sábado, 7 de mayo de 2016

PRESTEMOS ATENCIÓN A NUESTRO LENGUAJE CORPORAL

Según el neurocientífico Amy Cuddy, podemos demostrar el poder y la confianza simplemente cambiando la manera en que sostenemos nuestro cuerpo.
Por ejemplo, la adopción de una postura de confianza con los brazos en las caderas y piernas bien posicionadas aumenta la testosterona y disminuye la hormona del estrés cortisol.
Con el lenguaje corporal enviamos mensajes a nuestro cerebro de cómo nos sentimos y qué queremos transmitir, y nuestro cerebro responde al momento.
 Ante situaciones que puedan generarnos estrés, practiquemos posturas de fuerza para informar a nuestra mente de lo que esperamos de ella. 
Y seamos claros en nuestros mensajes!
Tal vez recordemos a nuestros padres y maestros de escuela que nos decían sobre sentarnos con la espalda recta .
Una buena postura es importante, es un signo de buena salud en general y la juventud y puede hacer la diferencia entre una buena y una mala impresión.
Cariños y sonrisas
Irene

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.
Todo me alienta para seguir buscando y compartiendo artículos que nos hagan sentir mejor y con mayor bienestar psicológico.
Cariños y sonrisas

CEREBROS FELICES