AGRADECER TIENE QUE VER CON APRECIAR, VALORAR Y VIVIR EN EL PRESENTE

Para conectar con el agradecimiento tenemos que ganar en flexibilidad y perder en rigidez.
El agradecer tiene todo que ver con apreciar, valorar y vivir en el presente.
Eso significa aprender a hacer las paces con el hecho de que la vida en general no es como nosotros creemos que debería de ser y que nuestras expectativas y nuestra visión de la realidad influyen de forma determinante en nuestra capacidad de agradecer.
Así, es que creemos que la vida nos debe más de lo que tenemos, seremos siempre unos ingratos porque no agradeceremos lo que realmente tenemos.
Sin embargo, la gratitud es un músculo!
A medida que la entrenamos, cada vez percibimos más cosas por las que sentirnos agradecidos.
De ahí que sea una buena idea poner en práctica un ejercicio muy sencillo, propuesto por el padre de la psicología positiva, Martin Selligman: durante una semana, cada noche, antes de acostarnos, anotar tres cosas que nos hayan sucedido ese día que nos hagan sentir agradecidos, desde que la ducha estuvo más agradable de lo común o que l café estaba más rico.
Es el primer paso para empezar a ver nuestra vida desde una perspectiva más constructiva.
El primer día puede resultar difícil, pero si somos constantes podremos ver cómo cada vez surge de manera más natural.
De la mano del agradecimiento surge de forma natural la valoración.
Es decir, la capacidad de apreciar lo que somos, lo que tenemos y lo que hacemos en el momento presente.
Paradójicamente, cuanto más valoramos nuestra existencia, más abundancia experimentamos en la dimensión emocional de nuestra vida.
Hagamos el ejercicio!
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO