ENFRENTAR LAS TAREAS PENDIENTES PARA VIVIR MAS EN EL AHORA

Hay que reducir al mínimo los proyectos abiertos o las tareas pendientes.
Muchos de los pensamientos intrusivos provienen de otros proyectos que tenemos abiertos y de tareas que hemos dejado pendientes.
La solución: limitemos al mínimo el número de proyectos en los que estamos trabajando y tratemos de no dejar tareas pendientes. Acabemos cuanto antes lo que empecemos.
Si hemos de trabajar en más de un proyecto, uno de los proyectos tiene que ser el principal y el que se lleve la mayor parte de nuestro tiempo y trabajo, el resto deben ser secundarios o de menor exigencia. Planifiquemos nuestro proyecto o tarea incompleta.
Planificar con antelación la vía de acción que se seguirá para concluir el proyecto o la tarea incompleta nos ayuda a liberar espacio en nuestra mente para que nos centremos en la tarea que ahora tenemos entre manos.
Según un estudio (Masicampo y Baumeister,2011) al permitir a los participantes preparar planes específicos para las tareas y proyectos inacabados, consiguieron eliminar las ansiedades y retrasos que estas producían en las personas cuando estaban realizando una tarea cualquiera.
Solo una tarea a la vez!!!!
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios