5.- LA IMPORTANCIA DE HACER ACTIVIDAD FÍSICA

Realizar alguna actividad física en el día, cambia el día.
Si estábamos cansado, estaremos con más energía, si estábamos preocupados, estaremos menos tensos.
Inclusive, si sufrimos de insomnio, podremos relajarnos y conseguir el sueño, lo cual nos permite además tener mejor humor, estar más lúcidos y focalizados.
Hacer ejercicios también funciona de manera muy poderosa para calmar trastornos de ansiedad.
Un Estudio realizado por Daniel Lenders, de la Universidad Estatal de Arizona, indica que ejercitar funciona mejor que la relajación, que la meditación y música terapia, para episodios de ansiedad.
Así mismo, se realizó un estudio a través del cual, se comprobó que aún sin perder peso, a las personas que se le había asignado una rutina de ejercicios de 6×40 mins, luego del mismo tenían una mejor percepción de su cuerpo, en comparación con el grupo que se le asignó una actividad de lectura.
Los beneficios de la actividad física, trascienden todo lo relativos al cuerpo. Un estudio comprobó que aquellas personas con trastornos depresivos, a quiénes se le había suprimido todo tipo de droga y en su reemplazo realizaban distintas rutinas de actividad física, mostraban altos índices de recuperación, y lo más importante, bajos índices de recaída, en comparación con aquellos que sólo habían seguido un tratamiento con medicamentos.
Claro, me imagino que en un día frío, o luego de una jornada agotadora, es más fácil quedarse en el sillón, “relajándonos” con un café, mirando una serie o leyendo un libro, lo cual no está para nada mal, el caso es, que elijas hacer SIEMPRE eso.
Para aquellos que necesitan cambiar de una vez por todas la energía del día, y un café, una cerveza, un sillón, no devuelve nada positivo, ejercitar es el mejor antídoto.
Aunque en un principio cueste juntar coraje para salir a caminar, correr, andar en bicicleta durante una mañana helada, o una tarde de mucho calor, o una noche, luego de resolver todos los problemas de un día agotador, si finalmente nos animamos a hacerlo, la sensación al regresar a nuestra casa, va a ser fantástica.
Nos sentiremos más fuertes, más vivos, más sanos, más poderosos, porque hemos logrado hacer algo que no habíamos pensado que íbamos a poder hacer.
Es un paso más de superación personal.
Intentémoslo, es parte de este hermoso trabajo diario de ser más feliz.
Cariños y sonrisas
Irene
 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO