PARA EMPEZAR A MEDITAR::1. ELEGIR UN LUGAR TRANQUILO Y 2: ENCONTRAR EL MEJOR MOMENTO

1. ELIJAMOS UN LUGAR TRANQUILO
Elijamos un lugar en el que podamos estar en calma, sin perturbaciones, en lo posible lejos del ruido y las distracciones. 
Es importante que sea un lugar seguro, como nuestra casa o un sitio en donde nis sintamos a gusto.
No es necesario que adornemos el lugar; nuestra mente es lo único que necesitamos. 
Pero si nos ayuda, podemos prender algunos inciensos, poner plantas o alguna decoración zen, para que podamos identificar ese lugar como nuestro recinto de paz.
2. ENCONTREMOS NUESTRO MEJOR MOMENTO
Esto solamente lo sabremos a través de la práctica. 
Cada persona es diferente y por eso debemos elegir los momentos que nos sean más adecuados, cuando sepamos que nadie nos va a molestar. 
En general, los momentos de transición, como el amanecer o la puesta del sol, son ideales para meditar.
Algunas personas eligen comenzar su día con una sesión de meditación temprana y a otras les funciona mejor la tarde, una vez que han terminado sus labores. 
Nada está escrito y lo importante es que escuchemos a nuestro propio cuerpo y aprendamos a elegir el momento que es más apropiado para nosotros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO