MEDITACIÓN U OTRA PRÁCTICA SIMILAR PARA SER MÁS FELICES


Practicar algún tipo de meditación, asienta la felicidad en el cerebro

La meditación o su enfoque más actual, el mindfulness, son prácticas de origen ancestral que han demostrado ser excelentes hábitos para mejorar el enfoque, la claridad y la capacidad de atención.
Y ahora se ha descubierto que también contribuyen a mejorar nuestros niveles de felicidad.

Un estudio desarrollado por los investigadores del Hospital General de Massachusetts analizó los escáneres cerebrales de 16 personas antes y después de su participación en un curso de ocho semanas de Mindfulness.
El estudio, publicado en la revista Psychiatry Research llegó a la conclusión de que al finalizar el curso, las partes del cerebro de los participantes asociadas con las compasión y el nivel de conciencia, crecieron.
En cambio, las partes asociadas con el estrés se redujeron.

Literalmente, la meditación limpia y calma la mente, es un modo sencillo, barato y ecológico de generar felicidad.

Experimentamos sentimientos de calma y satisfacción, así como la toma de conciencia y empatía.
Nuestro cerebro posee plasticidad, es decir, se puede transformar, con sólo ocho semanas de práctica, los resultados son notables en cuanto a niveles de felicidad alcanzados y esa es una de las grandes ventajas de esta disciplina. 
Una estupenda posibilidad que vale la pena aprovechar  y que está probado por la ciencia .

cariños sonrisas
Irene

Comentarios

Entradas populares de este blog

La esperanza y el humor te ayudara a ser más positivo frente a la vida

LA ACTITUD DESIGNA EL ESTADO DE ÁNIMO