MIREMOS ALREDEDOR Y NO NOS CENTREMOS EN NUESTROS PROBLEMAS

Interesarse por lo que ocurre en el mundo y dar una mano todas las veces que sea posible, nos da la sensación de pertenencia y de unidad con el Universo, a la vez que nos hace ver menores nuestros problemas.
No nos quedes en la mirada dolorida de las catástrofes mundiales, preguntémonos siempre qué podemos hacer nosotros para acercar un poco de consuelo.
Además, busquémoslos motivos de felicidad dentro nuestro.
Nadie ni nada pueden brindarnos felicidad.
Todo lo que necesitamos está dentro nuestro. ¿Cómo encontrarlo?
Practicando a diario durante algunos minutos, un silencio profundo que nos conecte con nuestro yo profundo y nos aleje del entorno que siempre nos distrae.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO