CUATRO PASOS DE PROGRAMACIÓN NEUROLINGUÍSTICA PARA PARAR UN ATAQUE DE PÁNICO

Anotemos estos cuatro pasos al frente de una tarjeta con una lista de frases tranquilizadoras por detrás. 
Marquémosla con colores fuertes para que se nos haga más fácil de encontrarla, llevémosla con nosotros a donde quiera que vayamos hasta que memoricemos los pasos. 
Los Cuatro Pasos:
  • Relajémonos
  • Paremos Los Pensamientos Negativos
  • Usemos Frases Tranquilizadoras
  • Aceptemos nuestras Emociones
Paso 1. Relajémonos con respiraciones lentas, hondas y completas.
Digámonos que solo nos está dando un ataque de pánico y que no nos está pasando nada más serio que eso.
Continuemos con respiraciones lentas, hondas y completas que relajará nuestro cuerpo y parará el exceso de adrenalina.
Paso 2. Paremos Los Pensamientos Negativos gritando la palabra "¡¡¡ALTO!!!" de manera muy fuerte dentro de nuestra cabeza. Así estamos interrumpiendo el mensaje de emergencia que el cerebro está enviando y rompemos el círculo vicioso de repetirnos a nosotros mismos frases catastróficas una y otra vez dentro de nuestra cabeza y reemplazamos el mensaje de miedo con uno de calma.
Paso 3. Use Frases Tranquilizadoras
Una frase tranquilizadora es una frase positiva que es tan o más fuerte que la frase catastrófica que hemos usado para generar el miedo.
Por ejemplo, si pensamos que nos está dando un ataque al corazón (un miedo común durante un ataque de pánico) entonces quizás nos estemos repitiendo: ¡Me voy a morir, Dios mío, me voy a morir!"  Entonces gritamos "¡ALTO!" y reemplaza ese pensamiento de miedo con una frase positiva que nos ayude a controlar la situación como "Solo me está dando un ataque de pánico y terminará en tres minutos si me relajo" o "Estoy bien, todo esta bien".
Paso 4. Aceptemos nuestras Emociones
El minimizar esta experiencia por lo general solo sirve para que se repita.
Identifiquemos que emoción estamos sintiendo (mayormente miedo) y encontremos una razón por la cual la sentimos.
Si nos está dando un ataque de pánico porque sentimos miedo de que nos esté dando un ataque al corazón, es válido el sentir miedo de eso y tomemos las precauciones necesarias. Visitemos a nuestro médico con regularidad para confirmar que el corazón está saludable.
Y luego, cuando usamos una frase tranquilizadora que nos recuerda que fuimos al médico recientemente y que nuestro corazón estamos bien, podemos asegurarnos que no nos está dando un ataque, que es sólo un ataque de pánico y que ya pasa.
Nuestra mente tiene el poder de influenciar de una manera muy poderosa nuestras estrategias negativas a las situaciones y al cambiar nuestros pensamientos por pensamientos positivos, podemos lograr cualquier meta, resolver cualquier problema y crear la excelencia que deseamos en cada área de nuestra vida.
Cariños y sonrisas
Irene
 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO