COMO DESARROLLAR EL HABITO DE LA MADITACION QUE MEJORA NUESTRA CAPACIDAD DE VIVIR EN EL "AHORA"


La meditación mejora nuestra capacidad de concentración, aparte de otros muchos beneficios psicológicos Y físicos. Múltiples estudios de psicología y neurología como este (Pagnoni G., 2012), este (Jha AP et al., 2007), y tantos otros, así lo demuestran.
El cuerpo se entrena con ejercicio, y la mente también Y este es el ejercicio básico para una mente más centrada: meditar.
No hace falta ser monje y vivir en el Tíbet para disfrutar de los beneficios de la meditación. Lo que quiero decir es que los resultados se empiezan a notar pronto.

Cómo meditar (para principiantes)
Lo primero: hagámoslo simple.
Busquemos un hueco en nuestro día en el que haya silencio y nadie nos interrumpa.
Si podemos practicar cada día y hacerlo a la misma hora mejor, así creamos una rutina, la cual nos facilitará el camino para que termine convirtiéndose en un hábito:
1.- Sentémonos cómodamente.
2.- Relajemos cuerpo y mente.
3.- Concentremos nuestra atención en algo, por ejemplo, nuestra respiración.
Empecemos por 2-5 minutos y, con el tiempo, a medida que nos sintamos cómodos alarguemos nuestras sesiones progresivamente (a 10 minutos, luego a 15, a 20… y lo que queramos).
Cuando nuestra mente divague mientras meditemos, cosa que pasará (mucho!), tratemos de no juzgar esos pensamientos, están ahí, observémoslos como si fueran ajenos a nosotros. Dejemos que tal y como llegaron se vayan, sin ruido. Con suavidad, hagamos que nuestra atención regrese al estado de concentración previo a la interrupción, en este ejemplo, que nuestra concentración regrese a nuestra respiración.
Al igual que nadie empieza levantando 50 Kg en el gimnasio, nadie nace siendo Buddha, así que empieza tan simple como puedas, y poco a poco ve progresando

Comentarios