NECESIDADES, INTERESES Y ASPIRACIONES

La próxima vez que nos sorprendamos diciendo o pensando algo negativamente de alguien “destacado” (entiéndase, por favor, no rostros faranduleros), nos sea beneficioso tomarnos un segundo para analizar por qué esa persona ha conseguido ese sitial, qué precios y sacrificios ha pagado y los aspectos positivos que brinda su imagen para el entorno.
Un ejemplo admirable en este sentido es el de Yunus, ¡gran emprendedor!, quien contra todo lo que había sido desarrollado y estudiado, se convenció de que siempre hay maneras de ser creativo y constructivo.
Muhammad Yunus es un emprendedor social, banquero, economista y líder social bangladesí condecorado con el Premio Nobel de la Paz por desarrollar el concepto de microcrédito.
Estos créditos son otorgados a emprendedores que son muy pobres para calificar a un crédito en un banco tradicional.
Su obra ya está por todo el mundo bajo el secreto de vender ideas antiguas pero siempre válidas: buena fe, confianza, responsabilidad, solidaridad…
Por lo tanto, subámosle el nivel al cuento, esforcémonos por ser más y mejores. Es una situación que no sale caro, de hecho ni siquiera nos cuesta un peso.
Únicamente se requiere actitud, perseverancia y decisión.
¿Habíamos escuchado antes que esa es la clave del éxito? Evidente, todo el mundo lo sabe. Ahí entra en juego lo precaria de nuestra condición imperfecta, que pese a saber lo que es adecuado, no lo hacemos. Todo responde exclusivamente a una cuestión de necesidades, intereses y aspiraciones .
¿Cuáles son los nuestros?
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO