DEJEMOS DE HUIR DE LOS PROBLEMAS

Enfrentémoslos con la cabeza en alto.
No, no será fácil.
No hay persona en el mundo capaz de manejar a la perfección cada golpe que le arrojan.
No se supone que somos capaces de resolver problemas al instante.
Así no es como estamos hechos.
De hecho, estamos hechos para enojarnos, ponernos tristes, sentir dolor, tropezar y caer. Porque ese es todo el propósito de la vida – enfrentar los problemas, aprender, adaptarse, y resolverlos en el transcurso del tiempo.
Enfrentarlos y superarlos aumenta nuestra autoestima.
Y esto es lo que en última instancia, nos convierte en la persona que llegaremos a ser.
Cariños y sonrisas
Irene

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

AUTOESTIMA Y MANEJO DE EMOCIONES NEGATIVAS

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

HÁBITOS SENCILLOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA