DEJEMOS DE INTENTAR COMPRAR LA FELICIDAD

Dejemos de intentar comprar la felicidad.
Es cierto que tener plata, ayuda a ser felices.
Pero, las últimas investigaciones indican que la riqueza por sí sola no ofrece ninguna garantía de una buena vida.
Mucho más importante que un ingreso alto es cómo se gasta.
Por ejemplo, regalar dinero genera mucha más felicidad en las personas que derrocharlo en sí mismos.
Y cuando lo gastan, las personas son mucho más felices cuando lo usan para experiencias como viajes que para adquirir bienes materiales.
Numerosos estudios en los últimos 10 años han demostrado que las experiencias de la vida nos dan un placer más duradero que las cosas materiales y, sin embargo la gente prioriza los bienes tangibles.
Pero la verdad es que las cosas que realmente nos satisfacen son totalmente gratis – el amor, la risa y el trabajo en nuestras pasiones.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO