MANEJEMOS LAS COSAS QUE SI PODEMOS MANEJAR: TRATARNOS BIEN


HABLÉMONOS BIEN
Todos tenemos una voz en nuestras cabezas y casi siempre es muy crítica
Tomemos consciencia las veces que durante el día nos enviamos mensajes negativos a nosotros mismos.
Nos sorprenderá con que frecuencia nos criticamos al cabo de un día, con ese diálogo interno.
Tratemos de hablarnos con compasión, con frases más positivas y estimulantes y veremos como nuestra actitud empieza a cambiar rápidamente.

Mensajes del tipo: “todo el mundo se equivoca”, “equivocarse es humano”, “un fracaso no me convierte en un fracasado” o “sólo fallando se aprende”. Entender que el error es solo una enseñanza.
Estas consignas hacen de nuestro día, un mundo mejor.
Cariños y sonrisas
Irene


Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO