INTELIGENCIA PERSONAL Y SOCIAL Y PARA QUE NOS SIRVEN

Seguimos con el tema de la inteligencia emocional, la personal y la social:
LA INTELIGENCIA PERSONAL
La inteligencia personal (o intrapersonal), implica la comprensión de uno mismo, la capacidad para evaluarse de un modo objetivo, saber cuáles son las propias capacidades o habilidades y ser capaces de razonar acerca de las propias emociones, motivaciones, valores y otros procesos internos.
Es decir, es la capacidad para conocerse a uno mismo de una manera acertada, entenderse y manejar la información interna.
LA INTELIGENCIA SOCIAL
La inteligencia social tiene que ver con nuestras relaciones con los demás, incluyendo aspectos como la intimidad y la confianza, la persuasión, la pertenencia a grupos o la influencia.
Consiste en el uso de información social para hacer que otros nos ayuden y actúen con nosotros, la capacidad para relacionarse con los demás de manera efectiva y la capacidad para identificar las relaciones existentes entre las personas (dominancia, liderazgo, sumisión, dependencia, etc.).
Estos tres tipos de inteligencia suelen estar relacionados y tienden a juntarse.
Por ejemplo, la inteligencia social y la emocional nos ayudan  a entendernos mejor a nosotros mismos (inteligencia personal) y la inteligencia emocional nos ayuda a relacionarnos mejor con los demás.
Cariños y sonrisas
Irene
Cariños y sonrisas
Irene
 

Comentarios