SEAMOS MÁS NIÑOS Y SEREMOS MÁS FELICES

El amor debe crearse y renovarse cada día, al igual que la amistad más sincera y enriquecedora, o el cariño por un hijo o la complicidad por nuestras mascotas.
Lo que ofrecemos y lo que recibimos no se puede tocar, es el aliento de nuestras emociones.
Las cosas más bonitas, en ocasiones, siempre han están ahí, a nuestro alrededor.
Sin embargo, no podemos verlas, porque durante gran parte del día llevamos un aparatoso filtro en el cerebro activado por las rutinas, los automatismos, los pensamientos rumiantes, mecánicos.
Rick Hanson es un neuropsicólogo de la Universidad de San Francisco, famoso por libros como “La conexión de la felicidad” o “El cerebro de Buda”. En ellos, nos revela algo importante que deberíamos tener en cuenta:
Nuestro cerebro no sabe ser feliz, sin embargo se guía por las recompensas.
Desde que nacemos, y a lo largo de nuestra infancia, somos unos maravillosos cazadores de recompensas, pero esas recompensas tan esenciales, tan puras, que al día de hoy, llegada la madurez, ya hemos olvidado ese placer innato por ellas.
Solo los niños saben disfrutar tanto de este presente, del aquí y ahora.
Les basta con soñar para sentirse gratificados.
Un paseo, un juego, un descubrimiento, un abrazo o un “estoy orgulloso de ti” le sirven a una mente infantil como el mejor de los regalos.
Rescatemos nuestros niños internos y seamos mas felices.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO