BASTA DE QUEJAS Y DISFRUTEMOS MÁS

Amarnos a nosotros mismos implica necesariamente hacernos responsables de nuestras acciones, sin victimismo ni lamentos.
Vivimos en un planeta que ha dispuesto una serie de factores que nos ayudan a progresar y a sentirnos mejor con nosotros mismos y con el entorno si las aprovechamos.
¿Tiene algún sentido pasar el día quejándonos?
Quejarnos nos pone en el papel de víctimas, como si no tuviéramos ningún tipo de control sobre las emociones que sentimos.
Y esto es totalmente falso, tenemos el poder para interpretar cada situación como queramos.
Sin embargo es mucho más fácil quejarse que tomar cartas en el asunto y tratar de revertir las cosas.
Cariños y sonrisas
Irene
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO