miércoles, 7 de diciembre de 2016

PASAR LA PÁGINA SIN OLVIDAR

No debemos olvidar sino superar.
Hemos de pasar página de todas esas pérdidas, relaciones, desengaños, malestares, temores, relaciones y heridas sentimentales.
El dolor forma parte de esos malos momentos pero el sufrimiento debe ser gestionado. 
Necesitamos admitir un mal episodio para poder ir dejándolo atrás, poco a poco.
En este sentido, es importante conocer una capacidad llamada resiliencia, de la que hemos hablado varias veces, pero por las dudas les volveré a dar el concepto:
La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal.
Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión.
Esto les permite una sensación de autocontrol frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos.

Cariños y sonrisas
Irene
 


 

domingo, 4 de diciembre de 2016

QUERER, PODER Y MERECER

Hay que tener muy claro, es imprescindible, entender que lo que realmente nos define NO son las opiniones positivas o las críticas a las que estamos expuestos por parte de los demás, sino la valoración que hacemos de nosotros mismos.
Y esto es: LA AUTOESTIMA, la confianza que tenemos en nuestras posibilidades.
Para conseguir una progresión correcta en la autoconfianza es recomendable que nos conozcamos y sepamos cuáles son nuestros potenciales para así poder enfocarnos hacia ellos.
Debemos cuidarnos y ser autosuficientes emocionalmente, con la actitud de plantearnos nuestras limitaciones y hacer autocrítica si es necesario.
Es esencial también dedicar un pequeño momento cada día para relajarse y apostar por el sentido del humor.
Cariños y sonrisas
Irene

viernes, 2 de diciembre de 2016

ZONA DE CONFORT

A menudo nos autoimponemos una zona de confort en la que nos sentimos seguros y protegidos.
La zona de confort es ese lugar mental  conocido, en el que estamos a gusto con todo, y no pensamos en cambiar nada de nuestras vidas.
Pero estar a gusto con todo, no necesariamente es bueno.
Este ámbito puede conllevar miedo a lo desconocido y nos puede sumergir en un aislamiento vital nada aconsejable. Para vivir la vida en plenitud es necesario explorar nuevos horizontes, perder el miedo a avanzar accediendo a nuevos mundos que nos proporcionen nueva sabiduría y madurez personal.
Y la voluntad es nuestra capacidad para decidir si ejecutamos una acción o no.
Para tener una buena predisposición a la acción (sea cual sea: aprender un idioma, hacer gimnasia, salir al mundo de alguna forma, etc.) hay que:
1.- ser receptivo,
2.- priorizar los pasos a seguir y
3.- visualizar positivamente el objetivo.
Así pues, la voluntad debe ser la chispa que nos conduzca a la acción.
Cuando decidimos dejar que la vida nos sorprenda, sin miedos remolones, accedemos a lo que se conoce como “zona de aprendizaje”.
Cariños y sonrisas
Irene
 

jueves, 1 de diciembre de 2016

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO

¿Recuerdan aquel día en el que todo nos salía al revés?
O, contrariamente, ¿Les ha ocurrido que nos levantemos con el pié derecho y todo parece girar en una sincronía perfecta y deliciosa?
La diferencia es nuestra actitud con la que nos enfrentamos cada nuevo día.
Vemos el mundo según nuestro estado interior: cuánto más optimistas seamos para interpretar lo que nos ocurre, mejor valoración obtendremos de nosotros mismos –la autoestima– y mejor adaptación al medio.
Consecuentemente, una actitud positiva se basa en una buena autoestima
Aprendámoslo de una vez!
Cariños y sonrisas

Irene

 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

TRUQUITOS PARA QUITARNOS DE ENCIMA LA MOCHILA EMOCIONAL

Esta semana hablamos de eliminar los lastres emocionales para poder ser más positivos y por lo tanto más felices.
Hoy vamos a empezar a dar unos trucos esenciales (son varias) para poder liberarnos  del lastre emocional que acumulas en tu vida diaria.
En el transcurso de nuestra vida experimentamos sentimientos nocivos que quedan latentes en la memoria vital.
La consecuencia es un lastre de rencores, aflicciones, miedos y conflictos pero, ¿podemos hacer algo por nuestra higiene emocional?
1. Focalizar los pensamientos positivos y controlar los negativos
La ansiedad es el alimento de los pensamientos negativos ya que éstos generan una gran cantidad de malestar.
Todo lo contrario de los positivos.
De tal manera que con afirmaciones positivas alcanzaremos permutar el pensamiento con la herramienta del lenguaje, esto es, si repetimos: “puedo hacerlo”, “me quiero”, “yo valgo” esto no es suficiente, es necesario creerse esas palabras e interiorizarlas para que surtan efecto.
Así, hay que potenciar aquello que deseamos atraer y nuestra mente nos llevará de la mano al ámbito emocional y podremos lograrlo.
Pero, repito: hay que creérselo!!!!
Cariños y sonrisas
 

martes, 29 de noviembre de 2016

CADA NOCHE ANTES DE ACOSTARNOS...


Pensemos en las cosas buenas que nos ha traído el día, los retos superados, los errores que hemos cometido y cómo podemos mejorar. Además, no nos podemos olvidar de agradecer
Somos capaces de valorar y apreciar todas aquellas cosas que damos por sentadas cada día. Cosas tan simples como que al pulsar un interruptor se encienda la luz, o que al encender el grifo en la ducha fluya el agua caliente. Un sencillo gesto de cariño, una sonrisa inesperada o un instante de armonía. Lamentablemente, a menudo tendemos a olvidar u obviar aquellas cosas a las que estamos ‘acostumbrados’ y que consideramos ‘aseguradas’.
La gratitud es un músculo. A medida que la entrenamos, cada vez percibimos más cosas por las que sentirnos agradecidos. De ahí que sea una buena idea poner en práctica un ejercicio muy sencillo, propuesto por el padre de la psicología positiva, Martin Seligman: durante una semana, cada noche, antes de acostarnos, pensar y anotar tres cosas que nos hayan sucedido ese día que nos hagan sentir agradecidos.
Es el primer paso para empezar a ver nuestra vida desde una perspectiva más constructiva. El primer día puede resultar difícil, pero si somos constantes podremos ver cómo cada vez surge de manera más natural y se convierte en un hábito muy saludable.
Cariños y sonrisas
Irene

lunes, 28 de noviembre de 2016

SUPEREMOS NUESTROS LASTRES

En el transcurso de nuestra vida experimentamos sentimientos nocivos que quedan latentes en la memoria vital.
Hay personas que viven arrastrando mochilas llenas de peso: trabajos que no les satisfacen, relaciones que no les aportan nada, hábitos que no les gustan…
La consecuencia es un lastre de rencores, aflicciones, miedos y conflictos pero, ¿podemos hacer algo por nuestra higiene emocional? 

Para superar todos estos lastres es preciso tomar cierto control sobre la situación, pensar en positivo y tratar de cambiarlas, focalizar los pensamientos positivos y controlar los negativos.
Cariños y sonrisas
Irene

domingo, 27 de noviembre de 2016

REGALÉMONOS TIEMPO!!!!



Hagamos actividades que nos hagan felices.
Es la mejor manera de encontrarse con nosotros mismos y desarrollar nuestras habilidades.
De casa al trabajo, del trabajo al súper, del súper a clase… ¡Paremos un poco!
¿Tenemos miedo a no hacer nada? ¿A no aprovechar el tiempo?
Tomémonos cada día un tiempo para estar con nosotros mismos, a escuchar lo que nuestro cuerpo necesita. A hacer lo que más nos guste.
Se supone que las jornadas de 8 horas de trabajo sirven para que tengamos más tiempo para nosotros mismos, y sin embargo lo único que hacemos con el tiempo que nos sobra ¡es hacer más cosas!
Prioricemos, no queramos hacer de todo y a todas horas.
Disfrutemos del ocio y la tranquilidad.
Cariños y sonrisas
Irene



sábado, 26 de noviembre de 2016

ACEPTARSE Y PERDONARSE ES UN PUNTO DE PARTIDA PARA SER MAS POSITIVO


Aceptarnos y perdonarnos!


Escribamos una carta en la que se describa todo aquello que no nos gusta de nosotros, y todo aquello de lo que nos sentimos culpable.
No te dejemos nada.
Leámosla con atención y veamos lo que podemos mejorar o pedir perdón, en su caso
Despidámonos de esa carta y la partimos en mil pedazos.
A partir de ese momento empecemos de cero, con todo lo que hemos aprendido, pero dejando atrás la culpabilidad.
Siempre estamos a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva.

Y las críticas que nos hagamos deben ser siempre constructivas acerca de nosotros mismos

Que todo lo que nos digamos sirva para mejorar, no para estancarse y culpabilizarse. Asimismo, aprendamos a escuchar las críticas de forma que no nos afecten, sino que podamos aprender de ellas. 
Y por último, Tratémonos con cariño y respeto, siempre!

Somos lo mejor que nos ha pasado, así que demostrémoslo.
Tenemos derecho a ser felices.
Cariños y sonrisas
Irene





viernes, 25 de noviembre de 2016

NO NOS COMPAREMOS CON NADIE: SOMOS ÚNICOS




Cada persona es un mundo y somos el dueño del nuestro.
Centrémonos en nosotros. En nuestra vida!
Envidiando e idealizando la vida del resto lo único que conseguiremos es sentirnos desgraciados



La competitividad actual nos obliga a comparar nuestras acciones y nuestra vida con la de los demás.

La publicidad y los medios de comunicación también nos ofrecen modelos sociales que nos obligan a estar continuamente comparándonos con los que nos rodean.

 ¿Qué debemos hacer ante estas situaciones en las que nos comparan y nos comparamos con los demás?

 - Lo mejor es compararse con uno mismo. Preguntémonos cómo estábamos el año pasado por estas fechas y cómo estamos ahora.

 - Aprendamos a aceptar las diferencias personales. Cada persona es única y diferente. Siempre habrá personas con mejores y peores cualidades que nosotros.

  - No nos creamos los mensajes de perfección que se lanzan a través de los medios de comunicación. Nadie es perfecto, aunque en los anuncios se nos quiere hacer ver que sí, que existen personas completas en todos los sentidos.

 - Busquemos en nosotros mismos qué aspectos podemos mejorar y hacer crecer. Seguro que tenemos más de una cualidad dormidas esperando a salir. Desarrollemos aspectos en los que siempre nos hubiese gustado hacer algo.
Si nos sentimos bien con nosotros mismos no necesitaremos compararnos con otros.
Si queremos mejorar nuestra imagen externa, no nos comparemos, tratemos de ser una mejor versión de nosotros mismos.

 - Desarrollemos nuestra autoestima a partir de los propios valores y la propia valía.

 - Vivamos bien dentro de nuestra propia piel. Y planteémonos retos para superarnos, sin mirar a otros.

Cariños y sonrisas
Irene




jueves, 24 de noviembre de 2016

PONERSE METAS REALISTAS Y QUE PODAMOS CUMPLIR





Hay que ponerse netas a las cuales sea relativamente fácil llegar.
Que sean medibles.
Si somos específicos al plantear las metas y las dividimos en submetas, en pequeños pasos concretos, podemos darnos cuenta de si estamos logrando buenos resultados o si necesitamos hacer algunos cambios.
No es igual decir quiero adelgazar, que decir voy a bajar 500gr. a la semana.
Es diferente plantearse: “me voy a comunicar mejor con mi pareja”, que proponerse: “voy a dedicar 2 horas a la semana para salir y conversar con mi pareja.”
Importante.
Si nos ponemos metas poco importantes, seguramente nos va a faltar la motivación necesaria para lograrlas.
Poco a poco las podemos aumentar, y veremos que paso a paso estamos consiguiendo lo que nos proponemos.
Acuérdense que "el cielo es el límite"
Y si fracasamos, aprendamos de ello sin culparnos de nuestros errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez.
Atrevámonos a afrontar retos.
Cariños y sonrisas
Irene



miércoles, 23 de noviembre de 2016

OJO CON LA ANSIEDAD

La ansiedad y la depresión son condiciones reales que necesitan un tratamiento. 
Estas no deben compararse con el pensamiento negativo genérico; sin embargo, dicho pensamiento puede ser parte de lo que provoca o prolonga la ansiedad o la depresión. Buscar atención médica de inmediato para tratar esas enfermedades mentales,es necesario. 
Mientras más pronto busquemos ayuda, más pronto podremos retomar nuestra vida y sentirnos complet@s nuevamente.
No solo vale la pena vivir la vida si no que merecemos vivirla plenamente. 
Hay muchas personas que están listas para ayudarnos cuando nos sintamos desesperad@s y tengamos dificultades.
En ocasiones, preocuparnos por el pasado o el futuro entorpece el pensamiento positivo. Si nos quedamos atrapad@s en el pasado y dejamos que la tristeza o las malas experiencias del pasado controlen nuestras experiencias presentes, aprendamos a aceptar lo que pasó sin dejar que afecte nuestra visión y nuestra forma de pensar actuales. 
Si estamos totalmente enfocad@s en el futuro en lugar del presente, tratemos de preocuparnos menos en lo que vendrá y empecemos a vivir más el presente.
Cariños y sonrisas
Irene

martes, 22 de noviembre de 2016

CONSEJITOS PARA SER MAS POSITIVOS



1•El “pensamiento positivo atrae a más pensamiento positivo” de la misma forma que la “negatividad atrae a más negatividad”.
Si somos amables, agradables, serviciales y sonrientes con las personas, podemos esperar que nos traten de la misma forma. Por otro lado, si somos groseros, no tenemos buenos modales y somos desagradables con las personas, ellas no nos respetarán y nos evitarán debido a nuestra actitud poco atractiva o denigrante.

2•No siempre podemos controlar los eventos de la vida, pero podemos controlar lo que elegimos pensar y sentir sobre ellos. Podemos elegir ver las cosas de forma positiva o de otra forma. Nosotros decidimos. 

3•Mantengamos un buen estado físico y comamos una dieta saludable. Estas son bases importantes para una visión positiva, es mucho más difícil sentirse positivo cuando estamos mal de salud o en mal estado físico.

4•Riamos con frecuencia. La risa y las emociones positivas generadas por la comedia, el entretenimiento y las actividades divertidas y felices son una parte importante de mantenernos con un buen estado de ánimo. Así es, está bien reír en los momentos adversos, en ocasiones el humor es lo que necesitamos para empezar a arreglar las cosas.

5•Si sentimos que nuestro día ha sido malo, pensemos en las cosas buenas que ocurrieron en ese día, pensemos en cuán peores pudieron ser las cosas. Nos sorprenderá lo bueno que puede parecer nuestro día cuando lo miramos de esa forma.

6•Tener un sentido de control sobre nuestra vida es una parte importante del pensamiento con visión positiva.
Empiecen a ponerlos en práctica y verán como mejora la vida
Cariños y sonrisas
Irene 



miércoles, 16 de noviembre de 2016

BUSQUEMOS MOTIVOS PARA AUMENTAR LA DIVERSIÓN EN NUESTRA VIDAS (VOLUNTARIAMENTE)

Las personas que se divierten con frecuencia en sus vidas suelen ser más felices y positivas, ya que no todo es trabajo fastidioso y monotonía interminable.
Según el diccionario, diversión es una actividad que produce placer y distrae de las preocupaciones y el aburrimiento.
Sin embargo no todo lo que nos ayuda a no pensar en nuestros problemas es divertido, porque no todo nos produce alegría.
Trabajar cómo locos, por ejemplo, nos puede ayudar a no pensar en los problemas familiares, pero no nos divierte, ni nos ayuda a resolverlos.
Así como nuestro cuerpo necesita dormir y descansar para recuperarse y funcionar adecuadamente, necesitamos divertirnos para recuperarnos del desgaste emocional y psicológico y aumentar nuestra salud y bienestar general.
La diversión nos brinda un descanso del trabajo duro y los desafíos.
Pero, recordemos que la diversión no es la misma para todos, así que es probable que tengamos que pasar algo de tiempo buscando una actividad que nos parezca divertida.
Siempre dediquemos un tiempo para reírnos.
Salgamos con los amigos que nos hacen reír, vamos al teatro a ver un comediante o miremos una película divertida.
Será difícil pensar de forma negativa cuando nos estamos divirtiendo.
Cariños y sonrisas
Irene


martes, 15 de noviembre de 2016

HAY QUE FIJARSE METAS SIGNIFICATIVAS

Cualquiera que sea nuestra meta, debemos mantenernos ocupado trabajando para alcanzarla y debemos creer con todas nuestras fuerzas, en el objetivo que nos fijamos.
Cuando hayamos alcanzado nuestra primera meta, nos veremos inspirados para continuar con las otras metas, así como para fijarnos metas nuevas en la vida.
Con cada meta que alcancemos, sin importar cuán pequeña sea, ganaremos confianza y nuestra  autoestima aumentará, generando un mayor pensamiento positivo en nuestra vida.
Esforcémonos para alcanzar nuestras metas, incluso si solo damos pasos pequeños, puede hacer que nos sintamos más feliz. 
Cariños y sonrisas
Irene