DEJEMOS DE LADO LA ENVIDIA

La envidia es el arte de contar las bendiciones ajenas en vez de las propias.
La envidia es un fenómeno psicológico muy común que hace sufrir enormemente a muchas personas.
Tanto a los envidiosos como a sus víctimas.
Puede ser leve o intensa, simple o compleja, consciente o inconsciente, explícita o involucrada en algunos síntomas neuróticos...
No hay envidia "sana".
La envidia es siempre un doloroso sentimiento de frustración porque sentimos que nos falta algo (belleza, dinero, sexo, éxito, poder, libertad, amor, personalidad, experiencia, felicidad...), por lo que sufrimos contra los suponemos que lo tienen, consciente o inconscientemente.La envidia es una defensa típica de las personas más débiles en cualquier sentido, por lo cual, si la sufrimos en algunos casos, hay que combatirla!.
La envidia sólo se cura madurando la personalidad y resolviendo nuestras propias carencias. La persona madura no envidia a nadie.

Cariños y sonrisas
Irene


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO