NO POSPONGAMOS LO QUE NO NOS GUSTA HACER


Tenemos alguna tarea pesada? ¿Tenemos una cita con el dentista y la posponemos continuamente? ¿Debemos ponernos al día con algo que vamos retrasando? ¿Se nos acumulan las tareas porque cada día lo dejamos para el siguiente?
Todo eso influye en nuestro humor, nos va creando ansiedad y obviamente impide que seamos todo lo feliz que nos gustaría.
Así que si queremos recuperar la alegría, bienestar y buen humor: ¡Hagamos esa tarea tediosa de la lista!
Una vez la hayamos llevado a cabo sentiremos una oleada de euforia
Además realicemos tareas en pequeños períodos.
El orden externo contribuye a la paz interior, así que si tenemos muchas tareas por hacer no dejemos que al final del día nos quede esa sensación de que no hicimos ninguna…
Organicémonos en períodos breves de tiempo para enfocarnos en nuestras tareas y permitámonos pequeños momentos de descanso.
Hay veces que 10 minutos son más productivos que una hora… Es cuestión de aprovecharlos, así que ajustemos el temporizador 10 minutos y comprobemos qué somos capaces de hacer.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO