Ir al contenido principal

QUERER CONTROLAR TODO

El querer controlar es una tensión y tiene un movimiento hacia lo externo.
Hemos estado leyendo noticias o mirándolas y de pronto estamos con más tensión, de que suceda algo a quienes amamos.
No se puede controlar realmente nada alrededor para evitar que suceda algo más. Y lo importante es que no estemos sufriendo por ésto.
El sufrir por los que amamos de alguna manera lo interpretamos como que es más amor, pero no es así; nos hacemos daño, y dañamos al otro también.
Enseñamos miedo en lugar de confianza. Hay que descubrir esa seguridad interior en la cual el amor fluye, el momento es dichoso y compartimos paz con todos.
Entonces, si estamos en uno de esos ataques de control, ¿qué podemos hacer? necesitamos parar e ir hacia adentro.
Exactamente cuando sentimos ese movimiento hacia afuera, entonces debemos recordar "vuelvo a mi", "voy adentro".
Ir más allá del automático será muy bueno para nosotros, para la salud, para el sentir. Estamos eligiendo un cambio!
Cariños y sonrisas
Irene

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO