VIVAMOS CON UNA SONRISA Y SEREMOS MÁS FELICES


La sonrisa es muy importante para mejorar la autoestima.
Nuestra sonrisa es, en muchos casos, nuestra principal carta de presentación.
Quienes no están satisfechos con su aspecto, suelen sonreír poco, mal y a medias.
Sin embargo, una sonrisa relajada, amplia y espontánea influye en la actitud que mostramos ante los demás y en la percepción que éstos tienen sobre nosotros.
Cuando sonreímos, la persona que tenemos enfrente se muestra más predispuesta a devolvernos el gesto agradable y será menos proclive a fruncirnos el ceño.
Además, y lo más importante, cuando sonreímos, aunque no sintamos nada, nuestro cerebro lo entiende como una señal que todo va bien y manda un mensaje al sistema nervioso central para que libere una sustancia llamada beta-endorfina, que da a la mente una respuesta positiva. 
Dicen que una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero que da más luz.
Además, con cada sonrisa sembramos una esperanza.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios