DEJEMOS DE SER INGRATOS CON LA VIDA

No importa lo bien o lo mal que nos haya ido, levantémonos de la cama agradecidos por tener vida.
Hay quienes, en algún lugar, luchan por ella desesperadamente, porque están enfermos o porque no tienen nada.  
En lugar de pensar en lo que nos hace falta, intentemos pensar en lo que tenemos y que a muchos les hace falta.
Pensemos en lo que logra que seamos más gradecidos:
1-  Nos hace más felices.
Ya que cuando somos personas agradecidas nuestra mente se enfoca en lo que tenemos y no en lo que nos falta. Ese simple hecho nos hace personas mucho más felices.
2-    Beneficia a la persona que lo recibe
Ser agradecido beneficia a otros.
¿Cuántas veces nos hemos sentido bien cuando otra persona nos agradece algo? ¿Cuántas veces hemos sentido nuestro trabajo valorado, nuestras ideas importantes, nuestra persona aceptada cuando alguien nos agradece?
Ese es el punto, una persona agradecida no sólo es más feliz sino que también esparce bendición a su alrededor en cada momento que da las gracias a otros.
3-    Fortalece relaciones
La consecuencia de beneficiar a otras personas fortalece las relaciones. Hace que las personas quieran estar con nosotros. Nos hace personas más interesante.
4-    Desarrolla una actitud Positiva
Cuando somos agradecidos desarrollamos una tendencia a ver el lado positivo de las cosas. En consecuencia, logramos mantener una actitud positiva. Vemos el vaso medio lleno, vemos el sol entre las grises nubes.
5-    Nos hace más consciente del mundo a nuestro alrededor
Ser agradecido nos muestra un mundo escondido que la mayoría de las personas no ven. Existe una cadena de “casualidades” que permitan que nosotros vivamos, veamos, interactuemos con el mundo. Ser agradecido nos hace conscientes de esa cadena.
¿Sabemos las cientos de funciones en nuestro cuerpo, en el mundo y en el universo que necesitan suceder de forma perfecta para que nosotros podamos vivir? ¿Para que podamos tener electricidad, agua, un auto, el internet que estamos utilizando en este momento?
La vida es un milagro que sólo podes ver cuando te pones los lentes del agradecimiento.
Esta semana leí lo siguiente “la gratitud puede transformar lo que tenemos en suficiente, una comida en un banquete, una casa en un hogar, y un extraño en un amigo. Por muy difíciles que sean tus circunstancias, estoy seguro que siempre existe algo por lo cual puedes estar agradecido.”
Por lo que les propongo un reto extremo. Es difícil, pero no imposible.
Por 24 horas (no 10, 12 o 23… 24 horas) vamos a dar las gracias por todo… en extremo:
Cuando nos levantemos – Gracias por un nuevo día de vida.
Cuando encendamos la luz – Gracias por la bendición de tener electricidad.
Cuando nos bañemos – Gracias por tener agua caliente, corriente y productos de aseo personal.
Cuando comamos- gracias por los alimentos, por el hecho de proveer trabajo a toda una cadena de suministro que hace posible comer.
Cuando encendamos nuestro vehículo  o tomemos un ómnibus– gracias por al bendición de tener un vehículo o un transporte público a disposición.
Cuando estemos en el tráfico – gracias por el tráfico y porque no fuimos nosotros el que se accidentó y estuvo en un accidente.
… y continuemos así por 24 horas… dando gracias por todo y veremos cuanto más felices podemos ser! Y CUÉNTEME COMO LES FUE
Cariños y sonrisas
Irene
 


             

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO