EVITEMOS PERSONALIZAR PARA NO ECHARNOS LA CULPA DE TODO

A menudo podemos sentirnos (o imaginarnos) que somos atacados verbalmente por los demás, o pensar que los otros nos miran mal, incluso podemos pensar que critican algún aspecto de nuestra vida o comportamiento.
Por lo tanto, personalizar consiste en asumir que tenemos la culpa de todo lo que sale mal.
Si pensamos así de forma exagerada, podemos volvernos paranoicos y pensar que no le agradamos a nadie o que no quieren pasar tiempo con nosotros, y que todo pequeño movimiento que realizamos va a decepcionar o a molestar a alguien.
Alguien que está personalizando puede pensar “María no me sonrió esta mañana. Debo haber hecho algo que la molestó”.
Sin embargo, es más probable que María solo haya tenido un mal día o que esté preocupada por algo que le esté pasando y que su estado de ánimo no tuviera nada que ver con nosotros.
Evitemos personalizar y seremos más felices.
Cariños y sonrisas
Irene
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO