CULPA Y PERDÓN

Como en el caso de la culpa, el perdón es unos de los pilares fundamentales de nuestra cultura y filosofía judeo-cristiana.
Son dos conceptos que están íntimamente relacionados ya que como hemos visto anteriormente todos nacemos culpables por el pecado original, lo primero nada mas nacer es solicitar el perdón a través del bautismo.
Dentro de nuestra cultura hay dos polaridades, estas se ven representadas por el antiguo y nuevo testamento.
El Antiguo Testamento nos daría el mensaje de un Dios rencoroso que para hacerse mas poderoso y temeroso ante los ojos de su pueblo no perdona una falta y castiga.
El Nuevo Testamento nos llevaría al otro extremo por que el que si alguien nos agrede no solo lo perdonamos sin plantearnos el agravio sino que “debemos poner la otra mejilla”. Ambos conceptos están muy mezclados, y aparecen en numerosos guiones de nuestra vida y mandatos, pero sobre todo el primero deja muy enganchado al que lo sufre.
Y vivirlos como la incapacidad de perdonar una ofensa y elegir vivir en el rencor en lugar de pasar la página, conlleva un desgaste psicológico muy grande y en algunos casos va royendo el alma poco a poco hasta que la destruye.
En definitiva la cuestión es elegir vivir en un guión y SOLO SOBREVIVIR; o realizar aquellos duelos abiertos y presentes en nuestra vida y VIVIR LIBRES Y AUTÓNOMOS, y por lo tanto más felices.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO