DEPRIMIRSE O ESTRESARSE CUESTA MUCHO TRABAJO


Deprimirse o estresarse cuesta mucho trabajo, hay que hacerlo cada día con mucha fuerza.
De manera natural la gente ni se deprime ni se estresa, es nuestro diálogo interno el culpable, lo hacemos sin darnos cuenta.
A cada uno de los pensamientos que nos hacen débiles les llamamos creencias irracionales.
Cosas que nosotros nos creemos y que defendemos pero que nos hacen más débiles.
Un ejemplo es un niño de 14 años que ha intentado suicidarse en diversas ocasiones. ¿Hay alguna razón?.
Sí ha suspendido por primera vez 3 asignaturas.
Y él niño explicaba “yo voy a un colegio muy bueno, han ido mis hermanos y mi padre. Yo siempre he aprobado.
Además en este colegio hay una regla y es que al final del curso no se puede pasar al siguiente curso con más de dos asignaturas.
Por lo tanto si esto ocurre tienes que repetir curso. Por lo tanto ya no sería suspender, sería el repetir curso ¿me entiendes?, eso sería terrible.
Además en ese colegio sólo se puede repetir curso una vez, si no aprobara me expulsarían y sería insoportable, y si me expulsaran me daría tal trauma que no llegaría a la universidad.
Sería el único que no llegaría a la universidad y no podría soportarlo, sería el tonto y el marginado. Y si me sucediera todo esto estaría condenado a un trabajo aburrido, monótono y claro no podría tener novia y estaría condenado a vivir en soledad”
Cada una de estas creencias que tenía este chico, eran creencias irracionales: Este chico pensaba que estar en soledad, no tener novia, no tener estudios universitarios, suspender era terrible.
Las creencias irracionales son exageraciones de la realidad.
No nos sirven para solucionar los problemas, nos causan un gran malestar emocional y nos hacen débiles.
Nosotros tenemos estas creencias irracionales porque alguien nos ha convencido de ello o bien nosotros nos las hemos inventamos.
Por ejemplo a este chico de 14 años sus padres le preguntaban: “¿Tienes deberes hoy?”, y él les contestaba, “sí ya los he hecho en el colegio”. Y sus padres le decían: “mira que si no haces los deberes vas a acabar como un indigente…”, se fue creyendo que no tener estudios era algo muy grave.
Hay que desprenderse de las creencias irracionales.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO