QUINTA Y SEXTA PREGUNTAS (Y ÚLTIMAS) SOBRE EL SENTIDO DE LA VIDA

¿Sabemos que el sentido de la vida puede ser también el punto donde se une nuestra pasión y lo que el mundo necesita?
De esta premisa es que surge la quinta pregunta: ¿Cuáles son nuestros mayores talentos?
No es preciso ser médico o ir de voluntario a un pueblo a miles de kilómetros de nuestra casa, podemos hacer algo por el barrio o la comunidad.
Desde plantar un árbol a limpiar los parques los fines de semana. 
Si somos buenos para cantar, hagamos felices a los niños de un hospital; si el baile es lo nuestro, organicemos un espectáculo para los ancianos que viven en un geriátrico.
Y justamente en relación a ello, viene la sexta pregunta ¿Qué trabajo haríamos una y otra vez sin cansarnos, aunque no recibiéramos una paga?
Antes que nada, ya sabemos que se necesita el dinero para pagar la comida, la renta o la hipoteca.
Esta pregunta, aclaramos que esto se refiere a las actividades que nos encantan hacer y que no nos importaría no ganar un sueldo al hacerlas. Por ejemplo, ayudar en un comedor infantil. Quizás no lo hagamos a diario, sino una vez por semana. Pero si aún así nos sentimos satisfechos, no es un trabajo.
Si nos llena de orgullo y nos “completa” quiere decir que somos buenos en esta tarea.
Tal vez sea tiempo de dejar de hacer horas extras en la oficina para ganar un dinerillo extra y empezar a disfrutar de las cosas buenas que tiene la vida, como la sonrisa de un niño o un “gracias” junto a un gran abrazo.
¡Empecemos a vivir si queremos conocer el sentido de la vida! Y todas estas preguntas tendrán su respuesta.
Cariños y sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO