QUÌMICA DEL CEREBRO Y LA DEPRESIÒN


Yo se que este artículo es un poco largo, pero es bueno saber como funciona nuestro cerebro, por eso se los traigo.
El cerebro humano funciona de un modo similar a un automóvil, con líquidos llamados neurotransmisores.
De la misma manera en que su automóvil tiene líquido de frenos, anticongelante, líquido de transmisión y aceite – su cerebro funciona gracias a los neurotransmisores.
Algunos nos aportan energía, como aquellos relativos a la adrenalina, algunos controlan los movimientos del cuerpo (la “dopamina” es un ejemplo), y otros controlan el estado de ánimo.
El neurotransmisor cerebral que se asocia con frecuencia con la depresión se llama serotonina.
La serotonina es el “aceite” del cerebro, es un neurotransmisor de acción lenta que se asocia con el sueño, el apetito, la energía, el estado de alerta y el estado de ánimo – por nombrar algunos.
Siguiendo con  el automóvil como ejemplo, si conducimos nuestro auto desde Arica a Puerto Montt a una velocidad de 200 km/h, permitiendo que el motor se caliente durante mucho tiempo, es obvio que utilizará más aceite.
Mientras continuemos agregándole combustible, seguirá andando.
Ahora supongamos que durante nuestro viaje, por cada dos cuartos de aceite que quemamos, sólo reemplazamos un cuarto.
Cuando hayamos llegado a  tendremos bastantes cuartos menos y el motor estará, obviamente, recalentado y habrá trabajado forzadamente.
Durante periodos prolongados de mucho estrés, el cerebro quema su aceite, la serotonina, a una velocidad muy alta.

Por consiguiente, tanto en la depresión como en el estrés: ¡el cerebro quema mucha más serotonina de la que puede reemplazar!
El resultado final, después de muchos meses de estrés severo, es que el cerebro consume la serotonina más rápido de lo que la puede generar o reemplazar. Su nivel neuroquímico de serotonina baja, y nos deprimimos.
Espero no haberlos aburrido, cariños y sonrisas
Irene


Comentarios