TOMARSE EL TIEMPO NECESARIO PARA PERDONAR






Nadie nos está presionando para que perdonemos.
Tomémonos todo el tiempo que necesitemos para curar heridas (emocionales).
Es natural que no podamos perdonar una semana, un mes o incluso un año después de lo que sucedió.
Mientras el dolor todavía pueda sentirse y el recuerdo del incidente siga vivo, pensar en el perdón podría no ser la opción correcta para nuestra curación.
Y cada uno tiene tiempos distintos.
Pero, entendamos que la aceptación es la base para el perdón.
La aceptación significa que estamos listos para reconocer que ni nosotros ni nadie más puede borrar lo que ya sucedió. Lo que pasó, pasó!
La aceptación es saber de que no podemos cambiar el pasado, pero que siempre tenemos la oportunidad de sacar lo mejor de la situación desde ahora.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO