LAS CRÍTICAS

En el  lenguaje cotidiano, conocemos como crítica la reprobación, ataque o censura que se hace de una cosa o una persona: “No me gustó la crítica que me hizo Esteban por no llamar a Juan”, Mercedes está cansada de las críticas por su corte de cabello”, “No te enojes, es sólo una crítica constructiva para ayudarte a mejorar”.
Entonces críticas: cómo tomarlas?

La diferencia entre una crítica constructiva y negativa (o destructiva) radica en la intención, las palabras que se usan y la forma de decirla y si se hace en privado o delante de todo el mundo.
Pero por destructiva que pueda ser una crítica, si el receptor no le da importancia y no se siente atacado y no salta como "una avispa saltona" defendiéndose , no la vivirá como una ofensa.
Por ello, cuando emitamos una crítica deberemos ser prudentes y dejar evidente el amor, también el respeto, buscar la oportunidad del momento y dar siempre al aludido la oportunidad de responder, respetar su derecho a réplica.
Este punto es clave para relajar la implicación emocional a las críticas durante el día a día.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO