sus espinas,
y el encarnado beso de sus pétalo...
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida...
No dejaría pasar un solo día
sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.
Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos
y viviría enamorado del amor.
A los hombres les probaría cuán equivocados están,
al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen,
sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.
A un niño le daría alas,
pero le dejaría que él solo aprendiese a volar.
A los viejos les enseñaría que la muerte
no llega con la vejez sino con el olvido.
Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres
He aprendido que todo el mundo quiere vivir
en la cima de la montaña,
Sin saber que la verdadera felicidad está
en la forma de subir la escarpada.
He aprendido que cuando un recién nacido
aprieta con su pequeño puño,
por vez primera, el dedo de su padre,
lo tiene atrapado por siempre.
He aprendido que un hombre
sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo,
cuando ha de ayudarle a levantarse.
Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes,
pero realmente de mucho no habrán de servir,
porque cuando me guarden dentro de esa maleta,
infelizmente me estaré muriendo."

Espero que les haya gustado! hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene



sábado, 10 de marzo de 2012

Concepto de felicidad

Ustedes ya saben que el concepto de felicidad es muy distinto de unas personas a otras y aunque hay cosas y sensaciones que pueden ser comunes, las alegrias de unos pueden ser mal sueño para otros; así, el adrenalíticos  serán felices arriesgando su vida para vencer a la montaña mientras que una persona normal sentiría mucho miedo de verse expuesta a esos riesgos.
Algunas personas son felices llevando una vida tranquila y segura mientras otras se mueren de aburrimiento si no hay en su vida cambios, novedades y fuertes excitaciones.
Pero, ya lo hemos hablado, la felicidad depende más de lo que  nos ocurre dentro que de lo que nos sucede fuera; de la actitud que tenemos frente a las circunstancias, de las ideas que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida. "Depende de todos los misterios que viven en el Bosque Mágico de tu Mente".
Dentro de tu mente lo tienes todo.
El Sol y la Luna, Las montañas y los valles.
Los colores del amanecer y las sombras de la noche.
La alegría de las cascadas y la niebla espesa que empapa el alma de nostalgias infinitas.
Dentro de tu mente está la mano que te acaricia y la piel que tanto añoras.
Si buscas dentro de tu mente, siempre encontrarás razones para ser feliz y también para permanecer en la tristeza.
Porque tu felicidad no depende de lo que haces ni tampoco de lo que tienes.
No depende de cómo sea tu cuerpo ni de que tengas más o menos dones.
Sólo depende de lo agusto que estés
con lo que haces,
con lo que tienes,
con tu cuerpo
y con tus dones.
Básicamente, la Felicidad obedece a  que realmente quieras ser feliz y estés tan a gusto contigo mismo como para poder sentir todo el Amor de la Vida que te ha permitido existir!!!"
Todo depende de nuestra decisión de ser felices!!! Haganlo ya viviran mejor 
Cariños y sonrisas
Irene

jueves, 8 de marzo de 2012

Cuando ser uno mismo es posible




Ustedes saben que yo siempre trato de dar continuidad al tema que estamos tratando, para que salga redondito. Por eso sigo con el tema de ayer: ser uno mismo, que es el camino a la libertad y a la felicidad y lo enlazo con el anterior: Viktor Frankl y la búsqueda del sentido de la vida.
Y encontré en el diario Vidapositiva.com, de agosto del año pasado un texto que me pareció muy bueno y que voy a parafrasear:
"Tomar conciencia de nuestra propia identidad, actuar en consecuencia y convertirse en un ser auténtico, es una tarea que puede llevar toda una vida".
Las instituciones y el entorno social  fijan patrones de conducta a todo ser humano que viva en sociedad.  Pero, ¿cómo tomar conciencia de quiénes verdaderamente somos para finalmente poder conseguir la felicidad ?.
Quizá, ésta sea una pregunta que a partir de la adolescencia y la formación de una identidad, se hace muy importante   y en la adultez queremos tenerla resuelta para tener una personalidad lo más auténtica posible.
Condicionantes hay miles que limitan la libertad de 'ser uno mismo': la sociedad en su conjunto, a veces la familia de origen y otras tantas la que se ha formado, el área laboral o bien, toda actividad en la que se forme parte, etc,
Sartre nos dice que "tenemos que decidir que hemos de hacer con nosotros mismos. Como no hemos sido creados para hacer nada en concreto, cada hombre deberá buscarse un fin propio, válido solamente para él y realizar su proyecto particular'. Y plantea que la mejor búsqueda del individuo para lograr la autenticidad es tener un objetivo, un sueño, un propósito o una meta y trabajar incansablemente para llevarla a cabo. Pero reconoce las limitaciones que muchas veces implica la libertad.  En cambio, si se dejamos librado al  azar el dominio de nuestro destino, la angustia nos invadirá y hasta puede paralizar la concreción de un proyecto.
Sartre define a la libertad como una 'sensación incómoda', debido a que hay que saber qué hacer con ella, por lo tanto si el sujeto no se define y no encuentra todavía un sentido para su vida, no sabrá cómo actuar.  La libertad de poder ser uno mismo libera, pero también da temor. Bajo esta misma perspectiva, también se inscribe el creador de la Logoterapia y psiquiatra alemán, Victor Frankl (del que hablamos antes de ayer). En su ensayo 'El hombre en busca del sentido', fundamenta cómo el ser humano puede encontrar la felicidad a través de los valores que implican estar involucrados con la concreción de su sueño ya sea personal, profesional o ambos.
El crea la Logoterapia que es un método psicoterapéutico que consiste en mirar hacia el futuro, proyectarlo con sentido y valores y así el individuo podrá encontrarse a si mismo. 
Y resumiremos la biografía de Frankl que es el mejor ejemplo, de cómo se puede encontrar motivación hasta en las circunstancias más desoladoras. El autor fue capturado por el ejército nazi y su destino fue el campo de Auschwitz soportó vejaciones, torturas, frío y hambre al extremo. Y no sólo eso, en manos de los nazis murieron su esposa y su hija.
Y el cuenta que: 'Cuando fui internado en el campo de concentración, me confiscaron un manuscrito listo para su publicación. Sin ninguna duda, mis intensos deseos de reconstruir ese libro me ayudaron a superar los inhumanos rigores de estar en Auschwitz. Estoy convencido de que esa esperanza, al límite de mi resistencia, me ayudó a salvar la vida'.
Entonces vemos que de la situación más extrema puede surgir una esperanza que salva la vida. El resultado del sueño de reconstruir el manuscrito resultó en su máxima obra 'El hombre en busca del sentido'.
Reconocer nuestra autenticidad y así dar sentido a nuestra identidad es una tarea que, por más ardua que sea, significa la respuesta a hacer palpable la felicidad. Sartre propone la autenticidad como guía de nuestra conducta y que consiste en aceptar la temida libertad y tomarla con responsabilidad. Para lograrlo, no hay mejor consejo que el de Victor Frankl: 'El qué tiene un por qué, puede soportar cualquier cómo. El hombre no necesita vivir sin tensiones, sino esforzarse y luchar por una meta o una misión que le merezca la pena'.
Cariños y sonrisas
Irene



miércoles, 7 de marzo de 2012

Ser uno mismo

En la película "Forrest Gump" hay una escena en la que Jenny pregunta: ¿Qué serás cuando crezcas? y Forrest dice: ¿Puedo ser solamente yo mismo?
Tdos, duando somos niños tenemos sueños de lo que queremos ser. Como el concepto de lo que es éxito y dinero aun no están presentes e nuestras vidas,  nuestra gama de ocupaciones a tener en cuenta es muy amplia. Desde bomberos, policías, chóferes de autobuses, médicos, enfermeras, biólogos etc. son profesiones que los niños anhelan.
Una vez crecemos la situación cambia. Las definiciones de éxito y posición social y económica definen nuestras preferencias.
Nuestra personalidad cambia, también, con las definiciones de belleza y éxito. Empezamos a querer ser como las otras personas, a vestirnos como se visten los otros, a escuchar la música que otros escuchan etc. Algo de nuestra individualidad muere en este proceso que es normal en los seres humanos. La mayoría de las personas no tienen problema encontrando balance en este proceso.
Los problemas ocurren cuando nos pasamos la vida encontrando faltas en nosotros mismos, torturándonos porque no somos el ideal que alguien espera de nosotros. Cuando rechazamos aspectos de nuestra personalidad o nuestro cuerpo creamos infelicidad. Si nos aceptamos tal y como somos veremos que este es el primer paso para la felicidad y para auto superarse.
Seamos nosotros mism@s, somos especiales y dotad@s de características especiales. Somos seres únicos e irrepetibles.  
La autocrítica constante solo hiere y no edifica. Cuando nos aceptamos a nosotros mism@s es cuando empezamos a crecer, nos llenamos de calma y nos convertimos en una persona más feliz y que atrae el éxito en todo aspecto. No hay necesidad de ser alguien mas, si logramos ser nosotros  mism@s.
Cariños y sonrisas
Irene













lunes, 5 de marzo de 2012

El sentido de la vida para Viktor Frankl

Encontré una publicación de la Universidad de Sevilla, España, de Julio del 2006  sobre el psiquiatra y psicólogo Viktor Frankl que me gustó y quiero compartirla con ustedes:
El decía: "No hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona para sobreponerse a las dificultades externas y a las limitaciones internas, como la consciencia de tener una tarea en la vida"
"Quien tiene un por qué para vivir, encontrará casi siempre el cómo"
Nietzsche
Estas palabras iniciales nos muestran el pensamiento de Frankl y la esencia de la terapia desarrollada por él: la Logoterapia.
Viktor Emil Frankl nació en Viena el 26 de marzo de 1905. Desde muy pequeño mostró una gran inteligencia y sensibilidad. En su autobiografía relata cómo a la edad de cuatro años se despertó una noche sobresaltado con la idea de que él algún día moriría. A partir de ese momento empezó a preguntarse acerca del sentido de la vida y a interesarse en cuestiones filosóficas. También desde niño Frankl manifestó su deseo de ser médico, diciendo siempre que su modo de ejercer la profesión sería distinto, porque no iba a recurrir demasiado a los fármacos (Bazzi y Fizzotti, 1989).
Con la primera guerra mundial y el hundimiento del Imperio, la familia Frankl sufrió una grave crisis económica. Después de Viktor había nacido otro hermano y una hermana. Los tres niños tuvieron que mendigar el pan y quizá robaron calabazas por los campos.
En la adolescencia, se interesó por las ciencias naturales y la filosofía, que para él definían el modo de entender y afrontar la vida.
En la adolescencia, Frank se interesó por los cursos de psicología experimental de la Educación Secundaria y se carteaba con Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis. Por desgracia, todas las cartas y postales se la confiscó la Gestapo cuando ingresó en el campo de concentración.
Frankl ingresa a la Escuela de Medicina y decide que tiene las cualidades necesarias para hacerse psiquiatra.
En 1937 Frankl abre su consulta privada, y continúa comprobando sus ideas, la búsqueda del sentido de la vida.  A principios de 1942 se casa con Tilly, una joven judía que conocía desde hacía tiempo. Pero para noviembre de 1942 sobrevino el apresamiento por parte de la SS (APA Monitor, 1997). Sólo su hermana se salva por haber obtenido el visado para ir a Australia. Es separado de su esposa y recuerda que en los momentos más duros de la deportación evocará el amor por Tilly como una inmensa reserva de significado.
El período de cautiverio duró dos años y medio. Con el número de matrícula 119104, Frankl, privado de toda identidad, conocerá los horrores de Theresienstadt, Kaufering, Türkheim y Auschwitz. Sus padres, su esposa y su hermano murieron. Había llegado el momento de verificar en sí mismo la validez de su tesis principal, esto es, que el hombre para vivir tiene sobre todo necesidad de sentido.
"Me encontraba solo con mi existencia literalmente desnuda" dice Frankl, despojado de sus seres queridos de su profesión, de sus pacientes, de su querido hospital, de su hogar, de todas sus pertenencias.
Todo su sentido anterior estaba perdido en ese momento….y apareció un nuevo sentido: ¡Sobrevivir! y se propuso aprender algo de aquél terrible lugar para después ponerlo al servicio de la humanidad.
No era nada fácil cumplir sus propósitos. Comiendo solo un plato de caldo aguado y una pequeña ración de pan, trabajando largas jornadas en climas extremosos - fríos de 20° bajo cero- y todas las carencias imaginables, presenciando atrocidades, enfermedades y muertes día tras día, Frankl se apoyó en varios aspectos para lograr sobrevivir:                
1. La experiencia del amor: El amor que sentía por su familia y por su esposa le daban la fuerza para continuar luchando. Así, escribiría después, "el amor es la meta más elevada y esencial a la que puede aspirar el ser humano…la plenitud de la vida humana está en el amor y se realiza a través de él".
2. La naturaleza -esperaba con ansia el momento del atardecer en el Bosque Bávaro- y eso daba sentido a su día.                                             
3. La experiencia del arte -se reunían en los pocos ratos libres a recitar poesías, a cantar o recordar obras de teatro.                                            4. El sentido del humor fue también un elemento importante para la supervivencia: contaban chistes y se reían de la alegría que les daba oír las sirenas que anunciaban bombardeos, porque eso les autorizaba interrumpir el pesado trabajo.                                                                   5. El sentido del pasado: no para quedarse en él, sino para poder soportar la pobreza espiritual del aquí y del ahora, enriqueciéndolo con vivencias anteriores.                                                                                                6. la vivencia de la espiritualidad: Oraba cotidianamente y en la barraca, cuando era posible, rezaban en grupo y cantaban salmos. Para Frankl, la oración es un diálogo íntimo con el más íntimo de los amigos.

Realmente, vale la pena conocer la vida y la filosofía de este gran hombre, que nos enseña que por muy duros que sean los momentos que podamos vivir, siempre la vida tiene un sentido que hay que buscarlo, apoyados en estos aspectos que él enumera.                                         Cariños ysonrisas                                                                                          Irene                                                


domingo, 4 de marzo de 2012

La Esperanza

La esperanza no es fingir que no existen los problemas, es, al contrario, la forma exacta de encontrar las soluciones, que nos brinda la vida cotidiana.
Es la confianza de saber que los problemas no son "para siempre", que los dolores curarán, y las dificultades se superarán. Es tener fe, es una fuente de fortaleza, que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz.
"La vida está hecha de millones de momentos, vividos de mil maneras distintas ó diferentes. Algunos, buscamos amor, paz, armonía, comprensión, ternura. Otros sobrevivimos día a día, semana a semana, mes a mes, y de año a año. Pero no hay momentos más plenos que aquel en el cual descubrimos con alegría, que la vida, con sus constantes alegrías, y sus penas, debe ser vivida a plenitud día a día.
Aunque la positividad suele surgir cuando nos sentimos seguros y satisfechos, la esperanza es una excepción. Si todo saliera siempre como queremos, no habría mucho que esperar. La esperanza entra en escena cuando estamos en una situación desesperada. No nos está yendo bien o tenemos muy poca certeza acerca de cómo saldrán las cosas.
La esperanza surge precisamente, en esos momentos en esos momentos en que la desesperanza o la desesperación se hacen probables.
Cuando el amor profundo de la vida no nos quiere, cuando la llamada que esperamos nunca llega, cuando no conseguimos el trabajo que deseamos, cuando no recibimos la invitación que esperabamos....
El mensaje no es que no  lo merecemos..... el mensaje no es que no somos importantes... El mensaje es que nos merecemos algo mejor.
Cada vez que sintamos decepción por no recibir lo que deseamos ó esperamos, no lo veamos como rechazo ó mala suerte.... simplemente pensemos que es una tremenda oportunidad a algo mucho mejor de lo que esperabamos obtener de la vida. Quizás acabamos de reprobar un examen importante, hemos perdido el trabajo, acaban de decirnos que probablemente estemos enfermos de algo grave, o acabamos de levantar a nuestro hijo tras un accidente en bicicleta. En situaciones desesperadas como estas, la esperanza es “temer lo peor, pero, anhelar lo mejor”.
En lo más profundo de la esperanza, yace la fe en que las cosas pueden cambiar, sin importar cuan duradero o incierto sea el panorama, este puede cambiar.
Las posibilidades existen. La esperanza nos sostiene, nos impide rendirnos a la desesperación. Nos motiva a aprovechar nuestras propias capacidades y nuestro ingenio, para dar un vuelco a las circunstancias. Nos inspira a planear un futuro mejor.
A diferencia de cualquier otro ser mortal, los humanos podemos prever nuestro futuro y, con ello todos los posibles desastres. Día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, tenemos ese poder absoluto, gozando cada momento que nos ofrece la vida, y regocijándonos de cada sueño. Porque, cada día es nuevo y flamante, y podemos empezar de nuevo y realizar todos nuestros más anhelados sueños.
¡CADA DÍA ES NUEVO, Y SI LO VIVIMOS PLENAMENTE, PODREMOS REALMENTE GOZAR DE LA VIDA Y VIVIRLA A PLENITUD, Y REALIZAR NUESTROS MÁS ANHELADOS SUEÑOS FUTUROS!"
Que tengan un precioso domingo. Hasta mañana, cariños y sonrisas
Irene

 

MOMENTOS QUE NOS DEFINEN